Vídeo: os mostramos la parte desconocida del Col du Portet

Será la llegada inédita del Tour de Francia 2018 en los Pirineos, y tendrá el atractivo añadido de ser la meta de la etapa más corta de esta edición.
Joaquín Calderón -
Vídeo: os mostramos la parte desconocida del Col du Portet
¿El nuevo Rey de los Pirineos?

La 17º etapa del próximo Tour está llena de sorpresas: un kilometraje reducido de 65 km ascendiendo tres grandes puertos que suman 3.300 metros de desnivel, la salida al estilo parrilla de Fórmula 1... y, sobre todo, la ascensión al Col du Portet, un coloso que ha despertado mucho interés por unos números de auténtico Hors Categorie: 16 km con una pendiente media superior al 8,5%.

El Col du Portet no es estrictamente nuevo, sino que se trata de la prolongación de la subida a la estación de esquí de Saint Lary Soulan, con la que comparte los primeros 8 km hasta la zona de los telesillas de Espiaube. Esta primera parte es muy dura, con una pendiente constante cercana al 9% y con unas magníficas vistas del valle desde el que ascendemos. El paisaje cambia totalmente en el cruce de los 8 km finales, donde los grandes prados son protagonistas y podremos disfrutar de un entorno más salvaje, sin las grandes construcciones de la estación de esquí.

Hemos aprovechado un viaje a Pirineos para ascender este nuevo coloso, pero no pudimos pedalear en los primeros 4 km tras el cruce de Espiaube por las obras de mejora de la carretera para la etapa del Tour. Es una zona de curvas de herradura donde la pendiente sigue constante entre el 8, 9 y 10 %. Gracias a la oficina de turismo de Saint Lary, pudimos ascender los últimos cuatro km, a los que llegamos a través de las pistas de la estación de esquí. Es una zona muy abierta, en la que también se mejorará el asfalto para la etapa, y que mantiene la dureza del tramo anterior, aunque a falta de unos 2 km la pendiente da un respiro y se sitúa en torno al 5-6 %. El descanso dura apenas 400 metros y tras otra zona con pendientes cercanas al 10% superamos un túnel en curva donde la visibilidad es escasa y cuya salida nos deja a sólo un kilómetro de coronar. Una curva más de herradura y una dura rampa final nos dejan en el telesilla donde se corona este col du Portet, una ascensión que por dureza -la primera parte de la subida a Pla d'Adet es muy exigente y ahora se han sumado otros 5 km seguidos en torno al 9%- y paisajes se ha convertido en imprescindible para los cicloturistas.

Veremos qué ocurre en la esperada 17ª etapa y si será decisivo para la general; nosotros, los cicloturistas, tenemos una razón más para pedalear en la zona de Saint Lary.

Galería relacionada

Col du Portet Saint Lary

Te recomendamos

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...

Así es la nueva Noah Fast de Ridley, una de las bicis más rápidas del Tour de Francia...

Tierra sagrada para los amantes de este deporte, Flandes es un destino cicloturista i...

El gigante japonés de Shimano cuenta en España con 62 tiendas con mecánicos formados ...