Roglic repite en el Tour de l’Ain para certificar su triunfo en la general

El esloveno se impone en el Grand Colombier sobre un Bernal que pasó por dificultades en la ascensión.

Víctor Marcos. Foto: Bettini Photo

Primoz Roglic
Primoz Roglic

Primoz Roglic (Jumbo-Visma) ha comenzado la temporada 2020 arrasando allá por donde va. Y decimos ‘comenzado’ porque hasta el Tour de l’Ain, y salvo los campeonatos nacionales de su país -donde ganó en la ruta-, el esloveno no había competido en este 2020, antes de que se detuviera la temporada por la pandemia del coronavirus. De Francia se lleva dos etapas y la general, ante rivales de mucha entidad.

Hoy, en la preciosa cima del Grand Colombier, ha certificado esa superioridad, imponiéndose a Egan Bernal (Ineos) y Nairo Quintana (Arkea-Samsic), segundo y tercero, y que han ocupado las mismas posiciones en la clasificación general de esta bonita carrera de tres días.

La etapa se decidió en las rampas del citado Grand Colombier, larguísima ascensión donde Ineos impuso un ritmo intenso desde los primeros kilómetros, con Amador, Castroviejo y el propio Chris Froome, en favor de un hipotético ataque de Bernal. Ataque que no llegaba, simplemente, porque el colombiano no tenía hoy uno de sus mejores días, y le costaba seguir la rueda del grupo de los mejores.

Ante esa circunstancia, Jumbo-Visma se limitó a controlar el final de la subida, con Dumoulin y Bennett, hasta el kilómetro final donde Bernal, tirando de orgullo, intentaba lo imposible… soltar a Primoz Roglic. El esloveno se soldaba a la rueda del colombiano, para poco después superarle sin mayor dificultad.

 

 

Seigle, Vincent (Groupama FDJ), Bagioli, Vansevenant (Deceuninck-QuickStep), Bernard (Trek Segafredo), Hagen (Lotto Soudal), Barta, Rosskopf, Zimmerman (CCC), Würtz (Israel Start-Up Nation) y Arensman (Sunweb) fueron los integrantes de la fuga de la jornada, formada en el km 40, y que le sirvió al francés del Trek-Segafredo para puntuar en las dos cotas de primera categoría, previas al Grand Colombier, y certificar así su triunfo en la clasificación de la montaña. Bernard, de hecho, junto a Bagioli, fue el último superviviente de la escapada en ser neutralizado, a unos 14 km del final.

Y es que, por detrás, un Ineos lanzado, con Geraint Thomas a la cabeza, quería seleccionar la carrera desde abajo y preparar el asalto al liderato. Ya en las primeras rampas del ascenso final, y con Amador al mando, el grupo de los elegidos se quedaba en apenas una quincena de corredores, con el 'cuarteto mágico' del Jumbo-Visma al completo, Dumoulin, Kruijswijk, Bennett y Roglic, a rueda del equipo británico. Castroviejo tomaba el relevo del costarricense a 12 km de la cumbre y a su rueda, todo un Chris Froome, como único apoyo adicional para Egan Bernal. Tras ellos, Quintana, Mollema, Porte, Guillaume Martin, Dan Martin y Joao Almeida.

Froome, de hecho, tomaba la cabeza del grupo, mostrando mejores sensaciones que en días atrás, y Bernal perdía, de forma extraña, algunas posiciones en el grupo. La imagen, cuanto menos, sorprendía por lo inusual. Mientras tanto, el líder Roglic y sus compañeros permanecían a la expectativa.

El británico, ganador de cuatro Tours, reventaba a 8,5 km del final, y le cedía de nuevo el testigo al frente del grupo a un sensacional Castroviejo, que tenía que levantar el pie al contemplar como Bernal perdía contacto por detrás. El colombiano del Ineos no parecía atravesar buenos momentos y Tom Dumoulin se ponía a marcar el ritmo.

Roglic, de hecho, se colocaba junto a Bernal, a falta de 6 km para la conclusión, para intentar dilucidar el estado real del colombiano, o para tenerle vigilado de cerca, en el caso de que el último vencedor del Tour estuviera jugando al engaño y fuera a lanzar su ataque por sorpresa.

Richie Porte incrementaba el ritmo a 3 km del arco, un impulso que aprovechaba George Bennett para ponerle un puntito más a la subida, haciendo pasar por dificultades a Dan Martin y Tom Dumoulin, que tras el tremendo trabajo realizado, se descolgaba. Bernal resistía, 'agarrado' a la rueda de Guillaume Martin, a cola de grupo.

Porte lo volvía a intentar un kilómetro más tarde, pero las suaves pendientes en esta zona de la subida no permitían hacer apenas diferencias. Se llegaba, por tanto, a los últimos mil metros en un grupo reducido, donde Roglic volvía a erigirse como favorito.

Bernal, sin embargo, disparaba su última bala, y saltaba para irse… en compañía de Roglic. El colombiano, agotado, se desinflaba rápidamente, dejando la victoria en bandeja para el esloveno, que consolidaba así su victoria en la general, sin olvidar su triunfo de ayer. Tercero entraría Nairo Quintana.

 

Clasificación etapa

Etapa L'Ain
 

Clasificación general final

General L'Ain
 

 

Primoz Roglic

Relacionado

Primoz Roglic ya manda en el Tour de l’Ain