La Vuelta al País Vasco, fiel a su tradición

Tendrá lugar entre el 4 y el 9 de abril y constará de seis etapas
admin -
La Vuelta al País Vasco, fiel a su tradición
La Vuelta al País Vasco, fiel a su tradición

Allá por el norte de la Península Ibérica, entre Cantabria y Navarra, por encima de La Rioja, rozando Castilla y León, se encuentra un territorio, una zona, un lugar, en el que que ese aparato llamado bicicleta es un símbolo de una historia en la que ésta, la bicicleta, ha ocupado alguna de las páginas más hermosas, más bellas. Allí el ciclismo es una pasión, casi una religión. Allí la afición por ese deporte de los pedales se asemeja a la que se vive en Bélgica, en Holanda. Allí, cada mes de abril, cientos y cientos de personas cogen su mochila, su camiseta naranja, su maillot del Euskaltel, y se acercan a las carreteras, acampan en las cunetas y esperan, horas y horas, a que pasen esos héroes vestidos de ciclistas.

Ese territorio es Euskadi, donde se disputará, entre el 4 y el 9 de abril, la 51ª edición de la Vuelta al País Vasco, la carrera que alguna vez ganaron Gino Bartali y Jacques Anquetil, Luis Ocaña y José Luis Laguía, Julián Gorospe y Sean Kelly, Stephen Roche y Claudio Chiapucchi, Tony Rominger y Laurent Jalabert, Denis Mechov y Alberto Contador. Corredores ilustres que un día lucieron su nivel por las rampas y las curvas vascas, las que nunca faltan, las que jamás fallan a la cita. En 2011, como en 2010, como en 2009, como siempre, la Vuelta al País Vasco será un paraíso del espectáculo, una competición en la que lo verde y las cuestas empinadas serán las protagonistas. Una carrera acta sólo para valientes, para los explosivos, para los que lleguen con un buen estado de forma. Le necesitarán para hacer frente a un recorrido que sigue fiel a las líneas del modelo que triunfó en ediciones pasadas. Si algo funciona, para qué cambiar.

Arrancará en Guipúzcoa, en Zumárraga, el pueblo de Iñaki Urdangarin. Para comenzar, para que los protagonistas entren en calor, para que se vayan acostumbrando, se ha diseñado una etapa de 149,5 kilómetros, con la barbaridad de siete puertos, dos de segunda categoría, cinco de tercera. Cuando el olor de la pancarta de meta ya pasee por el pelotón, cuando se huela el final, cuando los nervios aparezcan, cuando la ansia por ser el mejor, por ser el primero, por llegar antes que nadie, llegue, se toparán con la subida a la Ermita de 'La Antigua', la que fuera parroquía de Zumárraga, en el Macizo de Izaspi, en la media ladera del Monte Beloki. Entre olmos y caseríos, por una vía estrecha y empinada, a tres kilómetros de que todo acabe, deberán afrontar la primera batalla.

La segunda llegará enseguida, sin tiempo para el descanso, sin tiempo para la recuperación. Lekumberri acogerá la llegada de un día en el que, otra vez, qué pesadilla dirán los ciclistas, siete ascensiones se cruzarán en el camino. Una de ellas, la de Azpiroz, de primera, les llevará, tras una pequeña bajada, a la meta. Fue el escenario que, en 2004, eligió Denis Menchov para alejar del triunfo a dos locales, a dos vascos, Iban Mayo y David Etxebarría. Rampas para gente con chispa, con fuerza. Rampas pequeñas pero durísimas. Un clásico de la Vuelta al País Vasco.

Despues de dos días de desgaste, de emoción, de demarrajes, o eso, por los menos, se espera, tocará un día para, en teoría, descansar o, mejor dicho, no cansarse más de la cuenta, para guardar fuerzas. Dos puertos de segunda, uno de tercera, 177 km de distancia, son los ingredientes del tercer capítulo de la ronda vasca, el que les conducirá desde Villatuerta a Zuia-Murgia.

Pronto volverán a la guerra, a las carreteras sinuosas, al asfalto quebrado, viejo, a las rampas que parecen muros, a los trayectos de película. Toca el turno de Arrate, del Santuario de la Vírgen de Arrate, sobre Eibar, la marca que quedó de la fusión con la Euskal Bizikleta. Como cada año, como cada vez que una competición ciclista sube allí, la fiesta se apoderará de la carrera. La fiesta a la que el año pasado se unió un Samuel Sánchez pletórico, enrabietado por haberse quedado fuera de la pelea por la general.

De la tierra conquistada por Samuel marcharán a la quinta etapa, a la de Urkiola, Bikotzgane y otras cinco dificultades más. Terminarán en Zalla, donde, un día más tarde, se disputará la crono que todo decidirá, la crono que dirá quién es el ganador, quiénes ocuparán el podio. 24 kilómetros para saber el nuevo vencedor, el relevo de Chris Horner, si a éste no le da, claro, por repetir.


PASA A LA PÁGINA SIGUIENTE PARA VER LA LISTA DE EQUIPOS QUE CORRERÁN LA VUELTA AL PAÍS VASCO

Te recomendamos

La adaptación, la mejora que buscas en tu rendimiento, se produce con la recuperación...

Velocidad, rigidez, peso contenido y un funcionamiento exquisito son las característi...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Cargar con todo lo necesario para practicar tu deporte favorito y disfrutar al mismo ...

MMR estrena garantía de por vida: todos los cuadros y horquillas de sus modelos de ca...

La nueva Quartz Aero Disc de BH es una auténtica bici todoterreno para afrontar rutas...