Mundial 2010: Crono. Una 'Locomotora' sin sitio para dos

Fabian Cancellara, sin rival, voló para conquistar su cuarto Mundial
admin -
Mundial 2010: Crono. Una 'Locomotora' sin sitio para dos
Mundial 2010: Crono. Una 'Locomotora' sin sitio para dos

'Locomotora' proviene del latín 'loco', palabra que en nuestro vocabulario, precisamente, viene a la perfección para describir el camino trazado por 'Espartaco', el conductor de esa locomotora, en su aventura hacia la conquista del cuarto oro, único objetivo que, antes de empezar, antes de comenzar el vuelo por Geelong, aparecía tras esa melena de niño bueno que el chico de los dos motores humanos, uno en cada pierna, quería lucir, más brillante que nunca, con la luz alegre del arco iris, con el metal de oro colgando de su poderoso cuello, en el podio del Mundial 2010.

Así se dirigió al lugar de salida, punto de partida de una nueva exhibición del suizo de Berna, de tan sólo, aún, 29 años, con un palmarés envidiable, aquel ciclista con unas piernas que hacían creer, que hacían pensar a muchas personas que su bicicleta no era como la de los demás, como la del resto de corredores que se pelean con ella para llegar al mismo sitio mucho tiempo después. Es lo que les ocurrió, en esta ocasión, a un viejo escocés y a un joven alemán. David Millar, de 33 años, el único de los ganadores de medalla que no subió a un cajón en Mendrisio, y Tony Martin, de 25 años, bronce una vez más, fueron como niños jugando en la misma categoría que uno bastante más grande, bastante más rápido, muchísimo más potente.

Fabian Cancellara, una bestia sobre ruedas, voló, arriesgando al máximo, rozando la caída en cada curva, controlando su medio de transporte como si lo usara 24 horas al día, hasta distanciar a Millar en 1 minuto y 2 segundos, un mundo, y a Martin en 1 minuto y 12 segundos, otro mundo. El mismo mundo al que pertenece Richie Porte, uno de casa, de 25 años, séptimo en el Giro de Arroyo, en el que se dio a descubrir, en el que se vistió de rosa, y al que hoy le separaron 5 segundos del bronce.

Metal con el que soñó Luis León Sánchez, el murciano de Mula que firmó con su nombre la séptima plaza, a 2 minutos y 44 segundos de la 'Locomotora' de Berna. Mejor su tiempo que el de un cántabro que en una ocasión fue subcampeón del mundo, en 2005, en Madrid, cuando consiguió el mejor logro de su vida. Hoy, en otro continente, en otro país, en otra ciudad, Iván Gutiérrez se quedó a las puertas del top 15. Fue 17º, a 3 minutos y 42 segundos de Fabian Cancellara, el chico que voló por Geelong para conquistar su cuarto Mundial.

Te recomendamos

La compañía estadounidense aceptó el reto de conseguir una versión de su bici escalad...

¿Qué sillín Syncros necesitas? Comparamos dos opciones de precios populares para cicl...

La marca alemana SKS, referente en bombas, herramientas y accesorios, estrena los Spe...

Diseñadas en la alta competición, adaptadas para todos los ciclistas...

Salimos a rodar con el Ventral Air SPIN de Poc, un casco cómodo y ventilado para hace...

Un modelo desarrollado en colaboración con el equipo del actual Campeón del Mundo que...