Informe: El manillar cuanto más pequeño mejor

La aparición de los modelos compact ha supuesto un avance importante dado que recortan la longitud de agarre a las manetas y facilitan el poder agarrarse abajo, una modalidad que muchos ciclistas solo pueden adoptar cuando no están pedaleando.
Jon Iriberri -
Informe: El manillar cuanto más pequeño mejor
Informe: El manillar cuanto más pequeño mejor

La incorporación de los manillares ergo abrió una espita en la evolución de este implemento que ha aportado importantes modificaciones y ha facilitado dar sentido a cuestiones que la industria no enfocó correctamente en un primer momento. Esto se puede afirmar comprobando que pese a que las geometrías de los cuadros son bastante menos generosas de stack que hace 20-25 años, los manillares se han ido haciendo mas pequeños. Por decirlo de otro modo, se amplía por una lado y se recorta por el otro.

En cualquier caso, podemos decir que la introducción, hace ahora unos seis años, de los modelos compact, que fueron los herederos de los ergo, supuso un avance importante dado que recortaban la longitud de agarre a las manetas y facilitaban el poder agarrarse abajo, una modalidad que muchos ciclistas desconocen porque sólo se pueden sujetar ahí si no están pedaleando.  Afortunadamente, y en contra de lo que sucede en otras ocasiones, al ser este un producto que encajó bien en el pelotón profesional no han sido tildados de material para globero, que es lo que se hace cuando alguna ayuda ergonómica no cala por la razón que sea en el seno del pelotón de los pros, independientemente de que esta sea más o menos razonada.

El mejor ejemplo lo encontramos en los cuadros tipo endurance o de stack alto, que no son los preferidos más que por aquellos que se han dado cuenta, a base de fisioterapia, que no queda otra opción que plegarse a la evidencia. Los demás, mayoritariamente, geometría por y deportiva. Es por esto que los manillares compact se han extendido rápidamente gracias a que su uso también resulta generalizado en la alta competición y su utilización no implica ser peor ciclista.

Supercompact

En este estado de cosas surgen los manillares supercompact, que bajo el punto de vista de quien esto escribe suponen una evolución natural hacia lo que los compact indicaban, menos variabilidad métrica entre posición de cruz, manetas y baja. A ello sin duda han contribuido las manetas hidráulicas y electrónicas, que al aumentar de dimensiones han obligado a escoger manillares con menos drop de profundidad para igualar las métricas.

Estas son las características y ventajas que presenta un manillar supercompact:

  • - Drop de profundidad de 7 cms.
  • - Drop de altura máximo de 12 cms.
  • - Evita posturas fuera de rango de espalda.
  • - Enmienda errores de tallas de cuadro demasiado grandes o demasiado reach.
  • - Posibilita pedalear agarrado abajo en el llano a quien no tiene flexibilidad.
  • - Aumenta el tiempo de posición sobre o cercana a las manetas para contar con el freno siempre a mano sin que resulte incómodo.

Lo mejor de esta modificación es que los manillares son una de las piezas mas económicas de una bicicleta, pudiendo conseguir estos manillares desde aproximadamente unos 40 euros en aluminio.

Necesita un supercompact el ciclista que:

  • - Va demasiado tiempo agarrado a la cruz.
  • - Padece molestia lumbar.
  • - No es capaz de pedalear agarrado abajo.

Te recomendamos

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Si quieres estrenar coche nuevo, ésta es tu oportunidad: participa en Best Cars 2019,...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...