Previo Vuelta a España: los favoritos

Alberto Contador, Chris Froome y Nairo Quintana, los tres principales candidatos a ganar la Vuelta a España, se retan en las carreteras y ascensiones de nuestro país con el fin de conquistar el maillot rojo.
Carlos Faba -
Previo Vuelta a España: los favoritos
La Vuelta a España 2016

En la retina de todo aficionado al ciclismo aún permanece imborrable la tremenda superioridad exhibida por Chris Froome y el Team Sky durante este mes de julio en el Tour de Francia. Nadie, ni si quiera Nairo Quintana, que en años anteriores había logrado comprometer al keniata en la alta montaña, pudo poner en cuestión su dominante posición en la general. El colombiano estuvo lejos de su mejor versión y Contador ni si quiera pudo pelear por su falta de fortuna. Pero en la Vuelta, las circunstancias serán bien distintas: Alberto llega con piernas frescas y sin desgaste, Quintana habrá encontrado respuestas a qué falló en el Tour y Froome, aunque repleto de ganas de conquistar su primer maillot rojo, acumula una importante fatiga y desgaste tras un verano repleto de éxitos tanto en la Grand Boucle como en Río. Unos condicionantes que invitan a pesar que la igualdad y el espectáculo que echamos en falta en la Grand Boucle podremos encontrarlo en la ronda española, que arranca este sábado con una importante contrarreloj por equipos de 28 km en Ourense.

ALBERTO CONTADOR

El Pistolero vivió la cara más amarga de este deporte en el pasado Tour de Francia, donde dos duras caídas en las dos primeras jornadas le impidieron si quiera luchar por su sueño de volver a reinar de amarillo en París. Más de seis meses de preparación y sacrificio que no salieron a la luz, pero que ahora, en la Vuelta a España, pueden encontrar premio pues a esa trabajada condición física suma una frescura en sus piernas que puede ser clave. El factor descanso es determinante en nuestra grande y así lo demuestra el hecho de que ningún ciclista haya logrado imponerse en la general de la Vuelta tras luchar por el top10 de la ronda gala en los últimos 15 años.

Alberto Contador llega a la edición 2016 de la ronda española con la opción de sumar su cuarta victoria final, que le alzaría, junto a Roberto Heras, como el corredor con más triunfos en la historia de la prueba. Pero para ello, tendrá que volver a superar un recorrido plagado de finales en alto –hasta 10- que, aunque parezca extraño, no tiene porqué favorecerle. El madrileño, con el paso de los años, ha ido perdiendo algo de explosividad y algunos de los cortos y empinados finales que propone la organización de la Vuelta, como el Mirador de Ézaro o Mas de la Costa, pueden hacerle sufrir si en el día en cuestión no encuentra su mejor golpe de pedal. Por contrapartida, Alberto tiene que sacar provecho de  la importantísima contrarreloj de 37 kilómetros programada para la 19º etapa, con final en Calpe, donde debería  castigar con tiempo a sus principales rivales a excepción de Froome, y de las jornadas de alta montaña indicadas para un escalador puro y con un gran fondo como él. Nos referimos a la tremenda etapa pirenaica con final en el Aubisque, la de Lagos de Covadonga o la decisiva escalada a Aitana el día antes de la llegada a Madrid.

Su equipo, el Tinkoff, no ha podido reforzar la candidatura al triunfo de Contador rodeándole de un gran bloque pues sus principales activos como Majka –muy castigado tras correr Giro, Tour y JJOO- y Kreuziger –con la mente puesta en su nuevo periplo en el Orica- se han quedado en casa.

Los guardaespaldas de Contador en la montaña serán Robert Kiserlovski y Yuri Trofimov, dos corredores con contrastada habilidad para escalar que en las últimas dos temporadas han estado desaparecidos. Junto a ellos estará también Jesús Hernandéz y los fiables Paulinho, Rovny y Bennati, a los que acompañan Gogl y Boaro, dos ciclistas que sumaran positivamente en la contrarreloj por equipos.

CHRIS FROOME

La segunda parte de la temporada, con el Tour de Francia, los Juegos Olímpicos y la Vuelta a España, reúne los grandes objetivos del curso de Chris Froome, motivo por el que el líder del Sky modificó su preparación, liberando de carga los primeros meses, para intentar llegar algo menos fatigado a este tramo final de la campaña. De momento, el balance es inmejorable pues a su tercer éxito en el Tour de Francia ha añadido la medalla de bronce en la disciplina contrarreloj en Río, así que la gran incógnita ahora es saber si aún le restan fuerzas suficientes para conquistar su último reto del año: el maillot rojo.

Froome ha reconocido esta semana que guarda un cariño especial a la Vuelta y que en ella tiene cuentas pendientes pues a pesar de haber intentado asaltar la general cuatro de los últimos cinco años, por un motivo u otro, todavía no ha conseguido ganar la carrera. Cuenta con dos segundos puestos -2011 y 2014-, un cuarto -2012- y el abandono de la pasada edición, cuando era el máximo favorito, provocado por una caída en Andorra que le ocasionó una fractura en el pie. Su condición de mejor vueltómano de la escena actual es indiscutible, pero el castigo que acumula ya a estas alturas de temporada debería igualar sus opciones a las de Alberto Contador, que tradicionalmente había contado con la ventaja de moverse mejor en carrera, aspecto en el que el keniata de pasaporte británico ha mejorado y mucho, tal y como ha mostrado en el Tour, donde firmó dos acciones sensacionales con su ataque en el descenso del Peyresourde y el abanico que formó junto a Peter Sagan camino de Montpellier.  

Froomey no contará en la Vuelta con el apoyo de una escuadra tan dominante como la que presentó el Sky en el Tour de Francia, aunque no por ello deja de ser una de las mejores de las que se alinearán en la salida este próximo sábado, sino la mejor. Leopold Konig –top 10 en las tres grandes-, Peter Kennaugh, Ian Boswell, Michal Kwiatkowski, Christian Knees y David López forman un bloque sólido para marcar el paso del pelotón en la alta montaña, aunque seguro que echara de menos la presencia de un hombre capaz de resistir los cambios de ritmo de los elegidos como si hizo Wout Poels en el Tour de Francia.

NAIRO QUINTANA

El colombiano del Movistar Team vive con la ronda española una situación similar a la de Chris Froome: siempre que ha puesto su punto de mira en el maillot rojo ha encontrado un impedimento -en 2014, una caída; en 2015, un virus- que le ha alejado de su objetivo. Este año, llega con las dudas que ha despertado su actuación en el Tour de Francia, donde lejos de ratificar su condición de mejor escalador del mundo, ganada a pulso las dos campañas anteriores, mostró cierta debilidad en las etapas clave de alta montaña.

A su regreso de la nación gala, y tras conquistar el tercer peldaño del podio de París, Quintana se ha sometido a múltiples pruebas médicas para determinar qué sucedió y por qué no pudo rendir al nivel que exhibió en el primer tramo de temporada. Si Movistar Team da con la tecla y descubre que falló en el Tour, Nairo tiene terreno más que de sobra para explotar sus cualidades como escalador y poner en entre dicho el favoritismo con el que parten Froome y Contador. Las primeras etapas serán claves para que el escarabajo vaya entrando en carrera con buen pie y recupere la confianza y el ritmo competitivo. A partir de ahí, si quiere vestir de rojo, tendrá que asumir una actitud ofensiva que le permita llegar con una buena renta que le permita salvar la contrarreloj de 37 kilómetros del antepenúltimo día en la que Froome y Contador, si tienen una buena tarde, pueden endosarle más de un minuto.

En su favor, el colombiano contará con el trabajo de Alejandro Valverde, el mejor escudero posible, que afrontará el reto de disputar las tres grandes en este 2016 y que tras descartarse de la lucha por la general se centrará en ayudar al colombiano y en cazar alguna victoria de etapa. Dani Moreno, Rubén Fernández  y José Herrada completan el grupo de escaladores de la escuadra española, que estará complementado por cuatro todoterrenos como Castroviejo, Erviti, Sutherland y Rojas.

Te recomendamos

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Si quieres estrenar coche nuevo, ésta es tu oportunidad: participa en Best Cars 2019,...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...