Cubiertas Specialized S-Works Turbo RapidAir 2Bliss Ready (Prueba)

La calidad de rodadura es máxima, y junto a la confianza cuando toca enlazar curvas o apurar la frenada dan como resultado una de las cubiertas más avanzadas y completas que hemos probado.
Ciclismoafondo.es. Fotos: Rafa Gómez. -
Cubiertas Specialized S-Works Turbo RapidAir 2Bliss Ready (Prueba)
Cubiertas Specialized S-Works Turbo RapidAir 2Bliss Ready (Prueba)

Para terminar con los más de 100 años de reinado de los tubulares en el ciclismo profesional, Specialized apuesta fuerte por las cubiertas tubeless, concretamente con la nueva versión RapidAir de sus S-Works Turbo. Los prototipos fueron puestos a punto por algunos corredores de la escuadra Deceuninck-QuickStep en el Tour Down Under y el Tour de California para, en la segunda jornada de descanso del Tour de Francia, presentarlos oficialmente y confirmar que también los habían utilizado -ya en su versión definitiva- en la gran ronda francesa.

La marca promete una mejora notable en agarre en curva -tanto en seco como en mojado-, así como una menor resistencia a la rodadura o ahorro de vatios respecto a la versión Turbo en tubular. La clave reside en su construcción: la carcasa utiliza dos capas de 120 TPI, prescindiendo de la tercera que suele ubicarse en la zona central, pero es sustituida por una banda protectora Blackbelt que reduce los cortes o pinchazos; y la banda de rodadura mantiene el compuesto de goma Gripton de otras versiones, mejorando el agarre sin reducir drásticamente su longevidad.

Otro elemento que han rediseñado son los talones, que logran que nos olvidemos de dos puntos en los que los tubeless no están a la altura de las cubiertas con cámaras: la dificultad para montarlas y la obligación de usar un compresor para talonarlas.

Cubiertas Specialized S-Works Turbo RapidAir 2Bliss Ready (Prueba)

Confianza en las curvas

Hemos montado y talonado las S-Works Turbo RapidAir con facilidad utilizando sólo un desmontable y una bomba de pie de caudal medio/alto -tras desmontar el obús de la válvula-. Un punto débil de las cubiertas, tubeless o no, respecto a los tubulares es el temor de destalonar cuando pinchamos, obligándonos a detenernos lo antes posible. Con tubulares se puede rodar sin presión con un mínimo de seguridad, de ahí que sean los elegidos en competición cuando tenemos vehículo de asistencia al poder rodar hasta que nos sustituyan la rueda.

Hemos comprobado que deshinchadas y a velocidad moderada las cubiertas del test se mantienen en su sitio sin destalonar; eso sí, hay que invertir bastante tiempo y esfuerzo para desmontarlas de las ruedas cuando queramos sustituirlas. Para reparar los posibles pinchazos utilizamos su nuevo líquido sellante RapidAir, con una fórmula especial para las altas presiones utilizadas en cubiertas de carretera. Su efectividad -verificada durante el test- se basa en la mezcla de fibras y partículas sólidas que taponan la salida de aire evitando pérdidas de presión.

La calidad de rodadura es máxima, y junto a la confianza cuando toca enlazar curvas o apurar la frenada, dan como resultado una de las cubiertas -e incluso tubulares- más avanzadas y completas entre todas las que hemos puesto a prueba, aunque a un precio prohibitivo. ¿Ha llegado por fin la hora del tubeless?

SPECIALIZED S-WORKS TURBO RAPIDAIR 2BLISS READY

Precio: 79,90 €

Peso: 256 g (26 mm)

Medidas: 26 y 28 mm

Distribuidor: Specialized España (informacion@specialized.com)

Web: www.specialized.com

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La imagen impacta, pero no te dejes sorprender por su aspecto, porque detrás hay much...

Versatilidad y eficiencia unidas en una zapatilla de alta gama en la que no se renunc...

El prestigioso fabricante de bicicletas Scott la bautizado como “The Escape” a una es...

Del 14 al 20 de junio, a través de siete etapas, la prueba cicloturista de resistenci...

Si hay un componente crítico en una bicicleta de triatlón cuando se persigue la obten...

Híbridos, eléctricos, enchufables, recargables… ¿tú también tienes dudas?...