Dumoulin es más rosa

El holandés se afianza en el liderato en Roccaraso con un contraataque ante una refriega de Nibali que le sirve para meter tiempo a todos los favoritos. Tim Wellens ganó la etapa.
Ainara Hernando -
Dumoulin es más rosa
Giro de Italia 2016 / 6º etapa / Ponte - Roccaraso / 157 km

Las frases hechas y clásicas están para usarlas. Sobre todo en el ciclismo. Como las que hablan del primer final en alto que parroquialmente toda gran vuelta coloca para dar emoción a la primera semana de carrera. Esas frases tan resabidas y usadas que rezan aquello de “hoy no veremos quién podrá ganar la carrera, pero sí quién puede perderla” o aquella de “no sacaremos muchas conclusiones pero veremos quién no está para pelear por la general”. Son el guión preestablecido que todo director, corredor y periodista que vive en la burbuja que monta cada grande, el Giro en este caso, cita sin poder evitarlo, más por relleno que por otra cosa. Luego están los pocos que hablan, sin ser alto, si muy claro. Sin pelos en la lengua. En esa minoría siempre suele estar Mikel Landa, que no se suele privar de decir lo que piensa, siente mal a quien siente. Sin acudir a los dichos, el alavés fue más allá: “En Roccaraso no pasará nada”, decía por la mañana sin tapujos.

Y es verdad. Nada pasó, más allá de la maravillosa exhibición de Tim Wellens, que se pasó casi toda la ascensión final, 17 kilómetros nada menos, en solitario después de soltar a Laurent Didier y Zhupa, los hombres que iban en cabeza cuando, antes de la subida final, el Lotto Soudal movió con maestría sus piezas para avanzar con Wellens y Phil Ligthart hasta la cabeza de carrera visto que los favoritos se desentendían del triunfo de etapa. Ligthart logró llevarlo hasta la fuga y hacerle los kilómetros de aproximación a Wellens, que en las primeras rampas de Roccaraso se desentendió de sus compañeros de fuga y se marchó en solitario a por la cima.

Wellens es la nueva estrella emergente del maltrecho y necesitado ciclismo belga. Hace dos días cumplía 25 años y esta temporada ya ha logrado hacerse con la última etapa de la París-Niza y colarse en el top ten de la Amstel Gold Race. Pero su gran objetivo era el Giro. Cazar una etapa y ver hasta dónde puede llegar en la general. A Wellens el ciclismo le viene de familia. En los genes. Su tío Paul fue ciclista. En 1978 ganó en Super Besse la 13ª etapa del Tour de Francia. Ahora ya no es el único de los Wellens que pueda presumir de haber ganado en una de las grandes. Tim ya tiene la suya.

Este giro de Italia puede acabar convirtiéndose en una Biblia. Tendrá dos testamentos. Todo lo que sucede ahora, hasta el domingo. a.C. Antes de la crono. Los temidos 40 kilómetros por las tierras del vino Chianti que abrirán las grandes diferencias del Giro. d.C. Después de la crono. La reconquista. Va a serlo de verdad. Porque la gran referencia y favorito será precisamente el líder, Tom Dumoulin, que de Roccaraso sale más rosa de lo que entró. Al resto le tocará remontar todo lo perdido hasta ahora más lo que el holandés les castigue en la crono, su verdadera especialidad.

Pensando en aquello, quizá, o por probarse sin más, Nibali se lanzó al vacío en las últimas rampas de la subida final. Antes, el Astana había mandado por delante a Jakob Fuglsang que viajaba entonces con Kanstantsin Siutsou. Pero hasta aquella rueda no llegó Nibali. Ni mucho menos. A por él salta el líder, Dumoulin, quien piensa que la mejor defensa es un buen ataque y que todo lo ganado será lo que los demás tendrán que desgastarse para descoserle el rosa que tan bien le queda.

Dumoulin llega hasta Nibali y le contraataca, lo deja seco, sentado. “Le vi con dificultad en el falso llano y he visto la oportunidad”, comentaba. “No lo tenía planificado  y tampoco esperaba estar tan fuerte”. Dumoulin lleva desde que debutó en febrero vendiendo que este año había decidido posponer un año, a favor de la crono de los Juegos Olímpicos, luchar por las generales de las grandes a pesar de lo que logró en la pasada Vuelta a España. Pero su fortaleza le va a acabar obligando a pelear por el rosa del Giro.

Sus piernas se lo han demostrado. En la primera montaña de la corsa rosa se afianza en el liderato. En meta, donde llegó junto a Fuglsang y el correoso Zakarin, metió 14 segundos a Valverde y 21 a Landa y Nibali. Y aún tiene la crono del domingo que juega a su favor. Como para no replanteárselo. “Ahora pienso también en la general”, aseguró. A ver quién lo saca de ahí arriba.

PERFIL Y HORARIO DE TV DE LA ETAPA DE MAÑANA

Eurosport: en directo desde las 14:30

Teledeporte: en directo desde las 14:30

Giro de Italia 2016 – 6º etapa

  1. Tim Wellens (Lotto/BEL) 4.40.05
  2. Jakob Fulgsang (Astana/DIN) 1.19
  3. Ilnur Zakarin (Katusha/RUS) m.t
  4. Tom Dumoulin (Giant/HOL) 1.22
  5. Kanstantin Siutsou (Dimension Data/BLR) 1.24
  6. Domenico Pozzovivo (Ag2r/ITA) m.t
  7. Esteban Chaves (Orica/COL) 1.29
  8. Rigoberto Urán (Cannondale/COL) 1.33
  9. Rafal Majka (Tinkoff/POL) m.t
  10. Alejandro Valverde (Movistar/ESP) 1.36

Giro de Italia 2016 - General

  1. Tom Dumoulin (Giant/HOL) 24.22.15
  2. Jakub fulgsang (Astana/DIN) 0.26
  3. Ilnur Zakarin (Katusha/RUS) 0.28
  4. Bob Jungels (Etixx/LUX) 0.35
  5. Steven Kruijswijk (LottoNL/HOL) 0.38
  6. Alejandro Valverde (Movistar/ESP) 0.41 
  7. Diego Ulissi (Lampre/ITA) m.t
  8. Esteban Chaves (Orica/COL) 0.44
  9. Vincenzo Nibali (Astana/ITA) 0.47
  10. Kanstantsin Siutsou (Dimension Data/BLR) 0.49

PREVIO GIRO DE ITALIA 2016

Los favoritos: Nibali, Valverde y Landa

Los aspirantes: Zakarin, Urán, Chaves, Majka y Dumoulin

El recorrido

La Montaña

Listado oficial de dorsales y participantes

Te recomendamos

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Si quieres estrenar coche nuevo, ésta es tu oportunidad: participa en Best Cars 2019,...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...