Previa Tirreno-Adriático 2011

Todas las etapas, los diez favoritos para ganar "la carrera de los dos mares" y la lista de preinscritos
admin -
Previa Tirreno-Adriático 2011
 LOS DIEZ FAVORITOS
JOAQUÍM RODRÍGUEZ

Parte con la intención de luchar por etapas y ya tiene dos señaladas con doble renglón rojo: la cuarta con final en Chieti y la sexta de Macerata. Pero ¿por qué no pensar más allá? Si, junto al Katusha no se deja demasiado tiempo en la crono por equipos se puede meter pronto en carrera y estar disputando la general. En el caso de que en la primera jornada salga descalabrado, Purito es de esos corredores que tiene terreno suficiente como para recuperar y llegar al final con opciones de podium, aunque la crono de la última jornada, aunque corta, puede darle un susto. Contando, eso sí, con que sea el catalán el jefe de filas que apunte a la general en esta Tirreno-Adriático que también por recorrido se adapta a las características de su compañero Di Luca. Las fuerzas de cada uno les pondrán en su sitio, pero puede que el catalán ceda los galones en la carrera de los dos mares a Di Luca y ganarse así su confianza y favor de cara al Giro de Italia. Di Luca ha demostrado, especialmente en el inicio de temporada con sus dos 'top ten' en Mallorca estar en una buena condición y en una cita de tan valor sentimental como ésta, pues corre en casa en las últimas etapas y para él supondría el reencuentro y reconciliación con la afición y todo un baño de masas. La carretera dirá quién es el líder

MICHELE SCARPONI

Por centésimas se quedó el año pasado sin ganar una prueba en la que luchó hasta el final sin esconderse por meterla en su bolsillo. Solo por la rabia y las ganas de resarcirse, por sus características que se adaptan al recorrido y por su espléndido estado de forma se postula como la gran baza italiana para ganar la Tirreno-Adriático. En la ascensión a Gesturi del Giro de Cerdeña ya dio su primer zarpazo a la temporada con la victoria de etapa. Su camino hasta el Giro de Italia esta trazado y en él, la primera gran parada es la 'corsa dei due mari'. Su estado de forma es sin lugar a dudas mejor que el de Joaquim Rodríguez y se puede decir que el recorrido le va incluso mejor a él que a 'Purito' especialmente por la contrarreloj de la última etapa en la que, si se llega con la clasificación general muy apretada, Scarponi saldría beneficiado en una hipotética lucha entre ambos. A su lado además tendrá a Damiano Cunego, otro de los que, como Di Luca, podrían acabar siendo los jefes de filas, dejar a sus líderes en un segundo plano pero a la vez ayudándoles y tener así un favor ganado de cara al Giro de Italia

VINCENZO NIBALI

Otro al que el recorrido le va como diseñado por la palma de su mano. Nibali llega con mayor tranquilidad y sin haber hecho tantos esfuerzos en Cerdeña. En su debut en la temporada, la joya del ciclismo italiano se dedicó a hacer labor de equipo para su compañero Sagan. Apenas se le vio, pero cumplió. Poco a poco va cogiendo el ritmo y la Tirreno es su primer punto clave de la temporada. Con que se exprima un poco bastaría para meterle en el podium. Junto con Basso formará un tándem de lujo y será la referencia a seguir en cada etapa, máxime cuando, sobre el papel, serán los grandes beneficiados de la crono por equipos situada en la primera etapa. De allí, tanto "El Tiburón del estrecho" como el último ganador del Giro de Italia saldrán bien posicionados con respecto al resto de sus rivales, lo que les convertirá en patrones de la carrera. Para Nibali, al igual que Purito y Scarponi, la cuarta y la sexta etapa son claves. En una batalla cuerpo a cuerpo en los nueve kilómetros de crono final puede salir ganando. A Purito es capaz de vencerle, y con Scarponi ya pudo en la contrarreloj de Verona que cerró el último Giro de Italia


IVAN BASSO

Ni siquiera él se esperaba rendir a tanto nivel en este comienzo de temporada, pero las buenas rachas hay que aprovecharlas. Ivan Basso viene de ganar el GP Lugano y de demostrar una óptima condición física, la que en parte le han dejado dos semanas de entrenamiento en altura en el Teide. El varesino compartirá jefatura con Nibali y ambos pueden perfectamente terminar imponiéndose en la Tirreno-Adriático. Le faltará dureza para marcar mayores diferencias. Con tantas etapas de media montaña y de contínuos sube-bajas de bajadas estrechas, que no son precisamente su especialidad ni mucho menos donde mejor se defienda, igual que en las cortas y explosivas subidas es posible que pierda el hilo de la carrera y ceda a Nibali el timón del Liquigas-Cannondale

ANDY SCHLECK
Siempre que aparezca entre los inscritos de una carrera, Andy Schleck copa un especial protagonismo. Sus batallas con Alberto Contador en el Tour de Francia, su nivel en la montaña, le colocan en uno de esos escalones reservados para los posibles ganadores. Como ocurre con su hermano Frank en París-Niza, el menor de los luxemburgueses acudirá a la Tirreno-Adriático con el objetivo de ir cogiendo el punto de forma ideal para llegar muy bien al mes de julio.  Ésta será su tercera cita de la temporada, tras su participación en tres de los trofeos de la Challenge de Mallorca y en la Vuelta a Andalucía, en la que fue protagonista tras integrarse en una de las fugas
GIOVANNI VISCONTI

Entre tantas figuras que se darán cita para disputar la carrera, su nombre aparece en un segundo plano, pero mucho ojo con el campeón italiano en línea. Giovanni Visconti llega con la idea clara de ganar, no se ha escondido, ni en cuanto a declaraciones intencionadas ni en lo que a demostraciones se refiere. Ha ganado el GP Insubria, fue tercero en Lugano tras Basso y Duarte y octavo en la Strade Bianche. Sus opciones dependerán de la dureza que los escaladores impongan en las etapas más complicadas, especialmente en la cuarta y quinta, con el paso por el Saso Tetto. La ventaja con la que cuenta Visconti es la lejanía de los puertos más duros a la meta, tiempo de sobra para recuperar con un equipo, el Farnese Vini, que le escoltará hasta el final. En las llegadas trampeadas res todo un especialista, sabe desenvolverse y salir victorioso como nadie y tiene la contrarreloj a su favor frente, pues es superior en la modalidad a ciclistas como Gesink o el propio Purito Rodriguez. El podium se le queda pequeño

DAVID ARROYO

La segunda de las bazas españolas por discordia. O más bien por nombre y por lo que Italia significa para David Arroyo después del último Giro de Italia. Su temporada no ha hecho más que empezar. Tranquilo y sin exhibiciones, apenas sin días de competición llegan las piernas del talaverano a la Tirreno-Adriático. Para eso viaja precisamente a Italia, con la intención de acumular kilómetros en carrera y empezar a medirse de verdad con los que serán sus rivales en la próxima edición de la 'corsa rosa'. Como Basso y Robert Gesink, Arroyo también echará de menos puertos más largos y puede que sufra en las emboscadas que se planteen en las llegadas. Su clave, estar atento y aprovecharse de los finales duros en alto, como el de Macerata para dejarse ver

ROBERT GESINK
Tomará la salida en Marina di Carrara después de lucirse en el Tour de Omán, el que se adjudicó, en el que ganó dos etapas,  la reina y la crono.  A pesar del recorrido, apto para corredores explosivos, con chispa, el holandés aumentará sus opciones si éstos no llegan en su mejor momento de forma, si la carrera se convierte en una prueba de fondo, para los enamorados de las largas subidas, de los puertos extensos.  Si no pierde demasiado tiempo en los terrenos rompepiernas, un clásico de la Tirreno-Adriático, podrá optar al triunfo final con los segundos que gane en la crono final, de 9,3 kilómetros, en la que es superior a Andy Schleck, Stefano Garzelli, Joaquim Rodríguez o Michele Scarponi, algunos de los que llevarán el cartel de favoritos colgado a la espalda
STEFANO GARZELLI
El pasado año ya la ganó. Se la llevó por los pelos. Las bonificaciones de los sprints intermedios,  sus mejores resultados en las últimas etapas de aquella edición, fueron suficientes para dejar sin Tirreno-Adriático a Michele Scarponi. En 2011, se volverán a ver las caras. Las rampas finales, los repechos constantes, serán su punto a favor. A sus 37 años, el italiano sigue conservando fresca su facilidad para acelerar de inmediato, para dejar a todos fuera de combate. Con la crono inaugural por equipos y la individual final como máximas enemigas para sus opciones, intentará volver a usar su explosividad para repetir triunfo
ALESSANDRO BALLAN
La última vez que el mundo le vio, el pasado sábado, estuvo a punto de coronarse en una de las pruebas más bellas que existen en el calendario ciclista. La Eroica no fue suya porque un belga, Philippe Gilbert, lo evitó. Su segundo puesto le hace un hueco en la lista de hombres a seguir en la Tirreno-Adriático, donde el italiano intentará demostrar por qué una vez fue campeón del mundo. Con varias etapas que se ajustan a su medida, el ciclista del BMC aspirará a levantar los brazos en alguna de ellas, sin tirar la oportunidad de hacer una buena general si aguanta con los mejores cuando la carretera se empine

 PASA A LA PÁGINA SIGUIENTE PARA VER LA LISTA COMPLETA DE PREINSCRITOS

Te recomendamos

La adaptación, la mejora que buscas en tu rendimiento, se produce con la recuperación...

Velocidad, rigidez, peso contenido y un funcionamiento exquisito son las característi...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Cargar con todo lo necesario para practicar tu deporte favorito y disfrutar al mismo ...

MMR estrena garantía de por vida: todos los cuadros y horquillas de sus modelos de ca...

La nueva Quartz Aero Disc de BH es una auténtica bici todoterreno para afrontar rutas...