la Vuelta 08. 21º etapa: Contador, el quinto magnífico

Madrid corona el triplete del ciclista del Astana en una jornada plagada de sustos
admin -
la Vuelta 08. 21º etapa: Contador, el quinto magnífico
la Vuelta 08. 21º etapa: Contador, el quinto magnífico

Foto: Tim de Waele

Felice Gimondi. Jacques Anquetil. Eddy Merckx. Bernard Hinault. Y Alberto Contador. Ya no son cuatro los mosqueteros del ciclismo. Son cinco. Pasado, presente y futuro del ciclismo. Los cinco nombres lo congenian juntos. A Contador no le hacen falta acompañantes. Él lo es lo todo. Pasada, su victoria en el Tour de 2007 y en el Giro de 2008. Presente, el oro de la Vuelta. Y futuro. El que se extiende ante él. Sobre sus prometedores y tempranos 25 años. El mundo postrado ante sus piernas. Las que le llevaron en volandas hasta lo más alto del Angliru. Hasta Fuentes de Invierno. Hasta Navacerrada. Su puerto convertido en morada. Su Vuelta. Su ciclismo.

 

Contador es un ciclista con alma de coleccionista. Guarda jilgueros en Pinto, el pueblo que hoy se vació. Sus escasos cuarenta mil habitantes emigraron a la gran ciudad. Para hacer culto. A su Dios. El Mesías del ciclismo español. El que también recopila colores. Amarillo jaune del Tour. Rosa italiano. Y dorado. El de la Vuelta. Su último gran éxito. Triple corona que camufla la desdichada cicatriz que le acompaña desde la fatídica caída que avivó su cavernoma en la Vuelta a Asturias. Olvidado. Y en el mismo escenario. Volvió allí, a la tierra de los picos más europeos para redimirse. Con las balas cargadas. Pistola a punto. Ojo y bala en la misma dirección. Y dejó a la Vuelta herida. Muerta desde el Angliru.

 

Puro trámite. Todo Madrid se echó a la calle. Se olvidó  de Rafa Nadal. De Verdasco. De Feliciano López. Nada de raquetas. Bicis. Lo que debía ser un paseo triunfal para los 131 supervivientes de la Vuelta del espectáculo se tornó en una alegoría de los soldados que retornan a casa tras la guerra. Heridos de combate se marcharon David Herrero, José Ruiz, que tuvo que tumbarse varios minutos en el suelo para recuperarse y Joaquim Rodríguez, con heridas en su brazo izquierdo que tambalean su participación en la prueba en ruta del Mundial de Varese. Contador no disputó la loca llegada. Tampoco Valverde. Ni Sastre. Los tres rodaron tranquilos en las últimas vueltas por el Paseo de la Castellana. Lucimiento.

 

Etapa para Breschel

El danés Matti Breschel fue el más rápido. Dejó sin victoria a Koldo Fernández de Larrea y al Euskaltel- Euskadi, que se despiden agónicos y huérfanos de líder desde la etapa reina. Comandaron la entrada del pelotón en el último paso por la Cibeles. A ella se encomendaron. A la diosa madrileña. Pero nada. No hubo manera. El del CSC se invistió en la llegada a la capital hispana. Sin Boonen ni Benatti, ni Freire. Pero no importa. Las victorias suman igual. Como la de Contador. Su corona fue más grande. Triple.

 

"Me quito un peso de encima. Se me daba ya por ganador desde el mes de marzo y cuando te cargan tanto de presión resultan más difícil los objetivos". Ese lastre ya no le abruma. Ahora el peso se suma en kilos. Los de la triple aureola con la que Víctor Cordero le obsequió en el podium, una vez vestido con el dorado de la Vuelta. Reluce. "He trabajado a conciencia para conseguir esta victoria". Suya ya. La que le une a Gimondi, a Anquetil, a Eddy Merckx y Bernard Hinault. Los cuatro dominadores. Con él cinco. Magnífico. ainara@ciclismoafondo.es

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Universitaria, soltero, familias, viajeros, ejecutiva… Sea cual sea tu perfil de vida...

Sabemos que no decís "no" a un reto y más si os puede llevar hasta la Garmin Titan De...

Proporcionar una posición cómoda sobre la bici y una gran absorción de las irregulari...

Mejoras en la aerodinámica, rendimiento y diseño a un nuevo nivel...

El sillín mítico, SLR evoluciona con una versión ultra ligera que se mantiene como la...

La Ronde Van Vlaanderen vivirá otro momento legendario durante los primeros días de s...