Imanol Erviti: "Puy Mary ya es algo serio. Seguro que va a hacer daño"

El navarro y Marc Soler han dado protagonismo al Movistar Team en la 12ª etapa

Ciclismoafondo.es

Imanol Erviti, integrante de la fuga inicial de la 12ª etapa. Foto: Bettini Photo/Movistar Team
Imanol Erviti, integrante de la fuga inicial de la 12ª etapa. Foto: Bettini Photo/Movistar Team

El Movistar Team ha tenido un gran protagonismo en la 12ª etapa, con final en Sarran, primero con Imanol Erviti formando parte de la fuga inicial de seis ciclistas, y luego con Marc Soler metiéndose en el ataque decisivo, del que ha salido el ganador del día, Marc Hirschi. 

El navarro Imanol Erviti explicaba como ha transcurrido la jornada y su presencia en la fuga: "Ha habido batalla de salida, he visto el momento en que parecía que se iba a hacer esa fuga y me he filtrado, pensando siempre que no era una fuga para llegar, sino que era un movimiento por si hacía falta jugar una baza táctica. Teníamos gente con ganas, como el propio Marc, y quizás mi presencia ahí nos podía permitir jugar bazas tácticas. Finalmente no se ha podido llegar más lejos, nos ha cogido el pelotón y en ese percance de Alejandro he intentado ayudarle. Para cosas así estoy aquí, y me gusta hacerlo. Notas que es útil y te sientes contento por tú trabajo".

Sobre la etapa de mañana, que puede marcar diferencias en la general, Erviti comenta que "hoy ha sido un día muy duro, y seguro que mañana lo será más. Puy Mary ya es algo muy serio. Seguro que va a hacer daño. No sé qué tiene el Macizo Central; quizás esas carreteras tan rebotonas, pegajosas, que se derriten con el calor, que se pega la bici al suelo. Acumulas muchísima fatiga. Y si algo tiene, además de dureza, es el calor. La canicule, que llaman ellos, es terrible, incluso ahora en septiembre".

Pese a no haber logrado la victoria de etapa con Marc Soler, el veterano ciclista navarro, con 10 Tour a sus espaldas, hace una lectura positiva de la actuación en carrera del Movistar Team y no descarta sorpresas en las etapas finales: "Me ha dado un poquito de rabia por Marc. Pienso que lo estamos intentando, el ser protagonistas, y sobre todo, seguimos progresando y acercándonos a objetivos ilusionantes. Nos apetecía sentir que estamos competitivos. Seguimos día a día, esto es un examen cada día. Está siendo muy duro, hay ya fatiga en el grupo, muchísima acumulación de esfuerzos, e igual que en Dauphiné hubo sorpresas, con la dureza que hay en la última semana, puede volver a haber muchos cambios".

marc soler
Marc Soler, en un momento de la etapa de hoy. Foto: A.S.O./Pauline Ballet 

Marc Soler: "He dado todo lo que tenía"

El barcelonés Marc Soler estuvo peleando por la victoria hasta los kilómetros finales, pero no pudo junto a Maximilian Schachmann alcanzar a un Marc Hirschi desatado. "Pensábamos que entre Schachmann y yo, a relevos, podríamos intentar coger a Hirschi, pero ha vuelto a demostrar estar realmente fuerte. Ya lo mostró el otro día, cuando no consiguió rematar, y hoy sí ha podido imponerse. Solo queda felicitarlo. Nosotros como equipo hemos hecho lo que hemos podido. Por mi parte he dado todo lo que tenía, igual que Schachmann. En esos relevos no queríamos ni podíamos guardar nada, porque ser 2º o 3º está bien, pero lo que vale y lo que buscábamos es la victoria. Hirschi iba muy fuerte tras el último puerto, nos sacaba tiempo y atrás recortaban, y la verdad es que me he vaciado, cuando nos ha cogido el grupo grande ya iba muerto, lo he dado todo y me he soltado a poco de meta porque no podía más", explicaba.

Sobre la jornada de mañana por el Macizo Central, con siete puertos y final en el duro Puy Mary, Soler comentaba que "mañana será otro día duro. De salida hay una subida muy exigente y seguro costará controlar la carrera. Veremos la fuga que se hace ahí y, a partir de ese momento, cómo se desarrolla el día. Pensábamos que hoy llegaría la fuga de salida, pero BORA controló desde muy lejos. Igual mañana tenemos una situación similar y nos sorprende otro equipo".

 

Marc Hirschi se consagra con una exhibición en una etapa con sabor a clásica. Foto: Bettini Photo

Relacionado

Marc Hirschi se consagra con una exhibición en una etapa con sabor a clásica