París-Tours 2010: Freire se desquita

El cántabro se llevó la victoria por delante de Angelo Furlan y Gert Steegmans
admin -
París-Tours 2010: Freire se desquita
París-Tours 2010: Freire se desquita

"Sé que puedo ganar esta prueba". Así, con estas palabras, encaraba Óscar Freire, de 34 años, la carrera en la que nunca ha brillado un español, en la que nunca uno de los nuestros ha sido el mejor, el ganador. 103 ediciones sin saborear la gloria, sin oler el aroma de la victoria. Un bache para el territorio que surte grandes ciclistas al mundo como una churrería hace churros. Un agujero en la historia que, alguna vez, pronto o tarde, tenía que rellenarse. Y quien mejor para hacerlo que el chico que bate récord tras récord, el chico acostumbrado a inscribir su nombre allá donde ningún otro compatriota lo ha hecho, en los lugares más legendarios, más míticos, más complicados.

Pudo hacerlo hace nueve años, en el de su segundo Mundial, en 2001, cuando sólo Richard Virenque se cruzó en su camino para evitar lo inevitable. Pudo hacerlo tres años después, en el de su tercer Mundial y en el de su primera Milán-San Remo, en 2004, cuando un holandés, Erik Dekker, y un alemán, Danilo Hondo, le condenaron al tercer cajón, el mismo que ocupó en 2007, año también de un gran triunfo, año de su segunda Milán-San Remo. En aquella ocasión, dos italianos, Alessandro Petacchi y Francesco Chicchi, fueron los encargados de seguir aumentando el número de ediciones de la París-Tours, la clásica de los velocistas, en las que un español era incapaz de imponerse, de ser más rápido que nadie, más veloz que ningún otro corredor.

Pudo ser cualquiera de esos años el año del 'por fin', pero no fue. Hemos tenido que esperar hasta 2010, actuación triunfal del cántabro en la Milán-San Remo y decepción mundialista mediante, para ver a uno del país que domina todo coronarse como el ganador de la París-Tours. Óscar Freire, que acarició el cuarto en Australia hace tan sólo una semana, fue el encargado de llevarse los honores, de traer a España una victoria de grandísimo valor.

Esta vez, en su desquite, no hubo ningún Virenque, ningún Dekker, ningún Petacchi que estropeara la fiesta. Esta vez, en su desquite, iba a ser él el que levantara los brazos, el que esbozara una sonrisa al cruzar la meta. Ni Angelo Furlan, segundo, ni Gert Steegmans, tercero, en una llegada muy ajustada, ni Geoffroy Lequatre, el último superviviente de la escapada, el que acabó cazado a menos de 400 metros para el final, pudieron estropear el día de Óscar Freire, el que la historia, uno más, le tenía reservado.

PASA A LA PÁGINA SIGUIENTE PARA VER LA CLASIFICACIÓN COMPLETA

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Universitaria, soltero, familias, viajeros, ejecutiva… Sea cual sea tu perfil de vida...

Sabemos que no decís "no" a un reto y más si os puede llevar hasta la Garmin Titan De...

Proporcionar una posición cómoda sobre la bici y una gran absorción de las irregulari...

Mejoras en la aerodinámica, rendimiento y diseño a un nuevo nivel...

El sillín mítico, SLR evoluciona con una versión ultra ligera que se mantiene como la...

La Ronde Van Vlaanderen vivirá otro momento legendario durante los primeros días de s...