Quintana y Valverde, sin problemas aparentes tras sufrir sendas caídas

Quintana sufrió una caída en el repecho final en Le Havre y presenta varias heridas en el brazo derecho que no pondrán en peligro su continuidad en el Tour. Valverde, por su parte, tiene heridas en el glúteo y en el gemelo debido a un percance en el inicio de la etapa.
Ciclismoafondo.es / Fuente: Movistar Team -
Quintana y Valverde, sin problemas aparentes tras sufrir sendas caídas
Quintana y Valverde, sin problemas aparentes tras sufrir sendas caídas

Una desafortunada caída en el repecho de Ingouville, a menos de un kilómetro de la meta de Le Havre, sexta etapa del Tour de Francia, ha hecho saltar momentáneamente las alarmas en el seno de Movistar Team.

Tras un día de perfecto trabajo de los azules -con un repuesto Dowsett, Herrada, Malori, Castroviejo, Gorka Izagirre, Erviti y Anacona alternándose en cabeza de pelotón-, un enganchón entre el líder de la carrera, Tony Martin (Etixx-Quick Step), y el francés Coquard (Europcar) provocó una reacción en cadena que dio, entre otros, con Nairo Quintana en el suelo.

El colombiano, rápidamente asistido por José Herrada, quien le entregó su montura, alcanzó la meta con una aparatosa herida de plato de bicicleta en su codo derecho y algunas otras erosiones en el brazo, que fueron curadas por rapidez en el autobús de la escuadra telefónica. "Iba unos tres puestos por detrás de Tony Martin y me ha tocado su misma caída", declaraba a su llegada el boyacense. "Tengo un golpe superficial; ahora mismo en caliente no noto nada, pero espero que no sea nada y mañana amanezca bien el codo. En casa pueden estar tranquilos".

Alejandro Valverde sufría por su parte otro percance fortuito, aunque de menor gravedad, en el inicio de la etapa. Al realizar una parada técnica, el campeón de España resbalaba con la gravilla de la cuneta al volver a subirse en la bici y sufría heridas en glúteo y gemelo izquierdos, así como molestias en su cuerpo y un golpe en la espalda. La presencia del murciano mañana viernes en la séptima jornada -192'5 km entre Livarot y Fougères- no está tampoco en entredicho, y los tiempos de él y su compañero Quintana - fueron neutralizados por los jueces.

"En principio, estoy bastante bien", afirmaba Alejandro justo al cruzar la meta. "En la llegada era muy difícil meterse a disputar, pero con ese bandazo con Froome y la montonera que se ha producido, se ha hecho imposible. Nos darán el mismo tiempo, así que no hay mayor problema", concluía.

Audio con las declaraciones de Nairo Quintana tras sufrir la caída:

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...