El Caníbal

Alejandro Valverde gana al sprint la 2ª etapa de la Volta a Catalunya y se convierte en el nuevo líder de la prueba.
Ciclismoafondo.es Foto: Luis Ángel Gómez (Photo Gomez Sports) -
El Caníbal
El Caníbal

Con un hambre voraz de victorias, Alejandro Valverde ha reaparecido este 2018, tras su grave lesión, rencarnado en Eddy Merckx, el ciclista insaciable capaz de ganar en cualquier terreno, en cualquier carrera, en cualquier momento del año... Hoy se ha impuesto en Valls, al sprint, en la 2ª etapa de la Volta a Catalunya, derrotando a hombres rápidos como Darel Impey o Jay McCarthy, y se viste con el maillot blanquiverde de líder.

“No entraba en mis planes disputar la victoria, pero ahora toca disfrutar”, dijo Valverde tras llegar a meta. El murciano de Movistar Team agota los calificativos; suma su sexta victoria del año –es el ciclista con más triunfos del pelotón internacional en 2018; Elia Viviani y Dylan Groenewegen llevan 5-, la 114 de su carrera, y afianza su favoritismo para llevarse la general de la Volta. Se había llevado además 2” de bonificación en un sprint intermedio y ahora aventaja en la general en 4” a McCarthy (Bora), en 5” a Impey (Mitchelton Scott), y en 11” a su compañero Nairo Quintana, quien también cogió 1” de bonificación en el mismo sprint.

Sorprendente el 4º puesto de la etapa para Egan Bernal, la joya colombiana del Sky, un buen escalador que hoy se ha atrevido a disputar la victoria al sprint quedándose muy cerca de conseguirlo. Calidad y valentía. Quien no disputó el sprint fue su compatriota Álvaro Hodeg, ganador en la etapa de ayer, líder y uno de los mejores velocistas del pelotón, cortado en la subida al Coll de Llira que se coronaba a 10 km de la meta.  

Homenaje a Xavi Tondo

La 2ª etapa de la Volta, Mataró-Valls, de 175,6 km, ha discurrido sobre un terreno quebrado, de continuo sube y baja, aunque con solo dos cotas puntuables, el Port de la Font de la Cera nada más iniciarse la etapa (de 3ª categoría; 5,5 km 4,5%), y el Coll de Llira, (5,4 km al 5% de media, con rampas de hasta el 7%), que se coronaba a 10 km del final, antes de enfilar un rápido descenso hasta la meta de Valls, localidad natal del malogrado Xavi Tondo, al que la carrera ha rendido homenaje. La meta estaba ubicada frente al pabellón que lleva su nombre.

La fuga del día estuvo protagonizada por tres modestos ciclistas españoles de los tres equipos Profesional Continental de nuestro pelotón: Igor Merino (Burgos BH), Antonio Molina (Caja Rural) y Mikel Bizkarra (Murias Team), que alcanzaron una ventaja máxima de casi 4 minutos.  

En una etapa tranquila, en la que se acumuló un notable retraso, la anécdota llegó cuando los escapados se encontraron con un paso a nivel bajado, lo que hizo que los jueces-árbitro neutralizaran la carrera para devolverles la ventaja que tenían… algo sin embargo incorrecto según el reglamento UCI, que dice que si el paso a nivel se abre antes de que lleguen los perseguidores –como así ha ocurrido- se considera un incidente de carrera, y no se debe parar al pelotón.

Mañana, no se sube Vallter 2000

A 60 km de meta el ucraniano de Astana Andrei Grivko salta del grupo y enlaza con los tres escapados, insuflando fuerzas y ánimo a una fuga que, sin embargo, moriría definitivamente a falta de 47 km, con el Movistar comandando el pelotón. Pocos kilómetros después lo intentaba el francés Cyril Barthe, del Euskadi Murias (¡gran presencia la del equipo vasco en carrera!), que marchó más de 20 kilómetros en fuga. Pese a su generoso esfuerzo, nunca contó con una ventaja superior a los 30 segundos, siendo cazado a falta de 15 km, justo cuando se iniciaba la ascensión al Coll de Llira.

Lo intentó el francés Jeremy Maison (Fortuneo-Samsic), mientras el líder, el colombiano Álvaro Hodeg (Quick-Step) se quedaba cortado en las rampas de esta cota ante el fuerte ritmo que imponían Movistar y Mitchelton-Scott. Con el grupo reducido tras la subida, se llegó al sprint, en el que Alejandro Valverde, El Canibal, demostró que es un ciclista versátil, que no deja de sorprendernos. Abandonó la carrera Robert Gesink (LottoNL-Jumbo). 

Mañana miércoles llega la montaña a la Volta a Catalunya, pero las inclemencias meteorológicas van a variar de manera importante el trazado de la carrera. La organización ha decidido que por este motivo (fuertes vientos y temperaturas bajo cero) no se suba a la estación de esquí de Vallter 2000, en el que iba a ser el primer final en alto de la Volta, acabando la etapa en Camprodon, a pie de puerto. Una pena para el espectáculo que una etapa, que queda muy devaluada. 

Clasificaciones 2ª etapa y General

Te recomendamos

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Si quieres estrenar coche nuevo, ésta es tu oportunidad: participa en Best Cars 2019,...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...