Lennard Kämna confirma su potencial ganando con brillantez en Villard de Lans

El joven alemán del BORA es el más fuerte de una fuga numerosa y de mucho nivel. Los favoritos se lo tomaron con calma en vísperas de la decisiva etapa de mañana. Egan Bernal pierde más de 10 minutos.

Lennard Kämna brillante vencedor en Villard de Lans. Foto: Bettini Photo
Lennard Kämna brillante vencedor en Villard de Lans. Foto: Bettini Photo

El pasado viernes se quedó muy cerca de la victoria en la cima de Le Puy Mary, superado en los metros finales por el colombiano Daniel Felipe Martínez. Pero hoy el joven Lennard Kämna (BORA-hansgrohe) sí ha logrado en la 16ª etapa una victoria que confirma el enorme potencial que atesora este ciclista completo.

Lo del alemán, de 24 años, ha sido una exhibición en varios actos. Primero se infiltró en la numerosa fuga -de 23 ciclistas- que ha protagonizado una jornada que los favoritos de la general se han tomado con tranquilidad. Después, fue el único capaz de aguantar los duros ataques de todo un ganador del Giro, Richard Carapaz, quien rompió el grupo cabecero en las rampas del puerto más duro del día, Saint-Nizier-du-Moucherotte (11,1 km al 6,5%). Y por último, sorprendió al ecuatoriano en los metros finales de esta subida y firmando un descenso magistral, con el que Kämna -potente rodador- se plantaría en las faldas de la tendida subida a Villar de Lans (2,2 km al 6,5%) con una renta ya insuperable de más de un minuto. 

La de hoy es su segunda victoria como profesional, tras la que lograra en Megève en el pasado Criterium du Dauphiné, y la primera en este Tour para el BORA-hansgrohe, un equipo que nunca deja de intentarlo y al que la suerte no estaba acompañando en la ronda francesa. 

 

Los favoritos de la general se tomaron el día con calma (llegaron a casi 17 minutos de Kämna) en vísperas de la decisiva etapa de mañana con final en el Col de la Loze. Solo un acelerón de David de la Cruz (UAE) en Villard de Lans puso algo de picante a una jornada insulsa para los "capos" del Tour. Nairo Quintana cedió en ese acelerón -perdió 35"- evidenciando que no está en su mejor momento. Baja a la 10ª posición de la general superado por Dumoulin.  

Peor aún lo ha pasado el vigente campeón Egan Bernal, con dolores y absolutamente vacío tras varios días de decepciones. El colombiano del Ineos-Grenadiers, fuera de la carrera física y mentalmente, se quedó junto a la grupeta de velocistas en las primeras rampas de Saint-Nizier-du-Moucherotte y llegaría a meta a más de 10 minutos de los favoritos

 

En una jornada con cinco puertos de montaña pero sin grandes colosos, y en vísperas de otra aún más dura, parecía cantado que la victoria saldría de entre los integrantes de una fuga. De ahí la enorme lucha que hubo de inicio por formar parte de la misma. Tras más de media hora de batalla se conformaría una avanzadilla de 15 ciclistas (Alaphilippe, Carapaz, Bettiol, Barguil, Kämna, Trentin, Nicholas Roche... y con Imanol Erviti y Carlos Verona asegurando la clasificación por equipos para el Movistar Team), a los que más tarde se unirían otros ocho: Benoot, Sivakov, Powless, Geschke, Mikel Nieve… Una escapada de muchos quilates que rompería Carapaz a base de orgullo, con dos violentos demarrajes en Saint-Nizier-du-Moucherotte, y que remataría Lennard Kämna con tanta fuerza como clase, en una lección magistral que le consagra.

Mañana miércoles llega una de las etapas más esperadas del Tour 2020, en la que se subirán dos colosos como el Col de la Madeleine (17,1 km al 8,4%) y el Col de la Loze (21,5 km al 7,8%), donde estará ubicada la meta, y cuyo ascenso se hará por una carretera recién asfaltada. Una etapa considerada por muchos como la reina del Tour 2020, y en la que los favoritos al triunfo y al podio deben mostrar todas sus cartas. Ya no hay nada que guardar a escasos días de arribar a París.  

17

 

CLASIFICACIÓN 16ª ETAPA

clasificacion etapa

 

CLASIFICACIÓN GENERAL 

clasificacion general