Las claves del Footon-Servetto 2010, visto por Matxin

El Footon-Servetto-Fuji-Ampo reconstruye un año más el proyecto de 'Matxin', superviviente nato ante las tempestades y a base de ilusión, sin nombres se presentan como el equipo más modesto del pelotón pero que ya se ha anotado sus primeras victorias en el Tour Down Under y San Luis
admin -
Las claves del Footon-Servetto 2010, visto por Matxin
Las claves del Footon-Servetto 2010, visto por Matxin

Fotos: Rafa Gómez / Tim de Waele

El material es lo que marca la diferencia. No el objeto. Una flecha punzante puede dejar de serlo si su construcción es plástica. Inofensiva. Pero se convierte en arma letal si se hace de acero. Lo sabe bien Joxean Fernández 'Matxin', uno de esos arqueros cargado siempre de ballestas por simple protección. Por supervivencia. Cumple once años al volante de un coche dirigiendo corredores con su peculiar estilo "a veces arrogante", se confiesa, pero de excelencia motivadora, casi única en el pelotón. En los últimos dos años se ha visto obligado a disparar más flechas de lo normal. Por simple resistencia. Para aguantar con vida. Instinto resistente el suyo. Desde que Riccardo Ricco hizo estallar al Saunier Duval en el Tour del 2007 al técnico bilbaíno le planeaba constantemente una espada de Damocles que amenazaba con la muerte inminente y dispuesta a matarle a él y a su resquebrajado entorno, lo que quedó de aquel equipo que maravillo hasta el mes de julio y quedó asediado tras los positivos del propio italiano y de Leonardo Piepoli.

 

Ha sabido convivir Matxin con ese estoque. Nunca fue de acero. Juntó las cenizas del Saunier Duval y malvivió, "tuvimos las agallas suficientes para sacar equipo". Dice ahora. Lo sacó. Fuji y Servetto le dieron aire para una temporada en la que fue declarado non grato por prácticamente toda la familia de organizadores reseñables. Otro florete planeando. Inocente éste también. Se agarró el de Basauri a todas las ramas posibles en los doce meses del agobiante 2008. Todo por no caer. Ahora, como premio, un sinfín de apellidos adornan su equipo, completamente nuevo y renovado. Footon, Servetto, Fuji Ampo y Cantabria. Cinco firmas para batir a la espada de la muerte. "Todo aquello, las dificultades por sacar equipo me han acabado haciendo más fuerte", asegura sin dudar Matxin, "ahora, todo lo que nos pase no puede ser peor". Resultó toda una escuela de aprendizaje. Ahora, con sus pupilos del reconstruido Footon-Servetto, chavales casi recién salidos del colegio, pues su media de edad apenas sobrepasa los 24 años, aplica las lecciones que le ha dado la vida. Las de sostener la espada que te amenaza, porque nunca sabes si es de un letal acero, o de inofensiva madera.

 

Clases de motivación

Presume el Footon-Servetto de tener estrellas, pero todas encuadradas en su cuerpo técnico. El resto, los ciclistas, se basan en el hombre y el aprendizaje. En la ilusión y la motivación. El equipo más modesto del pelotón es el más revolucionario. Y también revoltoso. En lo que llevan consumido de temporada han gastado lo escaso de su presupuesto en dos concentraciones "con experiencias un poco atípicas", explica el propio Matxin: "buscan cargar la moral de cosas positivas. Hemos impartido clases de motivación para eliminar los miedos". Después de su carrera de supervivencia, ya no le teme a nada y lo mismo quiere transmitir a los corredores a los que "puede acongojarles la victoria, a veces da miedo llegar a ella pero una vez que la alcanzas se elimina ese terror".

 

La segunda de las reuniones del equipo buceó entre la red: "Hemos montado un training coach donde los corredores tienen un sitio web en el que comentan los aspectos positivos que van adquiriendo y aprendiendo". Y mucho más: "hemos logrado quitar el ridículo haciendo cosas impensables, como partir flechas con el cuello o caminar por el fuego descalzos". La forma más literal de describir su propio caminar en los últimos dos años: moviéndose entre llamas ardientes y con una flecha en el pescuezo dispuesta a dejarle sin respiración. Así ganan confianza, dice Matxin: "La flecha la tienes en el cuello, sabes que te puede matar, pero es de madera". Pusilánime amenaza "hasta que alguien lo comprueba y entonces coges esa confianza necesaria". La tiene él adquirida a base de azotes, de ocho grandes años y dos temporadas en el infierno que le tienen con los pies adosados al suelo. Nada de nubes. Se acabaron las grandes figuras y "esa arrogancia que a veces parece que transmito", repite. Ya no hay nombres pedaleando para Matxin, las grandes figuras se concentran en el cuerpo técnico.

 

Video en Youtube

Otra de esas "cosas impensables" del director deportivo del Footon-Servetto, de las más comentadas, dejó su sello en el portal de video en Internet 'Youtube'. Sin pavor a las represalias ni comentarios, a las críticas y lapidaciones se pueden ver a varios corredores de la plantilla dando vueltas en bicicleta al hotel donde se concentraban, parando en la entrada donde uno de los compañeros le ofrece al que da pedales un chupito de alcohol, que el osado debe beber rápidamente y continuar su camino. Una vuelta y otro chupito. Así sucesivamente. Escándalo público a la vista de todos. "¿Por ser ciclista no va a poder beber?", reta Matxin. "yo me limité a ser un espectador más, ni lo permití ni lo prohibí, pero por ser ciclistas ¿no van a poder hacer una broma? Igual alguno piensa que no salen y beben de vez en cuando...". No queremos engañar a nadie y no escondemos nada. Somos transparentes porque sabemos que en años anteriores el dopaje nos ha hecho mucho.

PASA A LA PÁGINA SIGUIENTE PARA CONTINUAR LEYENDO

Te recomendamos

Diseñadas en la alta competición, adaptadas para todos los ciclistas...

Salimos a rodar con el Ventral Air SPIN de Poc, un casco cómodo y ventilado para hace...

Un modelo desarrollado en colaboración con el equipo del actual Campeón del Mundo que...

Lo último en tecnología para proteger y optimizar el rendimiento del ciclista: así so...

Con los hermanos Simon y Adam Yates, Esteban Chaves y Matteo Trentin como grandes ref...

Velocidad, rigidez, peso contenido y un funcionamiento exquisito son las característi...