París-Roubaix. Inmortal Degenkolb

John Degenkolb se ha convertido en el segundo ciclista en conseguir la victoria en la París-Roubaix y en la Milán-San Remo en la misma temporada. El alemán demostró en los últimos 10 kilómetros ser el más fuerte. En el podio le acompañaron Stybar y Van Avermaet.
Carlos Faba -
París-Roubaix. Inmortal Degenkolb
París-Roubaix. Inmortal Degenkolb

La París-Roubaix tiene una fisionomía, una leyenda y un prestigio que permite a todo aquel que la gana entrar en los libros de historia de este maravilloso deporte. Pero si a ello, le sumas la victoria, tan solo un mes antes, en la Milán-San Remo, en la Classicisima, accedes a la condición de inmortal, distinción ganada a pulso hoy por John Degenkolb.

El ciclista alemán del Giant-Alpecin se ha convertido en el segundo ciclista en la historia en lograr el doblete Roubaix-San Remo en la misma temporada. Sean Kelly, en 1986, fue el primero en lograr esta misma hazaña.

La baja por lesión de Fabian Cancellara y Tom Boonen, los dos grandes dominadores en el  Infierno del Norte en la última década, ha propiciado una edición tremendamente abierta y llega de emoción. Los tradicionales tramos cinco estrellas -Arenberg, Mons-en-Pevele o el Carrefour de l'Arbre- en los que la carrera por el ritmo, las caídas, pinchazos y averías se selecciona habitualmente no han cumplido con la costumbre y hasta los últimos 15 kilómetros al menos 30 ciclistas seguían con opciones de triunfo.

Hemos visto muchos ataques pero todos ellos sin convicción ni fuerza suficiente para romper el pelotón, pues la mayoría fueron realizados por corredores secundarios. Aunque hay que destacar el propuesto por Bradley Wiggins (Sky) a menos de 30 kilómetros de meta que ha hecho soñar a todo buen aficionado con un triunfo del Sir en su último día como profesional. Wiggo consiguió abrir un hueco interesante pero Etixx-Quick Step bloqueó el ataque al filtrar dos corredores en el corte. Ninguno de ellos pasaba a los relevos y el británico del Sky decidió que era demasiada carga que arrastras hasta meta por lo que abortó el intento.

A esas alturas ya habían quedado eliminados Geraint Thomas (Sky) por caída, Pozzato (Lampre) por pinchazo y Demare (FDJ) por avería y también se había producido la anécdota del día: a falta de 85 kilómetros, uno de los múltiples pasos a nivel que atraviesa la carrera se cerró debido a la inminente llegada de un TGV (AVE francés), lo que provocó que la mitad del pelotón pasará y la otra mitad quedará cortado tras las barreras. La organización neutralizó a aquellos que si fueron capaces de pasar hasta que el pelotón se reunificó de nuevo.

Van Avermaet (BMC) y Lampaert (Etixx) fueron los protagonistas del primer ataque decisivo para la resolución de la prueba. Con menos de 20 kilómetros para la meta, abrieron un hueco que se fue haciendo más amplio con el paso de los metros debido a la falta de organización en el pelotón donde nadie quería asumir grandes responsabilidades.

La renta, superior a los 20 segundos, inquietó a Degenkolb que, tras haber permanecido todo el día a rueda, saltó en solitario tras ellos y logró darles caza a menos de 7 kilómetros para el final. La tremenda exhibición de fuerza para alcanzarlos provocó que Lampaert y Van Avermaet no quisieran pasar al relevo favoreciendo la llegada poco después de Zdenek Stybar, compañero de Lampaert en el Etixx.

Stybar no sería el último en llegar pues según cruzaban la pancarta del último kilómetro, Lars Boom (Astana), Jens Keukeleire (Orica) y Martin Elminger (IAM) se unieron a la cabeza de carrera. Siete ciclistas entraron juntos al mítico velódromo de Roubaix para jugarse el triunfo. Una multitud para lo que habitúa a recibir.

Lampaert dirigió, pesando en Stybar, el sprint hasta a falta de 200 metros, momento en el que Degenkolb arrancó para dejar atrás con gran superioridad al resto de candidatos a la victoria. Dege cruzó, brazos al aire, la línea de meta como ganador seguido de Stybar, segundo, y Van Avermaet, tercero.

Bradley Wiggins, en su último día como profesional de la carretera, finalizó 18º a 31 segundos del vencedor. ¡Mucha suerte en la pista Sir Wiggins!

Paris-Roubaix 2015

  1. John Degenkolb (Giant/ALE) 5.49.51
  2. Zdenek Stybar (Etixx/RCH) m.t
  3. Greg Van Avermaet (BMC/BEL) m.t
  4. Lars Boom (Astana/HOL) m.t
  5. Martin Elmiger (IAM/SUI) m.t
  6. Jens Keukeleire (Orica/BEL) m.t
  7. Yves Lampaert (Etixx/BEL) 0.07
  8. Luke Rowe (Sky/GBR) 0.28
  9. Jens Debusschere (Lotto/BEL) 0.29
  10. Alexander Kristoff (Katusha/NOR) 0.31

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...