La Vuelta 2010. 2ºetapa: Cuando uno no esta bien...

Yauheni Hutarovich irrumpe en Marbella y deja a los sprinters sin probar bocado en la primera etapa en línea de la Vuelta donde Freire no quiso arriesgar pero reconoció no estar “todo lo bien que me gustaría”
admin -
La Vuelta 2010. 2ºetapa: Cuando uno no esta bien...
La Vuelta 2010. 2ºetapa: Cuando uno no esta bien...

A Óscar Freire nunca le faltan las explicaciones, tampoco los motivos infundados cuando se pierde entre jerseys de galgos recién salidos a todo tren de sus posiciones. Mastines con hambre. Un día, con su noche correspondiente llevan sin comer. Largo. Interminable. Lo mismo que duró la primera etapa de la Vuelta a España. Entreno matinal, ducha vespertina y etapa nocturna. Y después control antidoping, suplicio a las dos de la mañana. Lo tuvo que soportar Cavendish, y todo el equipo HTC-Columbia, los triunfadores del exitoso experimento sevillano. "El día se hizo todavía más duro, más largo". Más eterno. Infinito. Ése es el refugio de Cavendish, el más rojo entre los rojos. De jersey por líder entendido a mofletes colorados por el calor, "increíble", dice el de Man. Está acostumbrado a las corrientes de aire que azota la isla británica por todos los lados y la humedad marbellí le deja sin respiración. Se magnificó ésta en el ladeo de los últimos kilómetros. Perdido Cavendish, cuando la rueda de Goss dijo basta. Perdido Bennati, a pesar de que los vatios de Kreuziger dinamitaran al tren de 'bad boy' en los últimos kilómetros. Perdido Farrar, por su ambición incontenida. Por su propia codicia de lanzar el sprint sin pensar en lo que llevaba a rueda. Un sinfín de coartadas.


Freire se evade. Mucho riesgo para ser la primera etapa. Y pocas fuerzas también. "No estoy todo lo bien que me esperaba para ser esta primera etapa", no le importa admitirlo. Pero sí saberlo, sentir el traqueteo del resto de canes hambrientos superándole. Devorándole. "Me queda el consuelo de que muchos de mis rivales no se han metido a disputar", dice el cántabro. Inalterable. Le queda camino hasta Melbourne. Kilometradas que partían desde Marbella con dirección Australia. Esto solo era un chequeo, una toma de contacto. Exacto cuaderno de vida escribe Mark Cavendish, él aún con más páginas escritas que por escribir, por eso de la juventud. Maldita lozanía. No le impide añadirse marcas históricas, hitos que con el paso de los años solo cuentan los locos del ciclismo. El primer chaval en vestir el rojo de la Vuelta a España. Le faltó ganar también con él. Mofletes rojos avistó en Marbella cuando la locura del último kilómetro desató al Lampre de Petacchi de esquina a esquina, sin rumbo. Solo con el ánimo de descolocar al Liquigas que cerraba filas para insuflar el ánimo necesitado de Bennati.


"No iba a conseguir nada"

Ni con esas ganó. Él no tenía excusas porque apenas apareció cuando Farrar se tomó el mundo por montera y a corazón abierto tiró de alma y pasión para lanzar en solitario la llegada. Goss apartó la figura que imita a Renshaw. Todo quedaba hecho, "espléndido, tanto él como el resto del equipo", dijo Cavendish, el jefe supremo, "por eso me duele más no ganar para devolvérselo". Faltó la guinda roja. Y mientras Freire meditaba en plena línea de meta, ni mirar atrás quería, "no he querido meterme porque había mucho riesgo, porque ha aparecido el viento", porque... "Porque cuando uno no esta bien...No iba a conseguir nada", hilvana. Cuestión de economizar esfuerzos.


En eso, y en todo les ganó Hutarovich la partida. "Sinceramente, no le conozco", acopló Freire a su propia defensa. "Pues vengo de ganar en Polonia y estoy en buena forma. "Para mi no ha sido ninguna sorpresa", levantaba entonces la voz bielorrusa de la Française des Jeux, uno de esos equipos que año tras año recibe críticas por la calidad de sus corredores y que rasca premio en la primera etapa en línea. Deberes cumplidos. Tarea diaria en la que se empeñó Marcos García en la subida culminante de la etapa que "fue siempre para arriba", decía Cavendish ahogado. Hasta el tobogán lanzadera de los últimos diez kilómetros.


Marcos García provoca el estallido

En el cometido de realzarse como perla del Xacobeo-Galicia centró esfuerzos el de San Martín de Valdeiglesias para cazar a la escapada condenada a la muerte desde que hizo su salto del gran grupo. Johnnie Walker, etiqueta negra del pelotón, Delage, Buffaz y la presencia obligada del maillot del Andlaucía-Cajasur vestido en la ocasión por Javier Ramírez Abeja disfrutaron de seis minutos de ventaja y un centenar de kilómetros en cabeza. Por eliminación, calor, humedad y caídas fueron cayendo. A Buffaz le vino todo a la vez y subiendo el Alto de Pruna se fue al suelo. Para cuando se levantó, ya tenía el francés a la ambulancia esperándole y su clavícula partida en dos.


García los atrapó en la trampa de los últimos kilómetros. Pero ya era tarde. En el fondo, éso era lo de menos. Avistó su figura en portada. Aviso y declaración manifiesta. Para entonces al HTC-Columbia ya le había sonado la alarma del móvil. Despertador sonoro que escucharon el Lampre y el Liquigas para complicarle a Cavendish la llegada. A él y a todos. "Venían corredores del mismo equipo por todos los lados, ha sido de locos", resumía el inglés. Siguió la rueda de Farrar ante la desaparición repentina de Petacchi. La equivocada. Emergió de la nada entonces Hutarovich, entre las vallas para presentarse ante el público de la ostentosa Marbella. Húmedo, como Freire. Petrificado. Cuando vio que su reloj no sonaba ni lo pensó. A dormir. Es el mejor antídoto para la recuperación cuando uno no esta bien.



PINCHA AQUI PARA VER LAS FOTOS DE LA VUELTA A ESPAÑA



Debate sobre la Vuelta en nuestro foro

Opina en el blog



- Los favoritos


Te recomendamos

La compañía estadounidense aceptó el reto de conseguir una versión de su bici escalad...

¿Qué sillín Syncros necesitas? Comparamos dos opciones de precios populares para cicl...

La marca alemana SKS, referente en bombas, herramientas y accesorios, estrena los Spe...

Diseñadas en la alta competición, adaptadas para todos los ciclistas...

Salimos a rodar con el Ventral Air SPIN de Poc, un casco cómodo y ventilado para hace...

Un modelo desarrollado en colaboración con el equipo del actual Campeón del Mundo que...