Prueba: Smith Overtake

Smith debuta en el ciclismo de carretera con el Overtake, un casco de alta gama con interesante innovaciones en favor de la protección como su carcasa interna Koroyd. No se olvidan tampoco de la aerodinámica, ligereza o ventilación.
Jose V. Gisbert / Sergio Palomar / Joaquín Calderon -
Prueba: Smith Overtake
Pruebas de material

Smith, con más de 50 años de experiencia en deportes outdoor como el esquí, se estrena en la fabricación de cascos para carretera con un modelo que no deja indiferente a nadie. Además del habitual poliestireno expandido, la marca estadounidense ha añadido a su Overtake una llamativa carcasa construida con un material bautizado como Koroyd, formado por miles de tubos de polímero unidos térmicamente y que, por su forma hexagonal, recuerdan a la estructura de un panal de abeja. Según la marca, este material absorbe un 30% más de energía en caso de impacto y su protección es mayor porque permite lograr formas que se adaptan a la cabeza del ciclista.

En las manos, la calidad de construcción de este Overtake es notable, transmitiendo una sensación de solidez que da credibilidad a las afirmaciones de Smith sobre sus niveles de protección, algo que felizmente no hemos probado. El ajuste occipital, regulable en altura en tres posiciones, es firme y las cintas, con un tacto agradable, cumplen sin provocar roces en las orejas y ajustándose perfectamente a la mandíbula. Además, Smith, en un guiño a una de sus líneas de negocio, ha incluido una especie de canales a lo largo del casco para colocar las gafas, una solución para situaciones, como cuando sudamos mucho, en las que queremos desprendernos de ellas.

Las dudas sobre su capacidad de ventilación -dispone de 21 aberturas- se disipan en la primera salida. Lo hemos utilizado a diario durante la ola de calor que hemos sufrido en la Península en junio y julio, además de en la Quebrantahuesos y la Skyroad Serra de Estrela, dos marchas en las que sufrimos momentos de intenso calor, y en ningún instante echamos en falta los huecos de los cascos tradicionales. Sin embargo, este aspecto podría ser aún mejor en la zona frontal si las tres aberturas de esta parte no estuviesen tapadas por las almohadillas. La sensación no es comparable a la de no llevar nada en la cabeza que en alguna ocasión hemos sentido con modelos hiperligeros, pero sus 262 gramos lo colocan como uno de los cascos aerodinámicos más livianos. La única pega que le encontramos, dejando a un lado la estética radical, es la posible dificultad de la limpieza en caso de montar en días de lluvia, en los que suelen quedarse restos de barro en el casco. Es el peaje que hay que pagar por lucir el panel Koroyd, con el que Smith asegura que el rendimiento en el túnel de viento, simulando una crono de 40 km a 40 km/h, está al nivel de los cascos aero más punteros. Este Overtake, disponible en once colores, es el centro de todas las miradas.

SMITH OVERTAKE

Precio: 250 € (280 € versión MIPS)

Tallas: S (51-55 cm), M (55-59) y L (59-63)

Peso: 262 gramos

Distribuidor: Jorcani Sports, 932 31 21 89

Página Web de Smith

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...