Pogacar reina en el caos andorrano y Quintana se viste de rojo

El joven esloveno del UAE Emirates, con solo 20 años, se doctora en su primera gran vuelta
Víctor Marcos. Fotos: Luis Ángel Gómez/Bettini Photo -
Pogacar reina en el caos andorrano y Quintana se viste de rojo
Pogacar reina en el caos andorrano y Quintana se viste de rojo

Caótica y emocionante etapa la que se ha adjudicado el joven talento del UAE Emirates, Tadej Pogacar, en la cima de Cortals d’Encamp, Andorra, donde las nubes decidieron descargar toda su rabia durante los últimos 20 km, aumentando unos grados más la dureza del recorrido. Tras el esloveno entraron, a 23’’, Nairo Quintana (Movistar), nuevo líder de la general, y a 48’’ Primoz Roglic (Jumbo Visma) y Alejandro Valverde (Movistar).

Miguel Ángel López (Astana), el más valiente de los favoritos en el día de hoy, fue protagonista de buena parte de la jornada, con su ataque en La Comella, a 20 km del final, poniendo en jaque a sus rivales, y soñando con la victoria de etapa. Sin embargo, una caída en el tramo de transición –sin asfaltar- entre Engolasters y Cortals d’Encamp, reducía sus diferencias a cero y le dejaba muy mermado de cara a la subida final, donde llegaría con 1’01’’ de retraso sobre Pogacar.

Tal y como se esperaba, desde la salida en Andorra la Vella se produjeron numerosos intentos de fuga, mientras por detrás, los velocistas buscaban la grupeta más cómoda para poder sobrevivir a esta jornada de alta montaña, de apenas 100 km de longitud. Y entre medias, un pelotón enfilado, a gran velocidad, camino de las primeras rampas de Ordino. Sobre ellas, el Ineos Tao Geoghegan tomaba unos segundos de ventaja sobre un grupo perseguidor con amplia representación de muchos equipos (Fraile, Herrada, De Gendt, Fuglsang, Kuss, Kelderman, Soler…) y que rápidamente alcanzaba al británico, tomando unos 40’’ de ventaja sobre el gran grupo.

Por detrás, los Cofidis, equipo del líder Edet, controlaba en la medida de lo posible el ritmo en el pelotón de los favoritos. Bizkarra (Euskadi Murias) y Bevin (CCC) cogían unos 35’’ de ventaja sobre sus compañeros de fuga, mientras que los favoritos de la general, un minuto por detrás, permanecían agazapados al son de la marcheta impuesta por Cofidis. Así quedaba la situación de carrera al paso por la cumbre de Ordino.

Bizkarra y Bevin eran neutralizados al final del descenso por buena parte de sus perseguidores (Kelderman, el mejor situado de ellos en la general, junto a Soler o Fraile, entre otros), conformando otro nuevo grupo en cabeza, con una ventaja aproximada de 2’30’’ con el pelotón. Ventaja que se incrementaría rápidamente, hasta los 3’50’’, poco antes del inicio del col de La Gallina, gracias al tremendo trabajo de los Sunweb incluidos en la fuga. Esto provocaba la reacción de Movistar en el pelotón de los favoritos, relegando a los Cofidis de la cabeza, y poniendo un punto más de velocidad.

Pogacar reina en el caos andorrano y Quintana se viste de rojo

Sobre las durísimas rampas de La Gallina, Tao Geoghegan (Ineos) lo intentaba de nuevo en cabeza, en compañía de Bouchard (AG2R), mientras en el grupo de los favoritos Movistar endurecía la subida, dejando numerosas víctimas por el camino, como Fabio Aru o el líder Nicolas Edet. Un trabajo al que se uniría también Astana durante el resto de la subida. Las diferencias con el grupo delantero, sin embargo, apenas se reducían (3’30’’).

El francés de AG2R coronaba con apenas una veintena de segundos sobre sus perseguidores, mientras el pelotón, ya muy mermado, de los favoritos (López, Roglic, Quintana y Valverde), al ritmo del incombustible Cataldo (Astana), lo hacía a unos 3 minutos. El líder de la general, Edet, y el de la montaña, Madrazo, perdían un minuto más. Entre medias, un Chaves (Mitchelton-Scott) perjudicado por una avería, luchaba por entrar de nuevo con los mejores.

Llegábamos a los últimos 25 km de la etapa, a los pies de La Comella, con Bouchard liderando la etapa, con un minuto de ventaja sobre el primer grupo, comandado por los Sunweb de Kelderman, y más de tres sobre el pelotón donde viajaban los máximos favoritos de la general, dirigido por Astana.

Pogacar reina en el caos andorrano y Quintana se viste de rojo

Primeras rampas de La Comella, a 19 km de meta, y Miguel Angel López decidía abrir el tarro de las esencias, con un potente ataque, respondido contundentemente por Quintana, Valverde y Roglic. El murciano le daba la réplica, y López contraatacaba con un segundo demarraje, aún más duro, imposible de responder por sus tres rivales directos. Por delante, Bouchard coronaba en cabeza, manteniendo esos 50’’ sobre un grupo de perseguidores donde Fuglsang esperaba a su líder Supermán López, que por el camino se encontraba con Gorka Izagirre. Por detrás, un Roglic ya sin compañeros, asumía la responsabilidad, con Valverde, Quintana, Majka y Pogacar a rueda, durante los últimos metros de La Comella. El colombiano de Astana coronaba con unos 20’’ de ventaja sobre sus rivales.

Casi sin respiro, en la subida a Engolasters, López seguía ampliando diferencias, en este caso con la ayuda de Fuglsang. 50’’ por detrás, Valverde tensaba y Roglic respondía, a su ritmo. Turno, acto seguido, para Quintana. Majka, Ion Izagirre y Pogacar sufren, pero Roglic de momento resiste, con Valverde a su rueda. Mientras tanto, se desataba la tormenta en el cielo… y los problemas para seguir la retransmisión de la carrera.

En cabeza, Tao Geoghegan y O’Connor (Dimension Data), contactaban de nuevo con Bouchard, camino del tramo de tierra que enlazaba con la última subida, Cortals d’Encamp. Por detrás, un rosario de corredores, procedentes de la primera escapada, eran neutralizados por Miguel Ángel López, que se situaba a solo 40’’ de los primeros y soñaba con dar un vuelco a la clasificación general, y hacerse con una etapa épica.

Pogacar reina en el caos andorrano y Quintana se viste de rojo

Superado el barro y los charcos, con la reanudación de la subida por asfalto –y la retransmisión televisiva-, Valverde y Quintana enlazaban con López, víctima de una caída. Roglic perdía metros… y Soler reaparecía tomando la cabeza de la carrera. Quintana saltaba a continuación, llevándose a Pogacar a rueda. Y Soler era parado por sus directores de equipo, con el ostensible cabreo del catalán, para esperar y ayudar a Quintana a hacer más hueco sobre Roglic.

A 2,5 km de meta, Quintana y Pogacar enlazaban con Soler, y el esloveno soltaba su ataque para ganar la etapa. Por detrás, Valverde abandonaba el grupo de López, con la idea de unirse a sus compañeros, mientras Roglic alcanzaba al grupo de López y se iba a por Valverde. Supermán no atravesaba su mejor momento y resistía junto a Kelderman.

Último kilómetro en solitario para Pogacar –y sus 20 añitos, ojo-, al que no se le iba a escapar la etapa. La etapa, con mayúsculas, de su hasta ahora corta vida como ciclista profesional. Segundo entraba Quintana a 23’’, y Roglic tercero a 48’’ con Valverde, 4º. Soler, 5º, a 57’’. Miguel Ángel López perdía 1’01’’ en meta respecto al esloveno del UAE Emirates, sorprendente ganador en una jornada caótica.

Mañana, jornada de descanso, antes de la contrarreloj individual de Pau, de 36,2 km, el próximo martes 3. Un recorrido adecuado para los especialistas, a pesar de contar en su perfil con numerosos repechos.

Clasificación etapa

Pogacar reina en el caos andorrano y Quintana se viste de rojo

Clasificación general

Pogacar reina en el caos andorrano y Quintana se viste de rojo

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Si hay un componente crítico en una bicicleta de triatlón cuando se persigue la obten...

Os contamos cómo es el nuevo casco Profit Aero de Spiuk: el diseño más aerodinámico q...

La equipación para pedalear cuando llega el frío: así es lo nuevo de Finisseur para e...

Posiblemente la mejor propuesta para conocer los rincones más escondidos de Cataluña ...

Manteniendo su filosofía de sillines para todos, se amplía la gama con los nuevos SL...

El nuevo casco Spiuk Korben con acabado #Metalline Skin es el casco más avanzado de l...