Comunicado de la UCI

El organismo de Pat McQuaid aclara el documento publicado por L'Equipe

admin

Comunicado de la UCI
Comunicado de la UCI

Comunicado de la UCI

La sospecha no es lo mismo que culpabilidad. La UCI sigue con calma y con cuidado la lucha contra el dopaje

El diario francés L'Equipe publicó un artículo en su edición del 13 de mayo sobre los procedimientos de control del dopaje empleados en el Tour de Francia 2010.

Para garantizar que la información que se ha publicado sea bien entendida, la UCI quiere señalar que un análisis de sangre se realiza en todos los participantes antes de cada gran Vuelta. El Servicio Antidopaje de la UCI a continuación elabora un "plan de controles" sobre la base de los resultados de estas pruebas y los pasaportes biológicos de los corredores. Este plan de controles define las prioridades, la frecuencia y las características de las pruebas a realizar durante la carrera.

Es fundamental tener en cuenta que la lista publicada por L'Equipe, titulado "Índice de la sospecha", es susceptible de ser interpretado de manera incorrecta y perjudicial: sólo contiene un resumen de la evaluación inicial de los resultados de los análisis con el único propósito de establecer un orden de prioridades para los test y por lo tanto no puede en ningún caso prejuzgar la posible culpabilidad de las personas cuyos nombres aparecen en la lista. Cualquiera que sea la evaluación de la idoneidad de las pruebas de un corredor específico, la lista no puede justificar la posible sospecha o la condena.

Este procedimiento superficial, pero práctico, ha sido posible en el marco del programa de pasaporte biológico -puesto en marcha por la UCI en 2008 en cooperación con la Agencia Mundial Antidopaje (AMA)– en el que la sofisticación de los controles es uno de los grandes objetivos. Sin embargo, la información publicada por el diario francés está lejos de ser un examen de los datos hematológicos por los expertos del pasaporte biológico.

Al tiempo que condenamos la explotación potencial de la situación y las distorsiones inevitables de la verdad que las revelaciones de L'Equipe darán lugar, así como las posibles consecuencias desafortunadas para los corredores y los equipos, la UCI quiere poner de relieve una serie de cuestiones fundamentales planteadas por el artículo en cuestión.

Favoreciendo al mismo tiempo el principio de que "sospecha no es lo mismo que culpabilidad", sin embargo se puede ver que el sistema permite que los controles antidopaje combatan con mayor eficacia, por lo que también permite mejorar la lucha contra el dopaje en su conjunto en este aspecto.

Reconocido como un "documento único, sin precedentes en cualquier deporte" esta lista revela una realidad muy alejada de la idea de que "todos ellos recurren al dopaje y de un dopaje organizado".

Gracias al "enorme trabajo realizado por la UCI en los últimos años la proporción de corredores que cruzan la línea roja se ha reducido".

Por supuesto, esto no implica en modo alguno una negación de la existencia del problema. Sin embargo, sí demuestra el hecho de que los servicios de lucha contra el dopaje de la UCI tienen la situación bajo control y que su control - a través del pasaporte biológico, en particular-, será cada vez más eficaz. A través de su compromiso diario, la UCI está mostrando su determinación de oponerse a la plaga del dopaje por todos los medios a su alcance y siempre seguirá desempeñando el papel de Federación que lidera el camino en este campo.

Por último, la publicación L'Equipe confirma que la UCI está utilizando todos los recursos posibles para luchar por un deporte del ciclismo cada vez más limpio (que las estadísticas demuestran que está sucediendo).

Por otra parte, la UCI deplora y condena enérgicamente la violación de la confidencialidad que supone que esta lista haya sido enviada a la prensa. Una fuga de este tipo es altamente irresponsable e inaceptable. La UCI consultará con la AMA con el fin de iniciar una investigación a fondo de la cuestión.