Prueba: Ruedas Campagnolo Bora ONE 35mm

Probamos las nuevas Bora con perfil de 35 mm que vienen a cubrir el hueco existente entre el modelo Hyperon de perfil bajo y las Bora con perfil de 50 mm.
Jose V. Gisbert / Sergio Palomar / Joaquín Calderón - Fotografía: wwww.cesarlloreda.com -
Prueba: Ruedas Campagnolo Bora ONE 35mm
Pruebas de material

Desde que nacieron en 1994, el nombre de Bora evoca exclusividad y un producto que es puro objeto de deseo, ya no sólo de muchos cicloturistas, enamorados de la estética de uno de los primeros modelos de ruedas de carbono con montaje completo de la marca, sino también del gran número de ciclistas profesionales que las han utilizado, algunos incluso con pegatinas de otras marcas para camuflarlas entre las de los proveedores oficiales de sus equipos.

Campagnolo anunció a mediados de 2013 sus nuevas Bora con perfil de 35 mm, que llegaron para cubrir el hueco existente entre sus ruedas de perfil bajo de carbono Hyperon -de 19 mm la delantera y 21 la trasera- y las archiconocidas Bora de 50 mm. En ese momento, sólo estaban disponibles para tubular y en la versión Ultra, que anuncian un ligerísimo peso de 1.160 gramos y equipan bujes de carbono con tecnología CULT, en los que la marca italiana mezcla bolas de cerámica y rodamientos Cronitect para mejorar la resistencia y lograr, según sus estudios, una ganancia de hasta 3,5 W gracias a la menor resistencia que ofrecen al giro.

Además del lanzamiento esta temporada de la versión Ultra para cubierta, entre las novedades de Campagnolo encontramos las nuevas Bora ONE 35 mm, tanto para cubierta como para tubular, con las que ha democratizado su modelo de carbono y perfil medio, a costa de aumentar ligeramente el peso respecto a las tope de gama. En concreto, además de las diferencias en la construcción de los bujes y los rodamientos, apenas existen 45 gramos entre las Ultra y las ONE en versión cubierta, y 55 en el caso del modelo para tubular.

El característico radiado G3, que emplea Campagnolo desde hace más de una década, está presente en la rueda trasera, en la que se utilizan 7 radios en el lado izquierdo y 14 en el del casete para compensar el mayor esfuerzo que soporta el lado de la transmisión. No se percibe pérdida alguna de rigidez en sprints ni al pedalear de pie -ni siquiera al engranar desarrollos cortos a baja velocidad-, como tampoco es la impresión en la rueda delantera, en la que solamente se utilizan 18 radios.

El fabricante de Vicenza asegura que la diferencia entre el frenado de las llantas de aluminio y carbono, mucho más notable en situaciones de lluvia, se debe a que en algunas ruedas de carbono existen imperfecciones y restos de resina que impiden que las zapatas actúen con eficacia. Por eso, utiliza herramientas con forma de diamante en la punta para pulir la pista de frenado y que las zapatas asienten siempre en la zona tratada. Lo cierto es que las ruedas consiguen, con las zapatas específicas que incluyen, frenar con seguridad y un tacto directo que permite modular la potencia desde la maneta.

Quizás la suavidad al rodar no sea igual que la de los bujes de la tecnología CULT de sus hermanas mayores -con la que Campagnolo asegura que las ruedas siguen girando sin carga durante 47 minutos tras llegar a las 500 revoluciones-, pero la sensación en marcha de estas ONE 35 es magnífica, tanto por su ligereza como por su comodidad. A ello contribuye que, siguiendo la tendencia del mercado, Campagnolo haya aumentado la anchura de las llantas en los modelos Bora hasta los 24,2 mm en el exterior -casi 17,5 en el interior- para mejorar las cualidades aerodinámicas y permitir la instalación de cubiertas más anchas.

Un perfil que garantiza que el viento no las hará ingobernables, ligereza y versatilidad -aunque algunos defiendan que cambiar un tubular en ruta es igual de sencillo que una cámara- son las cualidades de estas ONE 35, que no pueden calificarse de económicas -aunque su precio es comedido en comparación con otras opciones-, pero que son auténtica referencia para quien busque unas ruedas de carbono para cubiertas.

CAMPAGNOLO BORA ONE 35 MM

Precio: 1.901,88 € (núcleo Campagnolo) / 1.906,20 € (núcleo Shimano/SRAM)

Peso: 1.399 g (602 delantera, 797 trasera). Cierres: 120 g

Colores: Bright (pegatinas blancas/rojas) y Dark (pegatinas en gris oscuro)

Distribuidor: Campagnolo Ibérica, 945 21 71 95

Página Web de Campagnolo

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...