Victoria de Simon Clarke; Rudy Molard, nuevo líder de La Vuelta

Tras una fuga de 25 ciclistas y un ritmo endiablado toda la jornada, el australiano gana la 5ª etapa en Roquetas de Mar y el francés de Groupama-FDJ se viste de rojo.
Fernando Belda. Foto: Bettini Photo -
Victoria de Simon Clarke; Rudy Molard, nuevo líder de La Vuelta
Victoria de Clarke; Rudy Molard, nuevo líder de La Vuelta

El australiano Simon Clarke (EF Education First) se ha impuesto en la 5ª etapa de la Vuelta a España (Granada-Roquetas de Mar, de 188 km), derrotando en el esprint a Bauke Mollema (Trek-Segafredo) y Alessandro De Marchi (BMC). El francés Rudy Molard (Groupama-FDJ) -que entró a 8" del trío de cabeza junto a Davide Villella y Floris De Tier-, es el nuevo líder de La Vuelta a España al aventajar en casi 5 minutos al pelotón.

Todos ellos formaban parte de una fuga numerosa (de 25 ciclistas en su orígen) que ha protagonizado la etapa con el beneplácito del pelotón. Al Team Sky no le importaba ceder el liderato -parecía incluso estar deseándolo- y los equipos de los esprinters pronto asumieron que no era un etapa para ellos. Se reservan para ocasiones más propicias, como la etapa de mañana con final en San Javier.

Rudy Molard se encontraba en el puesto 28 de la general a 3´46" del líder, Michal Kwiatkowski. En la meta de Roquetas de Mar ha aventajado en 4´47" al pelotón, lo que le convierte en nuevo líder de La Vuelta con 1´01" de ventaja sobre el polaco del Team Sky y 1´08" sobre Emanuel Buchmann. A punto de cumplir 29 años, este es el mayor éxito en la carrera de Rudy Molard, quien sólo cuenta con dos triunfos como profesional: una etapa este año en la París-Niza y una etapa del Tour de Limousin 2015.

VÍDEO: ASÍ FUE EL ÚLTIMO KILÓMETRO

La etapa, de media montaña, ha resultado ser de gran dureza por la velocidad de vértigo a la que se ha disputado (se ha llegado con 40 minutos de adelanto sobre el horario previsto), por el calor y por un terreno rompepiernas, sin un metro llano (la jornada tenía cerca de 3.000 metros de desnivel acumulado), que nunca ha dado tregua a los ciclistas.

Ya en la primera hora de carrera se habían cubierto 47,8 km. Debido a este ritmo vertiginoso y a los constantes ataques costó mucho, cerca de 60 km, que fructificara la fuga, que al final resultó ser muy numerosa. 25 ciclistas de 20 equipos diferentes (todos menos Team Sky y Quick-Step), se metieron en la fuga “buena” de la jornada: Valerio Conti (UAE Team Emirates), Stephane Rossetto (Cofidis), Floris De Tier y Sepp Kuss (LottoNL-Jumbo), Alessandro De Marchi y Brent Bookwalter (BMC), Lukas Pöstlberger (Bora-Hansgrohe), Maxime Monfort (Lotto-Soudal), Rudy Molard (Groupama-FDJ), Andrey Amador (Movistar Team), Jonathan Lastra (Caja Rural-Seguros RGA), Bauke Mollema y Gianluca Brambilla (Trek-Segafredo), Davide Villella (Astana), Alexandre Geniez (Groupama-FDJ), Hermann Pernsteiner y Franco Pellizotti (Bahrain-Merida), Mikel Iturria (Euskadi-Murias), Matteo Trentin (Mitchelton-Scott), Jai Hindley (Team Sunweb), José Mendes (Burgos-BH), Simon Clarke (Education First-Drapac), Merhawi Kudus (Dimension Data), y Maurits Lammertink y Pavel Kochetkov (Katusha-Alpecin).

En el duro terreno de La Alpujarra, sin un metro llano, los ataques y contraataques fueron continuos, en unos kilómetros frenéticos y descontrolados que rompen la fuga en mil pedazos. Finalmente se forma un trío cabecero con Simon Clarke, Bauke Mollema y Alessandro De Marchi, que aguantarían juntos y destacados los últimos 40 km de la etapa, incluído el ascenso al Alto del Merchal, de 2ª categoría (10,8 km al 4,1%). Ellos se jugarían la victoria en el Paseo Marítimo de Roquetas de Mar, donde Simon Clarke remató a sus dos rivales por potencia. Es la segunda victoria del australiano en la Vuelta a España, tras la que lograra en Valdezcaray en 2012, y su primer triunfo en dos años y medio (no ganaba desde marzo de 2016).

Por detrás, Rudy Molard apretaba los dientes en busca del liderato de La Vuelta a España, su mayor éxito como profesional. Junto a Villella y De Tier hizo los últimos kilómetros a bloque y a punto estuvieron de cazar al trío de cabeza, mientras por detrás el pelotón les dejaba hacer. Poco le importaba ya al francés de Groupama-FDJ la victoria de etapa. Su merecido premio llegaba en forma de maillot rojo.

Mañana jueves, 6ª etapa de la Vuelta, Huércal Overa-San Javier, de 155,7 km. Practicamente llana -sólo presenta dos pequeñas cotas de 3ª (Altos del Garrobillo y Cedacero)- es una gran oportunidad para que los equipos de los esprinters controlen la carrera en busca de la llegada masiva.

Te recomendamos

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Si quieres estrenar coche nuevo, ésta es tu oportunidad: participa en Best Cars 2019,...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...