VIDEO.Volta a Catalunya. 6ª etapa: ¿Lo ves como sí, Rojillas?

José Joaquín Rojas consigue al fin la victoria, su segundo triunfo de la temporada al sprint, la liberación después de dos terceros puestos y otros dos segundos en las llegadas masivas de la Volta a Catalunya
admin -
VIDEO.Volta a Catalunya. 6ª etapa: ¿Lo ves como sí, Rojillas?
VIDEO.Volta a Catalunya. 6ª etapa: ¿Lo ves como sí, Rojillas?

Fotos: Sergio Carmona

Se abrazaban con fuerza, estrujándole José Joaquín Rojas a su compañero Luis Pasamontes. Casi lo deja sin respiración. Y a Javier Iriarte. Sonreía pletórico, Mauricio Soler. Abría los brazos, enseñaba los dientes y clamaba alegría en la mirada Xavi Tondo cuando se cruzó con el murciano en la meta. Uno iba y el otro venía. De la victoria, del reencuentro y la liberación. Se topó Rojas en esa maraña de corredores que son los metros posteriores a un sprint, embudo infranqueable de ruedas, cascos y maillot de colorines taponados, impacientes por refugiarse en el autobús con Fran Pérez y Beñat Intxausti también. Todos con el mismo gesto y la cara feliz. Como si el triunfo fuera de ellos. Lo es, igual que la desesperación sufrida hasta ahora después de cada llegada a la meta, de cada rueda que por metros o milímetros supera a Rojas. "Me veo el más fuerte, pero siempre me falta algo". Algo, no se sabe qué. Instinto, suerte. Desperado andaba el murciano porque no lo encontraba. Dos segundos puestos, tras Petacchi y Dumoulin, y dos terceros. Sea como fuera, fuese contra quien fuera, le acababan ganando.


Y no encontraba Rojas un por qué más allá de ese 'algo'. Sustantivos abstractos, vacíos. Solo era cuestión de esperar. Paciencia. La sabe cultivar el sprinter del murciano mejor que nadie. En lo que lleva de temporada -7 carreras disputadas lleva el murciano- suma tres segundos puestos, cuatro terceros y cinco cuartas posiciones en sprints. Y dos triunfos, el del trofeo Inca, el que consiguió sin creéselo, pues ni levantó los brazos, "por si acaso", dijo entonces, y el de Mollet del Vallés. "Ya me sentía un poco desesperado porque me veía el más fuerte pero no conseguía rematar", confesaba en meta. Por tanta exasperación desazonada en días de no encontrar un por qué, en noches de buscar en lo más profundo, consultar a la almohada de turno que toca en el hotel por qué no ganaba, a Rojas se le llenó la boca de elogios. "A los compañeros les debo esta victoria". La respuesta de todos. Pero la suya va aún más allá. "Me apoyan dentro y fuera, me animan. Ellos hacen todo el trabajo para que yo ponga la guinda". Así de fácil. Así de complicado.


La sexta etapa de la Volta caminó rápida. Si había pocos puertos, la organización se cargó el Alto de Can Massana, el único primera de la jornada. Más velocidad. El talento prodigioso de Bauke Mollema, el tulipán holandés que comienza a florecer se escapó junto a Sivtsov y Atapuna. Caza asegurada. Tardaron en ser capturados lo que el Movistar quiso, cuando las naves del equipo azulón impuso el ritmo para, una vez más, entregar el cuerpo y el alma a José Joaquín. Curva y doscientos metros. "Le viene bien con ese giro pero claro...", abría puntos suspensivos 'El Guaje', santo y seña del equipo de Eusebio Unzue, masajista, padre y confidente los corredores del Movistar. Él fue uno de los primeros en abrazar a Rojas. "¿Lo ves como sí, Rojillas?", le gritó su masajista efusivo en meta, entre achuchones. Todo llega.  




PINCHA AQUÍ PARA VER LAS FOTOS DE LA VOLTA A CATALUNYA

Te recomendamos

Un estudio genético en la revista Nature encuentra que podría haber un nuevo subtipo ...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Cargar con todo lo necesario para practicar tu deporte favorito y disfrutar al mismo ...

MMR estrena garantía de por vida: todos los cuadros y horquillas de sus modelos de ca...

La incorporación de los frenos de disco a las bicis más rápida del pelotón sigue impa...

Porque Mojácar tiene que estar en esa lista de Grandes Fondos que recorrer antes de m...