Quintana resurge de las tinieblas

Quintana ataca y recorta tiempo a Dumoulin, Purito y Aru en la Fuente del Chivo, donde gana fugado Alessandro De Marchi.
Ainara Hernando -
Quintana resurge de las tinieblas
Vuelta a España 2015 / Etapa 14 / Vitoria - Fuente del Chivo

Cuando la etapa más dura de la Vuelta, la de Andorra y sus seis puertos, la de los casi 5.000 metros de desnivel, expira en Cortals d’Encamp, Nairo Quintana se refugia en uno de los coches del Movistar para regresar al hotel. No puede ni con su alma. Ha perdido tres minutos con Fabio Aru y la Vuelta. Se acabó. El día anterior, el de descanso, Nairo sonreía “como pocas veces”, decía algún periodista. “La montaña me llama”, dijo entre la comida y la siesta. Le llamó para pegarle un mazazo en toda la espalda. En el coche después de la etapa estaba destrozado, “¡Qué desequilibrio!”, decía medio mareado entre su resfriado y el cansancio. A su lado Alejandro Valverde, igual de molido que él pero, como acostumbra el murciano, con la sonrisa puesta en la boca. “¡Míralo qué bonico y qué cansao que está!”. Le agarra por el cuello Valverde y se lo lleva a su regazo al pequeño colombiano, como un padre a un niño que quiere proteger, y le planta un beso en la mejilla.

Nairo Quintana ha estado tres días más fuera que dentro de la Vuelta. Con un pie en casa. No hay más que escuchar a la media docena de periodistas colombianos que cubren la Vuelta. Algunos, entre la diferencia horaria con Colombia y las horas y horas de trabajo siguiendo a Quintana apenas han pasado por la cama del hotel. Luego esta Héctor. Todos los días, el profesor Urrego, así le llaman, planta su silla de camping frente a la televisión que emite la etapa en la carpa de meta para periodistas y auxiliares, posa el ordenador sobre sus piernas y conecta el teléfono con Bogotá. Pone el manos libres y empieza a emitir. En Tarazona estaba ya preocupado. “¡A ver si vamos a hacer el ridículo!”, chillaba al técnico de RCN, la radio para la que trabaja. El profesor no tenía dudas de que los días de Nairo en la Vuelta estaban contados. “¡Preparen unas cuantas horas de música para el fin de semana!”. Lo veía tan fuera que ya estaba preparando la programación alternativa.

Porque una vez que Nairo se marchase poco le importaba a Urrego la Vuelta. Se acabó lo de pasar horas y horas posado en la silla de aluminio retrasmitiendo la etapa para Colombia con un teléfono en la mano desde el kilómetro 0 (¿Cómo le durará tanto la batería?) y poniéndole la misma pasión que como si quedaran tres kilómetros de una subida. De un final como éste, el de la Fuente del Chivo, en el que nada se ve, porque la niebla lo ciega todo y solo la potente voz del profesor Urrego atreve a abrir un rayo de luz.

Por él se cuela Quintana después de dejar a Fabio Aru que ataque y se desgaste. Cuando nadie le ve, cuando todo está oscuro, cuando la luz y los pilotos de las cámaras se apagan, el colombiano aprovecha la confusión y se levanta sobre la bici. De allí viene él, de las tinieblas y las dudas. Del no saber cuánto iba a durar en la Vuelta, de las mañanas y los desayunos sin fuerzas para mascar siquiera un macarrón. De allí se levanta Quintana y deja pegado a Dumoulin, a Aru y también a Purito.

De las tinieblas y de ese oscuro viene también Alessandro de Marchi. El año pasado ganó en Alcaudete escapado y en la Fuente del Chivo volvió a probar suerte. “Pero no contaba con ganar”. En diciembre sufrió una tendinitis en el talón de Aquiles del pie izquierdo. “Pero no lo descubrí hasta que empecé la temporada y con las carreras me di cuenta de que me molestaba mucho el pie”. Desde el uno de abril hasta el 10 de junio se pasó el italiano del BMC sin tocar la bicicleta. Tinieblas. No corrió el Giro ni tampoco el Tour. A la Vuelta vino a volver a sentirse ciclista y se llevó la victoria en el día que más lo necesitaba el equipo, cuando Samuel Sánchez se arrancó una uña del pie al ponerse las zapatillas en la salida de Vitoria. Aguantó 20 kilómetros. “Era un dolor inhumano”. Igual de insoportable que quedarse a las puertas de las etapas de casa. Sotres y la Ermita del Alba.

Será entonces cuando la Vuelta se ponga al rojo vivo. Con su ataque, Quintana le sacó seis segundos a Purito, siete a Chaves y Aru, 12 a Majka y Pozzovivo, 19 a Mikel Nieve y 26 a Valverde y Tom Dumoulin, el gran peligro de la Vuelta con la crono de Burgos. “Quedan bastantes etapas aún para recuperar tiempo. Espero poder luchar por lo menos por el podium. Si sigo con las sensaciones que he tenido hoy puedo hacerlo”. Tranquilo profesor Urrego, puede estar usted contento y tranquilo que no necesitará, al menos de momento, cambiar sus pasionales retrasmisiones por música.

Perfil de la etapa de mañana:

Etapa 15 / Comillas - Sotres (1º categoría), 175'8 km

Vuelta a España 2015 - Etapa 14

  1. Alessandro De Marchi (BMC/ITA) 5.43.12
  2. Salvatore Puccio (Sky/ITA) 0.21
  3. José Joaquín Rojas (Movistar/ESP) 0.32
  4. Mickael Cherel (Ag2r/FRA) 0.38
  5. Carlos Quintero (Team Colombia/COL) 1.00
  6. Nairo Quintana (Movistar/COL) 3.32
  7. Purito Rodríguez (Katusha/ESP) 3.38
  8. Esteban Chaves (Orica/COL) 3.39
  9. Fabio Aru (Astana/ITA) m.t
  10. Rafal Majka (Tinkoff/POL) 3.44

Vuelta a España 2015 - Clasificación General 

  1. Fabio Aru (Astana/ITA) 57.20.10
  2. Purito Rodríguez (Katusha/ESP) 0.26
  3. Tom Domoulin (Giant/HOL) 0.49
  4. Esteban Chaves (Orica/COL) 1.29
  5. Rafal Majka (Tinkoff/POL) 1.33
  6. Mikel Nieve (Sky/ESP) 2.10
  7. Alejandro Valverde (Movistar/ESP) 2.11
  8. Daniel Moreno (Katusha/ESP) 2.13
  9. Nairo Quintana (Movistar/COL) 3.00
  10. Romain Sicard (Europcar/FRA) 3.39

Toda la información sobre la Vuelta a España en nuestro previo:

Los favoritos

El recorrido

La Montaña

Los sprinters

Listado de dorsales y participantes

Concurso - Sorteamos dos maillots de líder de la Vuelta

Te recomendamos

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Si quieres estrenar coche nuevo, ésta es tu oportunidad: participa en Best Cars 2019,...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...