BORA limpia de velocistas el pelotón y Sagan remata con un gran sprint en Foligno

El fuerte ritmo del equipo alemán en Vallico della Somma seleccionó el grupo, y el eslovaco hizo bueno el trabajo de sus compañeros superando en la volata a Gaviria y Cimolai. Preciosa lucha entre Bernal y Evenepoel en el sprint bonificado.

Peter Sagan, ganador de la 10ª etapa del Giro. Foto: Dario Belingheri / Bettini Photo
Peter Sagan, ganador de la 10ª etapa del Giro. Foto: Dario Belingheri / Bettini Photo

Triunfo merecido y muy trabajado de Peter Sagan y BORA-hansgrohe en la 10ª etapa del Giro, resuelto con un sprint en la localidad de Foligno. Un sprint en el que faltaba casi la mitad del pelotón, entre ellos destacados velocistas como Dylan Groenewegen, Tim Merlier, David Dekker o Giacomo Nizzolo, que habían quedado cortados en la única subida puntuable del día, Vallico della Somma -de 4,8 km al 6%-, debido al fortísimo ritmo impuesto por el equipo alemán. 

La victoria del eslovaco, por delante de Fernando Gaviria y Davide Cimolai, fue el premio al enorme trabajo de un equipo que no deja de intentarlo y de forzar las situaciones para que las cosas ocurran. Ya vimos en el pasado Tour de Francia como recurrieron a la "guerra de guerrillas" buscando el asalto de Sagan al maillort verde que lucía Sam Bennett. Hoy sí han obtenido la recompensa buscada y todos los aficionados se alegran de ello. Hoy más que nunca fue una victoria de equipo

 

Además con esta victoria -la segunda de Peter Sagan en la corsa rosa tras la que lograra el pasado año en solitario en Tortoreto-, el eslovaco se enfunda la maglia ciclamino de la clasificación por puntos, que pasa a ser un objetivo prioritario para él: "Estoy muy feliz por conseguir una victoria como esta, principalmente por corresponder a la magnífica labor de mis compañeros. Todavía nos queda la mitad del Giro, así que me esforzaré al máximo por ganar alguna etapa más y por luchar por la general de los puntos”, dice. 

En vísperas de la primera jornada de descanso no hay cambios destacados en la clasificación general, que sigue liderada por Egan Bernal,  aunque la etapa nos ha dejado una situación que puede ser indicio de la espectacular batalla que nos espera. A 18 km del final, en el sprint bonificado de Campello sul Clitunno, se produjo un precioso duelo entre Bernal y Remco Evenepoel por los segundos de bonificación (3,2 y 1) que allí se repartían. 

Filippo Ganna lanzó al colombiano, pero el belga también quería el botín y se metió en la pelea con los ciclistas del equipo británico. Los 3" fueron finalmente para Jonathan Narvaez (INEOS), Evenepoel se llevó 2" y uno Bernal. Tremenda lucha por un par de segundos.

 

BORA toma el mando

Antes de la primera etapa de descanso en el Giro los ciclistas afrontaban una 10ª etapa corta y rápida, con más terreno descendente que ascendente. Los 139 km entre L´Aquila y Foligno solo tenía como dificultad montañosa la ascensión a Vallico della Somma (un 4ª de 4,8 km al 6%), que se coronaba a falta de 39 km.

De salida se conformaba la escapada con los muy combativos en este Giro Simon Pellaud (Androni Giocattoli) y Umberto Marengo (Bardiani-CSF), acompañados de Kobe Goossens (Lotto Soudal), Samuele Rivi (EOLO-Kometa) y Taco van der Hoorn (Intermarché-Wanty Gobert), ganador en Canale de la tercera etapa de esta corsa rosa.  Pese a no inquietar en la general (todos estaban a más de una hora del líder), el pelotón no les dejó coger más de tres minutos, y siempre les tuvieron a tiro. El quinteto se encontró además con un paso a nivel cerrado y ahí perdieron cerca de un minuto de su renta. 

La carrera se acercaba al Vallico della Somma y BORA-hansgrohe cogía la cabeza para endurecer el ritmo con la idea de seleccionar el pelotón de velocistas en esta subida de 4,8 km al 6%. Mientras los fugados eran cazados poco antes de iniciar la ascensión, a cola empezaba el rosario de ciclistas que se quedaban cortados, entre ellos Dylan Groenewegen, Tim Merlier, David Dekker, Giacomo Nizzolo…

 

Tras coronar, BORA daba continuidad al fuerte ritmo y se sumaba al trabajo el Israel Start-Up Nation de Davide Cimolai. Nizzolo –ayudado por su compañero Campenaerts- inició la persecución para entrar en el pelotón, pero acabaron desistiendo. Por delante se volaba y ya no habría opciones para quienes se habían quedado rezagados. Después vino la espectacular batalla entre Evenepoel y Bernal por un par de segundos de bonificación y el habitual trabajo de los trenos por llevar bien colocados a sus velocistas. 

Entrando en el último kilómetro una caída del alemán Max Kanter (Team DSM) provocó un corte en el pelotón el triunfo se lo disputarían una docena de ciclistas. Juan Sebastián Molano saltaba con fuerza y Sagan tuvo que reaccionar con rapidez para cerrar el hueco y tomar la delantera en la volata. A su rueda iba Fernando Gaviria, quien no pudo remontar el gran sprint del eslovaco, que culminaba a lo grande el trabajo de sus compañeros del BORA. Hoy fue un triunfo de equipo. 

 

CLASIFICACIONES 

 

Los mejores vídeos