Prueba: cubiertas Specialized Turbo Cotton

Specialized presenta un modelo open tubular, que consiste en utilizar el sistema de fabricación y los materiales de los tubulares pero aplicado al sistema de cámara y cubierta, que deja el listón muy alto y pone en serios aprietos a tubulares pata negra de competición.
Jose V. Gisbert - Fotografía: wwww.cesarlloreda.com -
Prueba: cubiertas Specialized Turbo Cotton
Pruebas de material

Aunque a simple vista el protagonista de esta prueba puede hacernos creer que es un tubular, no lo es. La marca norteamericana, cuyo primer artículo que puso en venta su fundador Mike Sinyard en 1976 fue una cubierta -la Touring-, incluye en su línea de neumáticos un modelo open tubular, que consiste en utilizar el sistema de fabricación y los materiales de los tubulares, que siguen siendo la opción elegida en alta competición, pero aplicados al popular y cómodo sistema de cámara y cubierta.

La carcasa, formada por hilos de algodón y poliéster -concretamente 320 por pulgada-, da soporte a la banda de rodadura de goma Gripton de doble compuesto -duro en el centro para elevar su duración y blando en los laterales para mejorar la adherencia en curva-, también utilizado en los tubulares y cubiertas S-Works tope de gama de Specialized; y ésta es pegada a mano en lugar de vulcanizada con presión y calor, el proceso habitual en la fabricación de cubiertas convencionales.

Obtener una resistencia a la rodadura lo más baja posible para incrementar la velocidad aplicando los mismos vatios -verificado por un laboratorio independiente-, ha sido el parámetro en torno al que se ha diseñado y desarrollado la Turbo Cotton, que junto a la comodidad, adherencia en curva y resistencia al rodar, logra una cubierta al mismo nivel espacio suficiente para montarlas en caso de pinchazo que el de un tubular empleado para competir. Eso sí, no son las más adecuadas para entrenamientos debido al rápido desgaste de su blanda y delgada banda de rodadura y la alta probabilidad de pinchar a pesar de incluir una banda de protección Blackbelt bajo la goma. La versión probada es de 26 mm de ancho, y aunque sólo incrementa un milímetro el estándar actual de 25, es posible que los que cuenten con un cuadro y horquilla con unos años a cuestas no tengan espacio suficiente para montarlas.

Durante el test cumplieron según lo esperado en todos los terrenos, incluso en descensos revirados con asfalto húmedo, dejando el listón muy alto y poniendo en serios aprietos a tubulares pata negra de competición al heredar su comportamiento sin inconvenientes como la obligación de pegarlo a la llanta para montarlo y su difícil reparación o cambio en caso de pinchazo.

SPECIALIZED TURBO COTTON

Precio: 80 €

Peso: 242 g (26 mm)

Opciones: 24 y 26 mm de ancho

Distribuidor: Specialized España, 902 100 554

Página web de Specialized

Te recomendamos

SKS organiza sus nuevas bolsas para bici en tres familias, y entre ellas, la de MTB e...

Si eres de los que acostumbra celebrar el 14 de febrero con tu “media naranja”, sea c...

MMR estrena garantía de por vida: todos los cuadros y horquillas de sus modelos de ca...

La incorporación de los frenos de disco a las bicis más rápida del pelotón sigue impa...

Porque Mojácar tiene que estar en esa lista de Grandes Fondos que recorrer antes de m...

La nueva Quartz Aero Disc de BH es una auténtica bici todoterreno para afrontar rutas...