Vuelta a Asturias: 5º etapa. Los viejos rockeros nunca mueren

Ángel Vicioso se llevó la victoria en la última etapa y Paco Mancebo sentenció la general
admin -
Vuelta a Asturias: 5º etapa. Los viejos rockeros nunca mueren
Vuelta a Asturias: 5º etapa. Los viejos rockeros nunca mueren

 Fotos: Rafa Gómez

Una mirada al frente. Torcida a la vez. Peculiar. Acompañada de un jadeo, apenas perceptible. Pero único. Característico. Como un clásico al más puro estilo del 'Satisfaction' de los Rolling Stones, vivido en directo, a pie de escenario. Guitarras a todo volumen y melena al viento. Inmortal. Convertida casi en un mito. Es así el pedalear de Paco Mancebo, armonioso escalador con gesto mordaz y sufridor. Humano legendario. Mítico. Leyenda apeada de su lugar de amarre por un barco con su abreviatura. Paco. Y el de su serie favorita. Son Goku. Buque hundido por la Operación Puerto. Agujeros en la escotilla por la que se anegaba el agua que amenazaba con sumergirlo en las oscuras profundidades del olvido. Pero no. Su jadeo es más fuerte. Sin necesidad de micrófonos. En un escenario vivo. Divinizado. El de los puertos que, como Ordino-Arcalis en la Vuelta a España de 2005 le elevaron a la altura de los dioses para azotarle con la oscura trama que le apartó del cartel de estrellas en la que consagraba sus notas guitarreras. Pero los viejos rockeros, como él, los que regresan porque nunca se marcharon de verdad, esos no mueren. Y cuando anuncian su vuelta, no podía ser menos, cuelgan el cartel de "No hay entradas". Éxito descomunal. El de Mancebo fue así en la Vuelta a Asturias. Taquillazo.


Indulgente se mostró el Rock&Racing desde la primera etapa de la carrera cuando Glen Chadwick, otro de los malévolos que pinta calaveras en su maillot adelantó la muerte de la carrera, sentenciando en tres minutos la diferencia del americano y de Tiago Machado, después líder, con el resto de contrincantes. Ni los anillos olímpicos de Samuel Sánchez, ni el notorio empeño del Conténtpolis-Ampo, con su presencia continúa en las fugas las jornadas previas a la contrarreloj pudieron hacer frente a las desventajas con las que el equipo de Rudy Pevenage desequilibró la balanza de la vuelta. Solo un portugués, Tiago Machado, consiguió aguantar los empujes de Chadwick, malévolo en meta. Primeros cuernos a una ronda asturiana sorprendida con los hombres de negro. Ese grupo de música satánica, arrinconada tras los sucesos del apesadumbrado año 2006. Visten calaveras desde entonces. Y el destino ha querido volver a juntarlos, en el equipo de los difuntos. Por eso se disfrazan al estilo gótico. Muertos vivientes. Asustan. Lo hicieron también en Asturias con todos a excepción de Machado, capaz de sostenerse en pie ante las turbaciones de Héctor Guerra, verdugo de Samuel Sánchez en un sector vespertino preparado a la medida -él mismo diseñó el recorrido- del campeón asturiano. Desolación.


Pero restaba aún la sentencia, refugiada en un recoveco de lo más alto del Acebo., puerto de nombre y gloria, de sabor a ciclismo mítico. Allí montó su escenario Francisco Mancebo, junto a su banda rockera, la misma de Óscar Sevilla, brillante vencedor de la segunda etapa. Compartían plató sus coristas. Glen Chadwick, telonero que le sirvió de aperitivo al abulense en la primera etapa. David Martin, Víctor Hugo Peña y Fred Rodríguez, guitarreros de fondo, laboriosos en el camino hasta la culminación, y Aaron Kemps y David Tanner, montadores de un espectáculo que se prolongó, a expresa petición de los incondicionales fans, ignomisiosos, y arduos en deseos de un 'bis' al espléndido retorno de los viejos rockeros, como Mancebo y Sevilla que engrandecieron el nombre de la Vuelta a España. Así llevaron su show mortífero hasta las calles de Oviedo, donde la Vuelta a Asturias más rockera de los últimos años cerró el telón a su 56º edición. Concierto negro. Vivo. Los segundos de ventaja con los que contaba Mancebo le hicieron pensar a Samuel Sánchez en la posibilidad d la remontada y quiso descalabrar al Rock & Racing.


Escapada numerosa

Auspiciado por varios intentos de fuga y con la inestimable ayuda de Amets Txurruka, gas imperecedero y constante soporte del asturiano, el campeón olímpico disfrutó de unos segundos de esperanza, pero el Rock&Racing supo recomponerse a tiempo. Tan solo consintieron la escapada de 14 corredores, imperturbables para la clasificación general, entre los que se adivinaban tres ciclistas del Amica Chips, imperiosos en la lucha por repetir su victoria con Grega Bole al frente, Manuel Vázquez, Jorge Azanza y Markel Irizar. Llegaron a contar con una bonita renta, pero el despedazamientos del pelotón provocó el adelantamiento del concierto por parte de Paco Mancebo y el Rock&Racing, que no dudaron en ocupar sus puestos en el escenario, asegurados para alzar sus voces hasta lo más alto. Miticos. En los últimos kilómetros, Ángel Vicioso consiguió llevarse consigo en cabeza a Santi Pérez, pero pronto fueron demarrados.


Vicioso, testarudo aragonés, no desistió en su intento y, aunque neutralizado por el grupo donde Mancebo ya afinaba sus acordes, aceleró el pasó para entrar victorioso en meta. Telonero de lujo para el abulense, amarilleado, que arrancó sus primeras palabras, dedicatoria del recital que firmaba. "El equipo estuvo impresionante". Fundamental unos buenos coros para su estruendosa gala, la que le ha devuelto al lugar del que, apeado, abandonó castigado. Aplausos fervientes le vuelven a seguir al estela. La misma que vuelve a marca con su gesto torcido, de sufrimiento. Un clásico. El público, omnipresente durante toda la semana de carrera asturiana, ya le pide un 'bis' en el próximo round, la Subida al Naranco que mañana tendrá a los de Rudy Pevenage como grandes candidatos a continuar 'rockeando' Asturias. Con Paco Mancebo, líder armonioso y voz cantante del equipo de las calaveras. El inmortal rockero. ainara@ciclismoafondo.es



PASA A LA SIGUIENTE PÁGINA PARA VER LA CLASIFICACIÓN COMPLETA DE LA ÚLTIMA ETAPA DE LA VUELTA A ASTURIAS

Te recomendamos

Diseñadas en la alta competición, adaptadas para todos los ciclistas...

Salimos a rodar con el Ventral Air SPIN de Poc, un casco cómodo y ventilado para hace...

Un modelo desarrollado en colaboración con el equipo del actual Campeón del Mundo que...

Lo último en tecnología para proteger y optimizar el rendimiento del ciclista: así so...

Con los hermanos Simon y Adam Yates, Esteban Chaves y Matteo Trentin como grandes ref...

Velocidad, rigidez, peso contenido y un funcionamiento exquisito son las característi...