Vuelta a Suiza. Alessandro Petacchi, cuestión de instinto

Una caída en los últimos 50 metros de Cavendish y Haussler marcó la volata en la que el sprinter del Lampre superó la montonera y se impuso a Matti Breschel
admin -
Vuelta a Suiza. Alessandro Petacchi, cuestión de instinto
Vuelta a Suiza. Alessandro Petacchi, cuestión de instinto

Resulta imposible saber qué piensan, qué les pasa por la cabeza a los sprinters, esos alocados tipos de ciclistas que un buen día se toparon con piernas vertiginosas, velocidad intransigente. Aceleradores de carne y hueso que no miran a las esloras, sean cincuenta, cien o todo un regimiento de bicicletas las que le persiguen, presurosas por arrebatar ese dulce sabor de la locura terminada con victoria. Alessandro Petacchi, profesional desde hace catorce años lo explica a la perfección. "Yo no pienso en nada". Deja la mente en blanco, espacio para triunfos aún todavía, con 36 primaveras y 170 victorias. Caben todas en la mente pero de ninguna se acuerda cuando cambia el ritmo de la 'volata'. Se torna en bisoño con experiencia.

 

Le sirve para sortear muros, cotas y puertos mejor que muchos de sus rivales. Para buscar el hueco y sortear montoneras. En Wettingen, la ciudad suiza de los accidentes, le tocó lidiar con todo, mezcla explosiva. Puerto de tercera donde Amets Txurruka y Aitor Hernández se impregnaron de ilusión. Pura sangre y corazón frente a un HTC-Columbia que pregonaba su liderazgo y dominio al frente del pelotón. Con el silencioso y siempre esquivo de las cámaras y las sonrisas, el eterno concentrado Tony Martin líder y con Mark Cavendish engalonado en el verde de sus gafas. Estreno.

 

Quería el británico la cuarta etapa de la Vuelta a Suiza por todo: hambre de triunfos y sed de silenciar bocas. No le gustan las críticas. Para lenguas envenenadas la suya, piensa. También por circuito, por aproximación al Tour de Francia. Mente de goleador nato. De 'pichichi' con la pólvora mojada aún. Era la etapa que buscaba esta. "Aquí solo puedo ganar una". Solo. Hasta para él es demasiado poco. "¿Pero tu has visto el recorrido? Es imposible que pueda en alguna otra", aseveraba antes de echarse a andar en la prólogo de Lugano.

 

Caida masiva

No había ya vuelta a atrás aunque a punto estuvo de bajarse entonces, cuando una llamada de su madre le golpeó con la noticia de la muerte de su abuelo. El viernes lo enterraran y para entonces, Cavendish ya no estará en la Vuelta a Suiza. De vacío, si mañana no logra el triunfo con el miedo en el cuerpo tras la montonera que le puso la emoción a la aburrida quinta etapa de la Vuelta a Suiza. Su intento de adelanto as Haussler, comandante del sprint lo determinó. No se vieron hasta que, voltereta de por medio, cruzaron las caras en el suelo.

 

Tampoco nada se dijeron, en medio de pedales y ruedas, de chirríos de frenos y gritos tras la caída. Haussler lamentaba sin alzar la voz, tirado en el suelo y con magulladuras por todo el costado y muslo. Cavendish se levantó sin apenas esfuerzos. Cruzó la meta sin que apenas nadie le viera y se dio media vuelta. Mañana volverá a salir, a probar antes de coger el avión para despedirse de su abuelo. Su mente estaba ocupada con el entierro.

 

Distante de la de Petacchi. Él sí la blanqueó. Sin pensamientos que hagan perder el tiempo. No. "Y luego es cuestión de instinto, de coger la rueda del ciclista que crees que va a ganar". Él eligió las de Haussler y Cavendish, la nueva velocidad que le atemoriza con retirarle. No. Porque es entonces cuando sale la casta de la experiencia, la de los catorce años desenlazando 'volatas'. ?Vi que todos se iban hacia la izquierda y yo probé por la derecha?. Ver, oír cadenas saltando por los aires y tocar manetas. Todos los sentidos activos. "Pero yo no siento nada en los sprints", desmiente. "Solo hacer tu llegada, aunque tengas a cien ciclistas a tu lado, o mil. Eso da igual", asegura. Es siempre y solo cuestión de instinto.

 

 

PASA A LA PÁGINA SIGUIENTE PARA VER LAS CLASIFICACIONES COMPLETAS

Te recomendamos

La compañía estadounidense aceptó el reto de conseguir una versión de su bici escalad...

¿Qué sillín Syncros necesitas? Comparamos dos opciones de precios populares para cicl...

La marca alemana SKS, referente en bombas, herramientas y accesorios, estrena los Spe...

Diseñadas en la alta competición, adaptadas para todos los ciclistas...

Salimos a rodar con el Ventral Air SPIN de Poc, un casco cómodo y ventilado para hace...

Un modelo desarrollado en colaboración con el equipo del actual Campeón del Mundo que...