Van der Breggen consuma el doblete mundialista

Tras adjudicarse el título contrarreloj el pasado jueves, la neerlandesa impuso su superioridad con una fuga de casi 40 km en solitario. Van Vleuten y Longo-Borghini la secundaron en el podio de Imola.

Víctor Marcos/EFE. Fotos: Bettini Photo

Anna Van der Breggen
Anna Van der Breggen

La neerlandesa Anna van der Breggen confirmó su condición de favorita en la prueba en línea de los Campeonatos del Mundo de ciclismo, que se disputan en Imola/Emilia-Romagna (Italia), y venció con una exhibición en los últimos 40 de los 143 exigentes kilómetros de recorrido para completar el doblete, tras adjudicarse el jueves la prueba contrarreloj.

Acompañaron en el podio a Van der Breggen su compatriota y anterior campeona Annemiek van Vleuten -recién operada de la muñeca que se dañó al caerse hace una semana en el Giro Rosa- y la italiana Elisa Longo-Borghini, ambas a 1 minuto y 21 segundos de la vencedora. 

Las primeras españolas, la balear Mavi García y la vasca Ane Santesteban, terminaron en 18ª y 23ª posición, respectivamente.

Todo hacía indicar que los 28,8 kilómetros del duro circuito italiano -que contaba con dos subidas de casi tres kilómetros con pendientes medias del 6% y rampas de hasta el 14%, y al que las ciclistas debían dar cinco vueltas-, provocarían pronto una selección de las más ciclistas más fuertes. En total, 143 kilómetros, con unos 2.800 metros de desnivel positivo.

Sin embargo, y lejos de lo que suele ser habitual en la categoría, el pelotón se lo tomaba con calma en los primeros kilómetros, y tan sólo las corredoras de selecciones más débiles perdían contacto con el gran grupo, comandado principalmente por holandesas y alemanas.

La belga Demey abría las hostilidades a 107 km del final, marchándose en solitario en la primera de las dos ascensiones del circuito, logrando una ligera ventaja sobre el pelotón, aunque no por demasiado tiempo. La siguiente en intentarlo sería la canadiense Jackson, a la que se uniría poco después la australiana Brown, a 90 km de la meta.

La belga Demey fue la primera en abrir las hostilidades
La belga Demey fue la primera en abrir las hostilidades

Coincidiendo con la neutralización de la pareja cabecera, se formaba, ahora sí, un potente grupo en cabeza, con representación de todas las selecciones punteras (Holanda, Francia, Italia, USA, Bélgica) y con la alemana Lisa Brennauer, las hermanas británicas Barnes, la holandesa Pieters y la luxemburguesa Majerus como máximos exponentes. España se quedaba fuera de esa fuga e intentaba enlazar por medio de Gloria Rodríguez, que lograba acercar el pelotón a las escapadas.

Mavi García aprovechaba esa cercanía para enlazar con el grupo cabecero, a 80 km de la conclusión, si bien la distancia respecto al pelotón aún era mínima, de unos 20 segundos. La presencia de todas las selecciones importantes delante y su buen entendimiento, así como el parón detrás, provocaba, que la ventaja aumentara rápidamente a lo largo de los siguientes kilómetros hasta el minuto y medio.

Con la eslovena Bujak ‘perdida’ entre la fuga y el pelotón, las corredoras de cabeza se plantaban en las últimas dos vueltas con algo más de dos minutos de ventaja. Saltaban las alarmas en el pelotón y las propias holandesas, junto con Australia y Dinamarca, quienes se ponían a tirar con un ritmo más vivo. Mientras tanto, la eslovena, haciendo gala de un derroche físico tremendo, enlazaba con el grupo de Mavi García.

Van Vleuten tensó la cuerda justo antes del ataque de Van der Breggen
Van Vleuten tensó la cuerda justo antes del ataque de Van der Breggen

La distancia menguaba considerablemente, al son de una Van der Breggen que imponía velocidad en cabeza del pelotón, en la primera de las subidas del circuito, seguida del resto de favoritas, con la española Santesteban entre ellas. La neutralización se hacía efectiva en la segunda de las ascensiones, a falta de 42 km del final, con Marianne Vos encabezando un pelotón reducidísimo, seguida de su compatriota y vigente campeona mundial, Annemiek Van Vleuten.

A pesar de las secuelas en su muñeca izquierda, Annemiek se ponía a marcar un ritmo infernal, que solo Longo-Borghini (Italia), Ludwig (Dinamarca) y Van der Breggen podían soportar. La reciente campeona mundial de contrarreloj asestaba el hachazo poco después, coronando el repecho con unos 10 segundos de ventaja sobre el trío perseguidor. Por detrás, Mavi García luchaba por no perder demasiado tiempo y volver a entrar en la lucha.

Con algo menos de 40 km por delante, Van der Breggen se ponía a en modo ‘crono’, buscando el doblete, y aumentando la ventaja hasta los 35’’ sobre un grupo perseguidor que se convertía en cuarteto con la llegada de la británica Lizzie Deignan. Por detrás, a más de minuto y medio, el pelotón principal, con García y Santesteban en su seno, buscaban recuperar margen, camino del penúltimo paso por meta.

Ajustado sprint entre Van Vleuten y Longo Borghini
Ajustado sprint entre Van Vleuten y Longo Borghini

Ya en el circuito de Imola, y al sonido de la campana, el pelotón se echaba encima de Deignan, Van Vleuten, Ludwig y Longo-Borghini, con una descomunal Van der Breggen en fuga que ampliaba su ventaja hasta el 1’45’’. El arcoíris comenzaba a tener nombre propio, a falta de 28 km para la conclusión.

La selección italiana se ponía al mando de la persecución, en colaboración con algunas corredoras alemanas y francesas, con Mavi García y Ane Santesteban a la expectativa de posibles movimientos en busca de los puestos de honor. Sobre las rampas del penúltimo repecho del día, Van der Breggen no hacía sino incrementar su ventaja sobre un pelotón que renunciaba a la caza de la neerlandesa, y donde el resto de favoritas preferían guardar fuerzas para jugarse las medallas de plata y bronce.

Con las diferencias estabilizadas en torno a los dos minutos, la selección británica marcaba el ritmo del pelotón en la última ascensión de la jornada, sin que ninguna corredora se atreviera a romper la tensa calma reinante. La primera en hacerlo sería la danesa Ludwig, que se llevaría consigo a Borghini y Van Vleuten. Italiana y neerlandesa coronarían con una decena de segundos de ventaja, lanzándose en busca de la plata y el bronce en el descenso. Por detrás, un quinteto integrado por Niewiadoma, Ludwig, Lippert, Brennauer y Vos, se quedaban a unos 30’’.

Van der Breggen entraba victoriosa en meta con 1’20‘’de ventaja sobre su compatriota Van Vleuten, que batía de forma ajustada a la italiana Longo-Borghini en la lucha por las medallas, tan solo unos días después de su caída en el Giro Rosa. Otra neerlandesa, Marianne Vos, daba tiempo al grupo perseguidor, a 2’01‘’. La superioridad naranja, por tanto, fue protagonista de una jornada mundialista más. 

Mavi García, 18ª, y Ane Santesteban, 23ª, serían las mejores españolas en una carrera donde siempre estuvieron atentas, pero sin fuerzas para meterse en los cortes decisivos.

 

Clasificación final

Clasificación final
Clasificación final

 

Van der Breggen, Reusser y Van Dijk, en el podio. Foto: Bettini Photo

Relacionado

Anna van der Breggen, campeona del mundo contrarreloj tras caerse Chloe Dygert