Pinot, Fuglsang, Urán y Landa, damnificados en una etapa enloquecida por el viento

Los tres primeros se dejan 1´40" al quedar cortados por un abanico, mientras que el alavés del Movistar pierde 2´09" tras sufrir una caída. Victoria en Albi para Wout Van Aert antes los mejores velocistas del Tour.
Fernando Belda
Pinot, Fuglsang, Urán y Landa, damnificados en una etapa enloquecida por el viento
Foto: Bettini Photo

Cada etapa en el Tour de Francia esconde mil y una trampas. Hoy lo hemos vivido en su máxima expresión. Una jornada a priori intrascendente -maratoniana y por terreno sinuoso- ha resultado ser la más decisiva de todas las que llevamos hasta la fecha. Y todo por el viento y los consiguientes abanicos, que han hecho saltar por los aires las opciones de aspirantes al podio como Thibaut Pinot, Jakob Fuglsang y Rigoberto Urán. Los tres -al igual que Richie Porte- se dejaron 1´40" en la meta de Albi tras una infructuosa persecución de 35 km por dar alcance al grupo principal.

Mikel Landa es el otro gran damnificado de la jornada, en su caso por un enganchón con Warren Barguil. El francés del Arkea hace el afilador con Alaphilippe y se desequilibra, arrastrando al suelo a Landa, que queda cortado, por detrás incluso del grupo de Pinot, Fulsang, Urán y Porte. Pese al trabajo de sus compañeros Erviti, Oliveira y Marc Soler, el alavés se ha dejado en meta 2´09" y casi todas sus opciones de podio. Ahora el líder único del Movistar Team es Nairo Quintana, muy atento en cabeza toda la etapa. También Giulio Ciccone -2º de la general- se vio cortado por los abanicos y entró junto a Landa a 2´09".

Los Ineos -principales "causantes" junto a Deceuninck-Quick Step de la escabechina-, son los principales beneficiados de esta etapa de locura, tras la cual Geraint Thomas y Egan Bernal ascienden a la 2ª y 3ª posición de la general, a 1´12" y 1´16", respectivamente, del líder Julian Alaphilippe, muy activo y atento en el momento de máxima tensión en carrera. Incluso participó con fuerza en el éxito de los abanicos. Enric Mas sube al sexto puesto de la general (a 1´46") y Nairo Quintana se sitúa octavo (a 2´04").

Tras la intensa batalla del viento, la victoria en la 10ª etapa se jugó entre un selecto grupo de 30 ciclistas, con casi todos los grandes velocistas de este Tour, como Elia Viviani, peter Sagan, Caleb Ewan, Michael Matthews, Sonny Collbrelli, matteo Trentin... Pero todos ellos fueron superados en la volata por Wout Van Aert (Jumbo Visma), el fenómeno belga llegado del ciclocross que no deja de sorprendernos. En los últimos metros protagonizó un precioso duelo con Elia Viviani, quien por momentos parecía que le podría superar... pero que tuvo que sucumbir, en un final de foto finish, ante la descomunal potencia del triple campeón del mundo de ciclocross. Hoy, este talento de 24 años ha sido capaz de superar a la flor y nata de la velocidad en este Tour. Impresionante.

Pinot, Fuglsang, Urán y Landa, damnificados en una etapa enloquecida por el viento

Final de foto finish entre Van Art y Viviani.

La batalla del viento

Como viene siendo habitual en este Tour, la fuga del día se formó casi de salida, en este caso conformada por Tony Gallopin (Ag2r), Natnael Berhane (Cofidis), Anthony Turgis (Total Direct Energie), Mads Würtz (Katusha) y Christian Eiking (Wanty), a los que se uniría pocos kilómetros después el suizo Michael Schär (CCC). Pronto alcanzaron una ventaja de 3 minutos, con el pelotón controlando siempre su ventaja.

Se preveía una etapa tranquila hasta que a falta de 60 km, apareció el viento y con él los nervios. Con Team Ineos endureciendo el ritmo, se produce un primer corte en el pelotón, sin nombres ilustres afectados. Falsa alarma; la carrera se tranquiliza y la ventaja de los fugados vuelve a aumentar. Pero a 35 km del final vuelve el viento de costado, los nervios y los abanicos... y ahora sí la carrera enloquece. Team Ineos y Deceuninck Quick-Step (con el mismo líder, Alaphilippe, a la cabeza) ponen un ritmo salvaje que corta el pelotón en varios grupos. Por detrás quedan hombres importantes como Thibaut Pinot, Jakob Fuglsang, Rigoberto Urán, Giulio Ciccone, Fabio Aru y Vincenzo Nibali, entre otros, y más atrás aún George Bennett.

A partir de este momento se establece una lucha sin cuartel entre ambos grupos, que termina rápidamente con la fuga. El grupo de Pinot está cerca de alcanzar al principal (llegóa estar a 15"), pero un nuevo acelerón de Team Ineos y Deceuninck les aleja de manera definitiva. En ese momento, Mikel Landa ya se había quedado cortado por una caída y marchaba incluso con más retraso. Lo que a priori iba a ser una etapa de transición ha acabado siendo más decisiva que casi cualquier etapa de montaña. Las aspiraciones de algunos favoritos, destrozadas por el viento y los abanicos. Es la grandeza y la miseria del Tour, una trampa continua que te puede pillar en cualquier momento.

Mañana, primera de las dos jornadas de descanso antes de afrontar esta misma semana tres etapas de montaña y la única contrarreloj individual de este Tour, de 27,2 km.

CLASIFICACIÓN 10ª ETAPA

Pinot, Fuglsang, Urán y Landa, damnificados en una etapa enloquecida por el viento

Pinot, Fuglsang, Urán y Landa, damnificados en una etapa enloquecida por el viento

CLASIFICACIÓN GENERAL

Pinot, Fuglsang, Urán y Landa, damnificados en una etapa enloquecida por el viento

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Si hay un componente crítico en una bicicleta de triatlón cuando se persigue la obten...

Os contamos cómo es el nuevo casco Profit Aero de Spiuk: el diseño más aerodinámico q...

La equipación para pedalear cuando llega el frío: así es lo nuevo de Finisseur para e...

Posiblemente la mejor propuesta para conocer los rincones más escondidos de Cataluña ...

Manteniendo su filosofía de sillines para todos, se amplía la gama con los nuevos SL...

El nuevo casco Spiuk Korben con acabado #Metalline Skin es el casco más avanzado de l...