Omar Fraile abandona el Giro: “El que me haya puesto dos velas negras ya las puede apagar”

El ciclista del Dimension Data ha tenido que dejar la Corsa Rosa por una fiebre que se suma a la caída que sufrió en la jornada de ayer.
Ciclismoafondo.es / Fuente: Prensa Acquadro -
Omar Fraile abandona el Giro: “El que me haya puesto dos velas negras ya las puede apagar”
Giro de Italia 2016

Omar Fraile ha tenido que concluir su participación en su primer Giro de Italia en la quinta etapa, una decisión muy dura pero a la que se ha visto abocado después de haber sufrido fiebre y vómitos durante toda la etapa. “Empecé el Giro muy bien, parecía que había dado la vuelta a la moneda. Ayer intentado coger la escapada, las sensaciones eran buenas pero me fui al suelo. Me curé en el coche del médico de carrera y lo volví a intentar, así que iba bien. Pero no sé qué ha pasado esta noche. He estado toda la noche con vómitos, 39 de fiebre, y por eso no he podido desayunar. Y en la etapa era imposible comer, incluso he llegado a vomitar en carrera. Estaba vacío y en el kilómetro 100 veía que era imposible ya incluso por mi seguridad y la del resto de corredores porque no tenía nada de reflejos y mi condición física no estaba bien. Y con el médico y el director del equipo hemos decido que era mejor bajarse en el avituallamiento”.

La suerte ha abandonado a Omar Fraile desde que dio el salto al World Tour. Tras firmar una excelente campaña 2015 con el Caja Rural en la que logró dos victorias además de la clasificación de la montaña en la Vuelta a España, el ciclista del Dimension Data aún no ha tenido oportunidad de demostrar su valía defendiendo su nuevo maillot. “Son 3 meses de mala suerte. El que me haya puesto dos velas negras ya las puede apagar. Ya ha cumplido. Espero que las cosas mejoren y esto sea un punto aparte. Ahora estaré una semana recuperando bien el cuerpo y la mente para empezar a entrenar con más ganas y buscar nuevos objetivos. Esto tiene que cambiar, no puede ser todo el año igual.  En Calpe, antes de Volta a Catalunya, me encontraba realmente bien, yo creo que nunca había tenido esas sensaciones en mi vida y la condición era muy buena. Llegué a Catalunya después de pasar una otitis y una gripe que me dejaron fulminado y el segundo día me tuve que ir a casa. En País Vasco iba un poco mejor, a pesar de las tres caídas, hasta que el último día cuando estaba casi en la fuga y me fui al suelo; llegué fuera de control y fue otro batacazo. Y en las clásicas (de las Ardenas), las sensaciones eran muy buenas y sabía que llegaba bien al Giro. Así hemos empezado bien el Giro, las sensaciones eran inmejorables, pero de un día para otro las cosas pueden cambiar y de qué manera”.

A partir de ahora, Fraile mira hacía el frente y piensa ya en sus próximos grandes retos, entre los que vuelve a estar la gran ronda española. “Ahora tengo que darle vuelta a esto, esto tiene que cambiar, espero esto que sea un punto y aparte y empecemos la segunda parte de la temporada con más ganas que nunca. No sé si correré Dauphiné, y, después, Polonia, San Sebastián, Burgos y la Vuelta a España. Es un buen calendario y hay que aprovecharlo”.

Te recomendamos

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Si quieres estrenar coche nuevo, ésta es tu oportunidad: participa en Best Cars 2019,...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...