VÍDEOS. Tirreno-Adriático: Farrar, sin entrenar

Segunda victoria del sprinter estadounidense frente a Petacchi en un sprint estrecho y peligroso donde Freire prefirió no arriesgar
admin -
VÍDEOS. Tirreno-Adriático: Farrar, sin entrenar
VÍDEOS. Tirreno-Adriático: Farrar, sin entrenar
Dice que aún no ha empezado a entrenarse en las llegadas rápidas, que no ha empezado a exprimirse como velocista, a embarcarse en agónicas jornadas de series. Arranca, para. Arranca, para. Arranca, para. Que no ha hecho ensayo alguno en lo que al arte de meter los codos se refiere. "Hasta que no pase la París-Roubaix, no empiezo", dice el chaval. Estadounidense, carita sonriente siempre, solidario. No se sabe, no se explica cómo un tipo como él, generoso y amable ha acabado dando rienda suelta a su rabia a base de la locura que generan los sprints. Es porque él no se entrena para ello. Ha nacido así, rápido. Pero lo que le gustan son las piedras, el viento y el frío de Bélgica. El sabor a ciclismo de Flandes y Roubaix. Por eso se ha ido a vivir  a Gante, "para sentir el aroma del ciclismo de verdad". Dice que si quiere ganar en Bélgica tiene que pensar como ellos. Táctica guerrera, la del conquistador. Farrar, gana de imprevisto, como en la segunda etapa de la Tirreno. Sin esperarlo. "He andado mejor de lo que esperaba, es que aún no he empezado con los entrenamientos para los sprints, hasta después de la Roubaix, no los toco".

Ahí esta su sueño. Hasta entonces todo son entrenamientos. Ensayos. Llegadas locas como la de Arezzo, donde Daniele Bennati querí ser profeta en su tierra. A su casa llegó la carrera de los dos mares y por eso Andy Schleck no dudó en ponerse a trabajar por él en los últimos kilómetros. Lo hizo cono aperitivo a la preparación de Cancellara y la posterior presencia del HTC y el RadioShack. Todos los equipos veloces que querían poner paz en medio de la guerra desatada por Iginskiy y Garzelli a cuatro kilómetros del final sirviéndose de un pequeño repecho para intentar elevarse hasta la meta. A ellos se unieron Nibali y Gasparotto. Todos anulados poco más adelante. Para entonces, Javier Aramendia ya había cazado los puntos de la montaña. El navarro fue protagonista de la jornada al formar parte de la fuga del día, "para solucionar lo de ayer". Eso, "lo de ayer" no era más que el último puesto del Euskaltel-Euskadi en la contrarreloj por equipos.

Ya metidos en el sprint, Freire pronto se desentendió. Mucho riesgo, mucho que perder, para todo lo que se puede dejar en el camino. No lo vio claro el cántabro. Su paisano Ventoso llegó más lejos, pero pronto le borraron del mapa la decena de contendientes que le adelantaron. Y cerraron. Entre ellos emergió Farrar, en una de esas llegadas locas y descontroladas que tanto le gustan. Por ahí no estaba Cavendish, pronto se echó también atrás. "No he corrido con él desde el Tour Down Under y no sé cómo esta de fuerzas", decía Farrar. Eso a él no le importa mucho. En realidad tampoco la Tirreno. Es su campo de pruebas para volar el mes que viene sobre las bañadas piedras belgas.
 





PASA A LA PÁGINA SIGUIENTE PARA VER LAS CLASIFICACIONES COMPLETAS


Te recomendamos

Un estudio genético en la revista Nature encuentra que podría haber un nuevo subtipo ...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Cargar con todo lo necesario para practicar tu deporte favorito y disfrutar al mismo ...

MMR estrena garantía de por vida: todos los cuadros y horquillas de sus modelos de ca...

La incorporación de los frenos de disco a las bicis más rápida del pelotón sigue impa...

Porque Mojácar tiene que estar en esa lista de Grandes Fondos que recorrer antes de m...