Milán-San Remo: Degenkolb gana la Classicissima

John Degenkolb ha conseguido su primer Monumento tras remontar en el sprint final a Kristoff que llevaba la delantera. Valverde, 20º, fue el mejor español. Lobato no pudo aguantar el ritmo en la subida a la Cipressa y se descolgó.
Carlos Faba -
Milán-San Remo: Degenkolb gana la Classicissima
Milán-San Remo: Degenkolb gana la Classicissima

Las lágrimas que derramaba John Degenkolb en el podio mientras sonaba el himno alemán en su honor ilustran a la perfección la grandeza de la Milán-San Remo, la Classicissima, la carrera que todo velocista sueña con ganar algún día.

Los 293 kilómetros del primer monumento del año han estado marcados por la lluvia y el frio que pusieron un punto extra de dureza. El tramo final de la Classicissima, los últimos 40 kilómetros, han sido muy movidos gracias al elevado ritmo y a la gran cantidad de movimientos y caídas que se produjeron.

En el descenso del Capo Berta, varias caídas provocaron un corte que permitió que Geraint Thomas, Luke Rowe y Ben Swift, todos ellos del Sky, cogieran unos segundos de ventaja con respecto al pelotón. Tras ellos salieron Stybar (Etixx) y Van Avermaet (BMC) formando un peligroso grupo cabecero que fue neutralizado en la Cipressa donde el elevado ritmo provocó que Lobato y Cavendish quedaran eliminados de la lucha por el triunfo mientras Kristoff y Bouhanni luchaban por mantenerse en el pelotón.

En el descenso de la Cipressa, Geraint Thomas y Daniel Oss (BMC) lanzaron una nueva ofensiva que les otorgó hasta medio minuto de ventaja. Su escapada duró hasta el Poggio donde Luca Paolini, que realizó una labor impagable en favor de su líder Kristoff durante toda la jornada, capturó a los fugados y descolgó a Greipel, Nibali y Pozzato entre muchos otros.

Gilbert aprovechó los últimos metros de subida para proponer un movimiento que fue seguido por Van Avermaet y posteriormente por Sagan, Cancellara, Matthews y Valverde, que estuvo muy atento  y participativo en el tramo final.

El peligroso descenso del Poggio llevó al suelo a Kwiatkowski, Gilbert, Stybar y Ciolek mientras Paolini marcaba, inalterable, el ritmo en cabeza de carrera. El fantástico esfuerzo del italiano duró hasta a falta de 300 metros donde se retiró para dejar en primera posición y a las puertas de repetir triunfo a su compañero Alexander Kristoff.

El noruego, que llegaba fatigado tras haber estado a punto de descolgarse en el Cipressa, fue el primero en lanzar la llegada en la mítica Vía Roma, que tras seis años de ausencia, volvía a acoger el final de la Milán-San Remo. Unos metros más atrás, Degenkolb, que había pasado desapercibido durante toda la jornada, había conseguido una excelente colocación a rueda de Michael Matthews, todo lo contrario a Peter Sagan a quien su mala colocación impidió entrar de lleno en la lucha por el triunfo.

El vencedor del pasado año lideró el sprint hasta que a falta de 50 metros Degenkolb lo rebasó y certificó una espectacular remontada que le permitió cruzar la línea de meta alzando los brazos y celebrando el triunfo más importante de su carrera deportiva. Kristoff, resignado, tuvo que conformarse con el segundo puesto mientras que Bling Matthews fue tercero.

Milán-San Remo 2015

  1. John Degenkolb (Giant/ALE) 6:46:16
  2. Alexander Kristoff (Katusha/NOR) m.t
  3. Michael Matthews (Orica/AUS) m.t
  4. Peter Sagan (Tinkoff/SLQ) m.t
  5. Niccolo Bonifazio (Lampre/ITA) m.t
  6. Nacer Bouhanni (Cofidis/FRA) m.t
  7. Fabian Cancellara (Trek/SUI) m.t
  8. Davide Cimolai (Lampre/ITA) m.t
  9. Tony Gallopin (Lotto/FRA) m.t
  10. Edvald Boasson Hagen (MTN/NOR) m.t

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...