Ronda de la Hispanidad, una efímera carrera con mucha ‘Historia’

Esta prueba por etapas, enfocada al ciclismo aficionado, hilvanó competición con divulgación histórica durante tres ediciones a mediados de la década de los años setenta del siglo XX.
Texto: J. F. C. Imágenes: Diario Lanza / Mundo Deportivo. -
Ronda de la Hispanidad, una efímera carrera con mucha ‘Historia’
Ronda de la Hispanidad, una efímera carrera con mucha ‘Historia’

La nomenclatura recuerda a callejero, pero en su día también tuvo significación ciclista. La Ronda de la Hispanidad fue una prueba por etapas que celebró varias ediciones en la segunda mitad de los años setenta del siglo XX. Aunque era una competición destinada al campo aficionado, y muchos de los corredores que en ella lucieron acabaron dando el salto al profesionalismo, presentaba la particularidad de que la vuelta por etapas en sí era la excusa para la divulgación histórica de algunos de los nombres y los momentos fundamentales en la conquista de América. Acaso poco conocida hoy en día, acaso un lejano recuerdo para algunos testigos o protagonistas, la Ronda de la Hispanidad fue una prueba peculiar, itinerante y con un hilo argumental, al nivel del Giro de Italia, pocas veces visto en las pruebas del calendario español.

La Ronda de la Hispanidad fue una apuesta surgida del empeño coral de la Federación Castellana de Ciclismo, presidida por el médico José Antonio Guerrero, Fernando Stuick Pérez de Camino y la Peña Ciclista Navafría, entre otras entidades. Su primera edición se celebró en 1974, del 16 al 19 de octubre, y recorría fundamentalmente rutas extremeñas y castellano manchegas, siguiendo los lugares que vieron nacer o crecer a algunos de los nombres más destacados en la empresa americana.

Ronda de la Hispanidad, una efímera carrera con mucha ‘Historia’

Ronda de la Hispanidad, una efímera carrera con mucha ‘Historia’.
Publicidad

Cada línea de llegada estuvo dedicada a una personalidad histórica y a un país suramericano. Por ejemplo, la etapa inaugural entre Zafra y Cáceres estuvo dedicada a Guatemala, Brasil y Vasco Núñez de Balboa. Francisco Pizarro, Hernán Cortés, Pedro de Valdivia y Diego de Almagro fueron otros de los personajes históricos recordados. El pelotón participante presentaba varias selecciones suramericanas en liza, así como Portugal, pero también una curiosa distribución de equipos nacionales: Castilla, Aragón, León y Navarra. Otra de las particularidades de la Ronda de la Hispanidad estribaba en las visitas guiadas que el doctor Ezequiel Pablos y otros voluntarios realizaban al patrimonio de las ciudades de salida o de llegada.

La primera edición, en la que Fernando Alfonsel ganó la primera etapa y se convirtió en el primer líder histórico de esta prueba, concluyó en Bolaños de Calatrava con victoria en la general final para Ángel López del Álamo. El doctor Guerrero, en la jornada final, se encargaría de recordar el objetivo de aunar ciclismo e historia. “El deporte es una manifestación más de la cultura de los pueblos, y por qué no aprovecharse de esta atracción multitudinaria que tiene el deporte y de ese gancho excepcional de él y del segundo deporte de España como es el ciclismo para ir poco a poco dándole la mano a otra parte de la cultura de los pueblos como es la historia pero que, contrario a lo que pasa en los deportes, yace más, cada vez más en el rincón de los olvidos”. Toda una declaración de intenciones.

Habría segunda edición en 1975, con la dirección de honor del entonces infante Felipe, quien llegó a recibir una bicicleta y un jersey de líder a modo de obsequio en una recepción con los organizadores que tuvo lugar a comienzos del mes de julio. La prueba regresó a las carreteras entre el 12 y el 17 de octubre y conectó Badajoz con Coslada, con escalas en metas como Talavera de la Reina, Ávila o Guadalajara. Don Cristóbal Colón, duque de Varagua, se encargó de dar la salida oficial el mismo día en el que, en Italia, José Manuel Fuente anunciaba su retirada del ciclismo profesional. En la general se impuso el cántabro Antonio Pomar tras casi 17 horas de pedaladas, con 25 segundos de margen sobre Félix Pérez y 37 sobre Ángel Arroyo, 41 sobre López del Álamo y casi un minuto sobre Anastasio Greciano. Ese año los participantes estuvieron distribuidos en equipos regionales y selecciones de países suramericanos.

Publicidad

Ronda de la Hispanidad, una efímera carrera con mucha ‘Historia’

Ronda de la Hispanidad, una efímera carrera con mucha ‘Historia’

En 1976 se celebró la tercera edición, que partió desde Trujillo y finalizó en Cuenca, con un circuito urbano considerado muy duro tras una etapa de 137 km desde Tarancón. La general final y la victoria en el Trofeo Príncipe Felipe fue para el italiano Sergio Colotti, con el portugués Marcos Chagas segundo y el también italiano Casatti completando el podio. Antonio Abad y Javier Cedena, cuarto y quinto, fueron los primeros españoles. La participación había menguado ligeramente y en el pelotón se mezclaban selecciones nacionales (Portugal, Italia, Chile), equipos autonómicos (Cantabria, Catalunya) o regionales (Castellón, Jaén, Castilla).

De cara a 1977 la que hubiera sido cuarta edición no llegó a salir a las carreteras. El diario Lanza, decano de la prensa manchega, se cuestionaba el 21 de julio de ese año el itinerario previsto de una carrera que volvía a nacer en Trujillo y debía poner en esta ocasión rumbo a Granada con finales en Badajoz, Sevilla y Estepona. “Es un recorrido que no tiene justificación porque también en Castilla hay “vestigios” de hispanidad, carreteras y poblaciones con solera para que merezcan un mejor trato de la Federación que en su territorio regenta el deporte del pedal”, se llegó a escribir. Un colofón a una carrera peculiar, poco conocida, que trató de poner en valor la historia desde un prisma deportivo.

Publicidad
Te recomendamos

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Si quieres estrenar coche nuevo, ésta es tu oportunidad: participa en Best Cars 2019,...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...