Previo Vuelta a España 2014. Análisis de los favoritos.

Cinco ciclista con el maillot rojo como objetivo: Alberto Contador, Chris Froome, Nairo Quintana, Alejandro Valverde y Purito Rodríguez.
Carlos Faba -
Previo Vuelta a España 2014. Análisis de los favoritos.
Previo Vuelta a España 2014. Análisis de los favoritos.

Las perspectivas referidas a la participación de la Vuelta a España 2014 eran buenas pero nadie, ni el más optimista, podía esperar el aluvión de estrellas que tomarán la salida desde Jerez en la ronda española. Alberto Contador, Chris Froome, Nairo Quintana, Alejandro Valverde y Purito Rodríguez serán los cinco grandes favoritos a conseguir el maillot rojo de la Vuelta que, además de tener más pretendientes que nunca, parece no tener un claro favorito por encima del resto lo que augura una preciosa lucha en la que el ciclismo de ataque ha de ser obligatoriamente protagonista.

Alberto Contador

A pesar del extraordinario elenco de estrellas que se va a dar cita en Jerez, no hay duda de que el hombre que va a acaparar todas las miradas va a ser Alberto Contador. La atención sobre su estado físico va a ser máxima tras recuperarse milagrosamente del duro accidente que sufrió en el Tour de Francia el cual parecía que le iba a dejar fuera de la Vuelta.

Afortunadamente, Alberto será la guinda a una participación de ensueño de la que, como no podía ser de otra manera, figura como uno de los grandes favoritos a pesar de que sus sensaciones sobre la bicicleta sean una incógnita. Hay una máxima ciclista que dice, “se tarda mucho en coger la forma y muy poco en perderla”, y Alberto Contador ha estado dieciséis días sin tocar la bicicleta según ha explicado él mismo por lo que afrontará la Vuelta con poco más de tres semanas de preparación.

Intentando ser optimistas cabe recordar que su estado de forma en el Tour de Francia era sensacional y que el mismo ha remarcado hoy que ha realizado entrenamientos de gran intensidad para intentar acercarse todo lo que pueda a las sensaciones que tenía en la Grand Boucle. Esas palabras en las que aseguraba que su objetivo era ganar una etapa en la tercera semana de carrera parecen haber quedado sin vigencia alguna. Cualquiera que haya seguido la carrera de Contador sabe que su carácter no le permite participar sin estar involucrado en la lucha por lo máximo.

A su favor jugará que hasta la novena etapa, en la que se afrontará la subida a Valdelinares, no llegará la primera jornada con un final exigente por lo que tendrá tiempo para ir entrando en ritmo de competición. Más allá del posible dolor que pueda tener en la rodilla  y la escasez de preparación, su equipo puede ser el gran hándicap con el que cuente el madrileño. El Tinkoff-Saxo quemó prácticamente todos sus efectivos en el Tour de Francia y no estarán ni Roche ni Majka ni Rogers apoyando a Contador en la Vuelta. Jesús Hernández, Paulinho y Zaugg serán sus máximos aliados en la montaña, un tridente que sabe a poco si lo comparamos con el equipo que presenta Sky o Movistar.

Chris Froome

Froome ha vivido una temporada absolutamente aciaga. El infortunio ha perseguido al inglés desde el inicio de temporada impidiéndole afrontar con normalidad el calendario que tenía programado. Unos problemas de espalda a los que se sumaron unos catarros le impidieron brillar hasta el Tour de Romandia, ya casi en el mes de Mayo. Poco después, cuando parecía encontrarse al 100% para intentar revalidar su triunfo en el Tour, las caídas se cebaron de forma cruel con él hasta obligarle a abandonar la Grand Boucle con fracturas en ambas manos.

El ciclista del Sky acude a España con la intención de olvidar estos malos recuerdos y salvar la temporada consiguiendo el maillot rojo de la Vuelta. El recorrido no es el que mejor se adecua a sus condiciones como ciclista pues en puertos tan explosivos como los que siempre incluye la ronda española puede sufrir ante Purito, Quintana o Valverde. Por ello, la contrarreloj de la décima etapa con casi 37 kilómetros es su gran esperanza ya que puede reportarle una ventaja con respecto a sus rivales que incluso le valga para ganar la carrera pues en la alta montaña el inglés no tendría porque perder tiempo con ninguno de ellos.

El objetivo de Froome  y el Sky debe ser controlar la Vuelta en su primera mitad para intentar salir como líderes de la crono de Borja e intentar administrar la renta con la que cuenten hasta la llegada a Santiago. Para ello ha traído un fantástico equipo con el que limitar los ataques y emboscada que pudieran plantear sus rivales. Nieve, Kennaugh, Kiryienka, Siutsou, Cataldo, Diegnan y Knees forman un bloque de una solidez extraordinaria, capaz de dominar la prueba de inicio a fin.

Nairo Quintana

Esta Vuelta a España será la primera ocasión en la que Nairo Quintana se enfrentará de tú a tú, partiendo como máximo favorito, con Froome y Contador, los principales dominadores de las grandes vueltas en los últimos años.

El colombiano ha maravillado allí donde ha corrido gracias a unas extraordinarias dotes para la escalada y un hambre de victoria voraz pero también hay que recordar que ha estado favorecido por el factor sorpresa en el Tour del pasado año -en el que además Contador se encontraba muy lejos su estado actual- y por la ausencia de rivales de entidad en esta última edición del Giro.

Quintana es el que menos presionado llega a la salida de la Vuelta pues su 2014 quedará marcado por su brillante triunfo en la Corsa Rosa. El resto de sus rivales tienen en la Vuelta su última oportunidad para poder firmar un buen año por lo que esa tranquilidad y el contar con Alejandro Valverde en su equipo pueden permitirle unas posibilidades estratégicas mayores que las del resto de favoritos.

Una de las principales dudas en torno a Quintana era la manera en la que afrontaría la Vuelta tras ganar el Giro pero un ciclista de su carácter parece no entender el significado de la palabra “relajación” y ya demostró en la Vuelta a Burgos, consiguiendo el triunfo en la general, que su preparación ha sido realizada con un solo objetivo: terminar el año con dos grandes en su haber.  

Joaquim Rodríguez

Tanto Joaquim Rodríguez como Alejandro Valverde parecen partir en un peldaño inferior en lo que a favoritismo se refiere con respecto a Contador, Froome y Quintana. Históricamente les ha faltado un puntito tanto en la alta montaña como en la contrarreloj para poder luchar con ellos por la general de las grandes vueltas pero a su favor y para intentar invertir la tendencia cuentan con un recorrido que se adapta a sus condiciones como un guante.

A pesar de que Purito tomará la salida en las tres grandes vueltas este año, la ronda española será la primera en la que saldrá al 100% de sus posibilidades físicas. Una caída en la Amstel le hizo llegar al Giro con dos costillas fracturadas y un posterior incidente en la Corsa Rosa le obligo a abandonar teniendo que dejar a un lado su sueño de ganar la carrera italiana que por tan poco se le resistió en 2012.

Joaquim se marcó en el Tour el objetivo de coger ritmo de cara a la Vuelta y conseguir el maillot de la montaña y algún triunfo. No pudo completar con éxito ninguna de sus metas pero a buen seguro que la Grand Boucle habrá dejado un buen golpe de pedal en sus piernas que le puede permitir marcar diferencias en finales explosivos como los de Arcos de la Frontera, Cumbres Verdes, la Camperona o Monte Castrove. Al igual que en pasadas ediciones su principal escollo a salvar será la contrarreloj en la que teóricamente debe ceder al menos un par de minutos con Chris Froome por lo que no tendrá que dejar pasar ninguna oportunidad de conseguir segundos en esas ascensiones cortas y de duras rampas que tan bien se adaptan a sus condiciones.

Alejandro Valverde

Valverde llega a la Vuelta a España con una temporada sensacional a sus espaldas. Es número uno del World Tour, ha ganado la Flecha Velona, la Clásica de San Sebastían y ha sido cuarto en el Tour de Francia.

Históricamente, el murciano es un corredor que llega bien al final de temporada y que suele brillar en la Vuelta, una carrera que fatiga y ahoga menos las piernas que la Grand Boucle, algo que él agradece enormemente. Ya hemos visto durante todo el año que cuando se encuentra fresco es prácticamente insuperable en un final que se adapte bien a sus condiciones por lo que, al igual que Purito, podemos verle brillar en gran cantidad de finales en los que además de conseguir el triunfo puede robar un buen puñado de segundos a Froome, Contador y Quintana.

La convivencia con el colombiano, que para muchos podría parecer un problema, puede ser un punto a favor si es bien gestionada desde el equipo por el abanico estratégico que abre para ellos. La lógica y los resultados recientes invitan a pensar que Quintana tiene que ser el hombre fuerte en la general del Movistar pero el posible marcaje entre este, Froome y Contador puede ser aprovechado por el Bala para arrancar sin que nadie salga decididamente a su rueda.

 

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...