El Mortirolo consolida el liderato de Carapaz y acerca al podio a Mikel Landa

Gran victoria de Giulio Ciccone (Trek-Segafredo) en una etapa marcada por la subida a este coloso y por el frío, y en la que Primoz Roglic volvió a perder tiempo (1´22”).
Fernando Belda
El Mortirolo consolida el liderato de Carapaz y acerca al podio a Mikel Landa
Landa acecha el podio; Carapaz, más líder

Giulio Ciccone (Trek-Segafredo) ha logrado una inmensa victoria en Ponte di Legno -derrotando en los últimos metros a Jan Hirt para culminar una fuga larguísima-, en una etapa en la que Primoz Roglic sigue mostrando debilidades y se deja 1´22" con sus principales rivales, Richard Carapaz -que es más líder- Vincenzo Nibali -que asciende a la segunda plaza-, y un Mikel Landa que sigue muy sólido y acecha el tercer puesto que ahora ocupa el esloveno. Más tiempo perdió Rafal Majka (3´05" con el grupo de favoritos), lo que le saca del top-5 de la general.

Una general en la que ahora Richard Carapaz aventaja en 1´47" a Nibali, en 2´09" a Roglic, en 3´15" a Landa y en 5´00" a Mollema. Cada vez más cerca el sueño rosa.

Movistar Team ha dominado con maestría una etapa marcada por el ascenso al Mortirolo y por el clima adverso y el frío en los últimos kilómetros. Con piernas y con una táctica acertada, el equipo dirigido por Max Sciandri y Chente García Acosta ha movido sus piezas a la perfección para consolidar la maglia rosa de Carapaz y acercar a Landa al podio. Primero, metiendo en la fuga a Andrey Amador; después, con el gran trabajo de Héctor Carretero y Antonio Pedrero (espectacular su ascensión al Mortirolo) para controlar la carrera y seleccionar el pelotón; y por último, parando al costarricense para que ayudara a sus líderes a mantener -en la bajada del gran coloso y en el terreno de aproximación previo a la tendida subida final-, el hueco que habían sacado a Roglic. Un 10 para el equipo telefónico.

Al igual que para Giulio Ciccone, quien se ha impuesto en los últimos metros a Jan Hirt culminando una fuga que en su origen fue de 21 ciclistas. El joven italiano del Trek-Segafredo fue quien más buscó la victoria, marcando el ritmo en el Mortirolo para hacer la selección (primero con Caruso, Hirt y Mikel Nieve, y luego en solitario con el checo del Astana), y tirando sólo durante muchos kilómetros en el terreno, siempre hacia arriba, que conducía hasta Ponte di Legno. Hirt se negó a colaborar, con el consiguiente enfado de Ciccone, quien (justicia divina) le superó con facilidad en el sprint con el que se jugaron la etapa.

Es la quinta victoria como profesional y la segunda en el Giro de Italia –ganó una en 2016, con tan solo 21 años- para un Ciccone que se está consolidando como un ciclista espectacular. Lidera la clasificación de la montaña con tanta ventaja (229 puntos frente a los 66 de Carapaz), que ya casi le valdría con llegar a Verona para adjudicarse la maglia azurra.

Landa acecha el podio; Carapaz, más líder

La etapa salió lanzada y en menos de diez kilómetros se había formado una escapada de 21 ciclistas, con hombres peligrosos y habituales de las fugas en este Giro como Amador, Ciccone, Masnada, Cattaneo, Pello Bilbao, Hirt, Caruso, Antonio Nibali, Ventoso, Dombrowski (el mejor clasificado de la general, 15º), Mikel Nieve…

Empiezan a ascender el temible Mortirolo (11,9 km al 10,9%) con una ventaja cercana a los seis minutos. En sus primeras rampas el grupo de 21 queda reducido a cuatro (Hirt, Ciccone, Caruso y Nieve), mientras Movistar marcaba el ritmo, con Héctor Carretero a la cabeza, en un pelotón con apenas una veintena de unidades.

En la parte central del Mortirolo, la más dura, con rampas que no bajan del 12%, Vincenzo Nibali ataca y se marcha con Hugh Carthy, abriendo un hueco de 15”. Mientras Ciccone y Hirt se quedan en cabeza, en un pelotón cada vez más reducido ceden Majka, Zakarin, Simon Yates y Primoz Roglic, un día más muy solo en la montaña. Pedrero hace un trabajo impagable para Carapaz y Landa, quienes junto a Miguel Ángel López enlazan con Nibali y Carthy. El grupo de Roglic, Yates y Zakarin corona el Mortirolo con 1´30” de desventaja respecto al de los favoritos, con Majka rodando aún más atrasado.

El descenso del Mortirolo, muy peligroso por el suelo mojado y sus cerradas curvas, reduce la desventaja de Roglic por debajo del minuto, pero el gran trabajo de Andrey Amador y de Damiano Caruso (Bahrain) –que venía de la fuga- vuelve a aumentarla hasta el minuto y medio. Mientras Ciccone se enfadaba con Hirt y luego le derrotaba al sprint, el mano a mano entre ambos grupos mantenía las diferencias, que en meta serían de 1´22”. Un botín suculento para las aspiraciones de los Movistar. Nibali se consolida como el rival más peligroso mientras Roglic sigue con su penar en las últimas etapas. Se le está haciendo muy largo este Giro, al que llegó en un estado de forma insultante.

Y mañana, nuevo final en alto en la 17ª etapa (Commezzadura-Anterselva, de 181 km). En el km 43 se corona el Passo della Mendola (8,4 km al 4,5%) y después la etapa transita por terreno irregular -con otras dos ascensiones, Natz y Terento (6,6 km al 7,6%)- antes de afrontar la subida final a Anterselva, de 9,3 km al 5,7% pero que se endurece según pasan los kilómetros (los 4 últimos son al 8,5%).

Landa acecha el podio; Carapaz, más líder

CLASIFICACIÓN GENERAL

Landa acecha el podio; Carapaz, más líder

Colaboración: Fotos: Bettini Photo
Te recomendamos

Diseñadas en la alta competición, adaptadas para todos los ciclistas...

Salimos a rodar con el Ventral Air SPIN de Poc, un casco cómodo y ventilado para hace...

Un modelo desarrollado en colaboración con el equipo del actual Campeón del Mundo que...

Lo último en tecnología para proteger y optimizar el rendimiento del ciclista: así so...

Con los hermanos Simon y Adam Yates, Esteban Chaves y Matteo Trentin como grandes ref...

Velocidad, rigidez, peso contenido y un funcionamiento exquisito son las característi...