Sepp Kuss brilla en la última etapa de un Dauphiné que se adjudica Daniel Felipe Martínez

Ni Thibout Pinot ni Guillaume Martin alcanzaron el nivel del colombiano del Education First. Los calambres acabaron con las opciones de Mikel Landa. De la Cruz, 'rey de la montaña'.

Víctor Marcos. Fotos: Bettini Photo

Daniel Felipe Martínez, seguido de Sepp Kuss y Van Aert
Daniel Felipe Martínez, seguido de Sepp Kuss y Van Aert

Jornada vibrante, de exhibiciones y explosiones, de alternativas y esperanzas, la que hemos vivido hoy en el punto y final del Critérium du Dauphiné. Una carrera que, tras el abandono esta mañana del hasta hoy líder Primoz Roglic, ha coronado a Daniel Felipe Martínez (EF) como vencedor, por delante de Thibout Pinot (Groupama FDJ) y Guillaume Martin (Cofidis).

La victoria de etapa en Megéve fue para Sepp Kuss, el escalador del Jumbo-Visma, que año tras año demuestra ser uno de los mejores 'grimpeurs' del pelotón, por delante del citado Martínez y un Tadej Pogacar (UAE) que se va acercando a su mejor versión en esta inusual temporada.

 

 

Segundo asalto y etapa final, de las dos previstas en las rampas de Megève, en esta quinta etapa del Critérium du Dauphiné, con 153 km y nada menos que ocho ascensiones puntuables, entre ellas Col de Romme (HC), enlazado con la Colombière (1ª), en la parte inicial de la jornada.

Una jornada que amanecía, de nuevo, con una noticia de alcance que se venía gestando desde ayer: el abandono del líder de la general y los puntos, Primoz Roglic (Jumbo-Visma), debido a las lesiones sufridas tras su caída en la cuarta etapa. El esloveno, aquejado de fuertes dolores aún, y su equipo, han preferido no salir esta mañana, con el objetivo de iniciar cuanto antes el proceso de recuperación, de cara al Tour de Francia 2020 que comienza, recordemos, en menos de dos semanas.

Con todo, la general pasaba a estar encabezada por Thibout Pinot (Groupama FDJ), seguido de Guillaume Martin (Cofidis) a 10’’ y Mikel Landa (Bahrain-McLaren) a 12’’, además de cinco corredores más en menos de un minuto como Daniel Felipe Martínez (EF), Miguel Ángel López (Astana), Nairo Quintana (Arkea-Samsic), Richie Porte (Trek Segafredo) y Tadej Pogacar (UAE). El escenario y las circunstancias para la batalla no podían ser mejores.

De hecho, prácticamente de salida, se formaba una fuga de muchos kilates, integrada por Pinot, Alaphilippe, Neilands, Kuss, Van Aert, Bardet, Yates, Hirschi, Lutsenko, Dumoulin, Landa, Pogacar, Barta, Sivakov y Castroviejo. Se quedaban cortados en el pelotón nombres importantes de la general como Martin (2º), Porte (7º), Martínez (4º), Quintana (6º) y López (5º). La ventaja del grupo cabecero alcanzaba el minuto, camino ya del Col de Romme.

Landa, muy activo en el inicio de la etapa, tuvo que claudicar
Landa, muy activo en el inicio de la etapa, tuvo que claudicar

Cofidis, Education First y Arkea-Samsic, por tanto, no tenían más remedio que tirar del pelotón para intentar echar abajo una fuga donde se estaba jugando mucho más que la victoria de etapa. El trabajo daría fruto sobre las durísimas rampas de Romme, reduciendo la renta de los escapados hasta los 20’’, aunque por delante la situación tampoco se estancaba, con Dumoulin y William Barta (CCC) intentando marchar en solitario.

La neutralización se hacía efectiva poco después, dejando en cabeza un grupo formado por Lutsenko, Sivakov, Alaphilippe, Dumoulin, Kuss, Bardet, Pogacar, Pinot, Neilands, Kämna, Enric Mas y David de la Cruz, que se incorporaba a la batalla para defender su maillot de líder de la montaña. De hecho, el catalán coronaba en primer lugar el col de Romme.

Tras un descenso peligroso, pero sin incidentes, se afrontaba el segundo coloso del día, el Col de la Colombière, donde Landa, Barguil y Valverde, entre otros, conseguían enlazar con el grupo cabecero, mientras por detrás Quintana y Porte comenzaban a pasar apuros. Alaphilippe y Sivakov tomaban entonces unos 40’’ de ventaja en la ascensión sobre el pelotón de Pinot, con Lutsenko entre medias.

David de la Cruz luchó en cada puerto para consolidar su maillot de la montaña
David de la Cruz luchó en cada puerto para consolidar su maillot de la montaña

Sivakov y Alaphilippe coronaban en cabeza, con un minuto de renta, mientras que Mikel Landa se despedía de sus opciones en la carrera: los calambres atacaban al corredor el Bahrain McLaren y perdía contacto con el grupo de los favoritos.

En el col des Aravis, y con el dúo cabecero manteniendo su ventaja, David de la Cruz puntuaba en tercer lugar, asegurando los puntos suficientes para llevarse a casa la clasificación de la montaña de este Critérium du Dauphiné.  Mientras, Bahrain McLaren trabajaba en bloque para que Mikel Landa volviera a entrar con los mejores, sin éxito.

A 30 km de meta, Sivakov se iba al suelo, dejando solo en cabeza a Alaphilippe, aunque podría contactar con el francés más tarde, mientras por la cola del pelotón Nairo Quintana decía ‘basta’ y se subía al coche del equipo, aquejado de dolores en la rodilla golpeada en su accidente de tráfico, el pasado mes de julio.

Más idas y venidas. En el grupo de los importantes la situación se movía en la pequeña cota de Domancy, con el ataque de Pogacar y Miguel Ángel López, que se marchaban con algunos segundos de ventaja, con un Thibout Pinot que parecía entrar en crisis, haciendo peligrar su maillot virtual de líder, al igual que Guillaume Martin. A Pogacar y López, además, se unía Daniel Felipe Martínez, el mejor clasificado de los hombres importantes, y Sepp Kuss.

Sivakov, tras su caída de hoy
Sivakov, tras su caída de hoy

En la penúltima subida del día, la côte de Cordon, el grupo de cabeza ya estaba formado por Alaphilippe, Sivakov, Kuss, Martínez, López y Pogacar. Mientras que Pinot sufría cada vez más en el grupo secundario, donde Valverde y Mas mostraban mejores sensaciones que en días atrás, en compañía de Dumoulin y Bardet, a 1’15’’ de cabeza de carrera.

Coronaban Sivakov, Kuss, Martínez y Pogacar, con algunos segundos sobre López, que acabaría entrando de nuevo en el descenso. Alaphilippe cedía definitivamente y era absorbido por el grupo de Pinot, Valverde, Mas, Dumoulin, Yates, Martin y Barguil, a un minuto de cabeza de carrera. Por detrás, el pelotón con Mikel Landa, se iba a más de 8 minutos ya.

Los escarceos en el grupo cabecero y el buen entendimiento en el grupo de Pinot, provocaba que la diferencia comenzara a bajar en las primeras rampas de Megéve, hasta los 30’’, haciendo peligrar la victoria global para Daniel Felipe Martínez… y recobrando esperanzas de nuevo para el líder francés del Groupama FDJ.

Sepp Kuss lanzaba su órdago a 7 km del final, dejando atrás a sus compañeros de fuga y logrando pronto una quincena de segundos, mientras Thibout Pinot, en un arranque de orgullo, dejaba atrás a Valverde, Mas y compañía, en un último intento de recuperar su liderato. Con él se iban Dumoulin, Bardet, Martin y Barguil.

En cabeza, Kuss afianzaba su ventaja en 40’’ a 4 km para el final. En segundo lugar, Sivakov, Pogacar y Martínez decían adiós a las opciones de ganar la etapa, y el colombiano del Education First, líder virtual, empezaba a temer por su triunfo global, con un Thibout Pinot que iba recuperando terreno progresivamente, tirando de un grupo donde también viajaban ‘Superman’ López, Guillaume Martin, Bardet, Barguil, Kamna y Dumoulin.

Llegaba, finalmente, otra gran victoria para el norteamericano del Jumbo-Visma, demostrando de nuevo su potencial en alta montaña. Por detrás, Daniel Felipe Martínez apretaba los dientes para asegurarse la victoria global –bonificando además 6 segundos-, entrando segundo en meta, siendo tercero Tadej Pogacar.

Pinot, luchando hasta el final, tendría que conformarse con la segunda posición en la general, a 29’’. La tercera plaza en el podio global sería para Guillaume Martin a 41’’.

Punto y final, por tanto, de un Critérium du Dauphiné que, en vista de lo accidentado que ha sido, deja más incógnitas que certezas de cara al próximo Tour de Francia, que comienza en menos de dos semanas.

 

Clasificación etapa

Etapa
 

Clasificación general

General
 

 

 

Kuss brilla en el Acebo y Roglic consolida su dominio

Relacionado

Kuss brilla en el Acebo y Roglic consolida su dominio