Prudhomme: "Depende de los ciclistas que no se hable solo de la COVID-19"

El director del Tour de Francia tiene claro que si la carrera resulta trepidante se dejará de hablar de la pandemia y solo se hablará de ciclismo.

EFE. Foto: ASO

Prudhomme: "Depende de los ciclistas que no se hable solo de la COVID-19"
Prudhomme: "Depende de los ciclistas que no se hable solo de la COVID-19"

El director del Tour de Francia, Christian Prudhomme, reconoce que la próxima edición de la prueba será "particular" a causa de la pandemia y espera que "única", al tiempo que afirma que si la carrera se muestra trepidante se dejará de hablar de la COVID-19.

"Dependerá de los ciclistas que se hable solo de COVID-19 o también se hable de ciclismo. Si vemos un combate como el del año pasado, enseguida se empezará a hablar de la carrera", aseguró Prudhomme a un grupo de periodistas.

El director del Tour aseguró que los corredores están "hambrientos de competición" tras muchos meses parados por culpa de la epidemia y del confinamiento impuesto por las autoridades para frenar su avance. "Pensaban que no habría ciclismo y nos decían que era necesario que hiciéramos todo lo posible por que el Tour se disputara, que éramos la piedra angular", aseguró.

Prudhomme considera que se dan todas las condiciones para que la edición tenga un gran interés deportivo y que se llegue hasta el tramo final con toda la incertidumbre encima de la mesa. "Tenemos dos grandes equipos, un Ineos con acento latinoamericano y un Jumbo que ha demostrado toda su fortaleza. Pero hay otros pretendientes, como los franceses, el joven esloveno Tadej Pogacar o Nairo Quintana. Y todos los años hay alguna sorpresa", señaló.

La gran diferencia con respecto a otras ediciones es que, además de los líderes, que no suelen dejar de acudir al Tour, esta vez también han venido los números 2 de muchos equipos, lo que para Prudhomme otorga posibilidades suplementarias para la general. "¿Qué pasa si Quintana envía a Warren Barguil? ¿O si ataca Carapaz mientras Bernal se mantiene cómodo en el grupo de favoritos? ¿O si lo hace Dumoulin para Roglic?", señala.

Con esos ingredientes, el director de la carrera espera una edición muy movida, marcada por la presencia de montaña en todos los instantes, lo que puede hacer que la general cambie en todo momento. Reconoce Prudhomme que faltará el fervor popular que suele acompañar al ciclismo. "El Tour de Francia normalmente son tres pilares, un decorado de ensueño, el interés deportivo y el fervor popular. Nos faltará una, pero el fútbol sin público ha demostrado que puede haber pasión deportiva", indicó.