Giro de Italia. Etapa 16. Nairo Quintana firma en Val Martello una actuación que pasará a la historia

Quintana metió más de cuatro minutos a sus máximos rivales en una jornada épica de ciclismo tanto por lo acontecido sobre la carretera como por las condiciones climáticas que acompañaron al pelotón. El corredor del Movistar consiguió la victoria de etapa y se vistió de rosa dándole por completo la vuelta a la general.
Carlos Faba -
Giro de Italia. Etapa 16. Nairo Quintana firma en Val Martello una actuación que pasará a la historia
Giro de Italia. Etapa 16. Nairo Quintana firma en Val Martello una actuación que pasará a la historia

Puede que entre Ponte di Legno y Val Martello, previo paso por el Gavia y el Stelvio, viviéramos una jornada histórica de ciclismo porque el pelotón recuperó los valores y principios que años atrás llevó a este maravilloso deporte a sus más alta cotas de popularidad.

Los organizadores permitieron que el pelotón tuviera que enfrentarse a unas condiciones propicias para hacer de la etapa de ayer una aventura de supervivencia que otorgó la etiqueta de héroe a todo aquel que cruzó la línea de meta en un día tan dantesco. Ante tal contexto, Nairo Quintana se encargó de llenar de épica y gesta las líneas de esta narrativa que se contará junto a otras grandes hazañas de este deporte protagonizadas décadas atrás.

El frío y la nieve dieron los buenos días a los ciclistas que a pesar de la disconformidad de muchos de ellos por la disputa de la etapa aparecieron ante los ojos del público entre las paredes de varios metros de nieve que escoltan la carretera del Gavia. Movistar cogió las riendas del pelotón y seleccionó con su ritmo el grupo dejándolo muy diezmado. Por delante unos pocos atrevidos, Chalapud, Arredondo, Kiserlovski, Pellizotti o Cataldo, cogieron unos metros en la subida que consolidaron jugándose el pellejo en el descenso.

Como en las grandes jornadas de ciclismo, el punto de giro de la etapa se produjo quizá en el momento menos esperado y por circunstancias absolutamente rocambolescas. El día invitaba a establecer diferencias en el descenso del Stelvio a aquellos que quisieran arriesgar y Quintana, Hesjedal, Rolland, Gorka Izagirre y un par de ciclista del Ag2r se lanzaron carretera abajo mientras que el resto, por un mal entendido con la organización que lanzó una comunicación que advertía de la neutralización del descenso, bajaron a ritmo no competitivo. Como resultado, antes de iniciar la subida final a Val Martello, Quintana, Hesjedal y Rolland aventajaban al pelotón de favoritos en 1’40”. La organización ha negado en todo momento que hubiera neutralizado el descenso y algunos corredores como Pozzovivo, que se encontraba en el grupo de Urán y Evans, aseguraron al finalizar la etapa que habían bajado a tope. Polémica y la carrera planteada tal y como queríamos, con un ataque lejano y los favoritos divididos en dos grupos que obligaba a un pulso en la distancia en el que solo las pocas energías que quedaran en las piernas de cada cual podía decidir el vencedor.

Lo que no admite discusión fue todo lo acontecido después. Nairo Quintana realizó una ascensión a Val Martello para la historia que le permitió asaltar el maillot rosa desde la quinta posición de la general y a pesar de estar a casi tres minutos de Urán. No solo fue una exhibición de fuerza y valentía, el colombiano demostró una gran capacidad para autogestionar sus energías ante un puerto de esta entidad en el que sacó a relucir sus puras condiciones de escalador. Con un ritmo constante, moviendo desarrollo, renunciando al molinillo y las técnicas de ascensión modernas, colocó su marcheta sin preocuparse de quien viajaba con él en el grupo de cabeza.

Hesjedal estuvo sufriendo desde que arrancó la ascensión a veinte kilómetros de meta, pero gracias a un pundonor y una capacidad de sufrimiento encomiable consiguió resistir la rueda de Quintana hasta la llegada del terrorífico último kilómetro donde el desnivel de las rampas le dejaron sin respuesta. Rolland cedió unos kilómetros antes ahogado por el ritmo del nuevo rosa de la carrera.

Por detrás, los favoritos no quisieron personalizar la persecución y se apoyaron, quizá durante demasiado tiempo, en gregarios incapaces de mantener la distancia ante Quintana. Dos minutos, tres, y hasta cuatro perdieron en la línea de meta Rigoberto Urán, líder de la carrera, y Cadel Evans, segundo hasta aquel momento. Las fuerzas no les acompañaron en ningún momento del día pues muestra de ello es como algunas de las grandes promesas del pelotón internacional les doblegaron sin ningún tipo de pudor o respeto -Wilco Keldermann fue el mejor de los que iniciaron la subida con los favoritos, cuarto, Aru fue sexto y Sebastián Henao, el primo de Sergio Henao, también corredor del Sky, con tán solo 20 años, fue octavo- pero echamos de menos que asumieran más responsabilidad a la hora de intentar controlar la renta de Nairo Quintana.

Clasificación Etapa 15 – Giro de Italia 2014

  1. Nairo Quintana (Movistar/COL) 4.42.35
  2. Ryder Hesjedal (Garmin/CAN) 0.08
  3. Pierre Rolland (Europcar/FRA) 1.13
  4. Wilco Keldermann (Belkin/HOL) 3.32
  5. Domenico Pozzovivo (Ag2r/ITA) 3.37
  6. Fabio Aru (Astana/ITA) 3.40
  7. Rafal Majka (Tinkoff/POL) 4.08
  8. Sebastián Henao (Sky/COL) 4.11
  9. Rigoberto Urán (Omega/COL) 4.11
  10. Cadel Evans (BMC/AUS) 4.48

Clasificación General – Giro de Italia 2014

  1. Nairo Quintana (Movistar/COL) 68.11.44
  2. Rigoberto Urán (Omega/COL) 01.41
  3. Cadel Evans (BMC/AUS) 3.21
  4. Pierre Rolland (Europcar/FRA) 3.26
  5. Rafal Majka (Tinkoff/POL) 3.28
  6. Fabio Aru (Astana/ITA) 3.34
  7. Domenico Pozzovivo (Ag2r/ITA) 3.49
  8. Wilco Keldermann (Belkin/HOL) 4.06
  9. Ryder Hesjedal (Garmin/CAN) 4.16
  10. Robert Kiserlovski (Trek/CRO) 8.02

Galería relacionada

Giro de Italia 2014. Etapa 16

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...