Luz Lezyne Laser Drive

Además de una iluminación directa sobresaliente, dispone de la proyección de un espacio de seguridad para el ciclista sobre la carretera.
Joaquín Calderón – Fotos Rafa Gómez -
Luz Lezyne Laser Drive
Luz Lezyne Laser Drive

En los últimos tres años hemos vivido una pequeña revolución y las luces traseras, que al comienzo eran vistas como un accesorio de usuarios principiantes, se han convertido en un elemento indispensable cada vez que montamos en bici.

La oferta es muy amplia, pero esta Lezyne Laser Drive propone una función que hasta ahora no habíamos visto en ningún otro modelo, ya que incorpora dos pequeños proyectores de luz láser en la parte inferior que dibujan líneas en el suelo, creando así una especie de carril virtual. Además, dispone de nada menos que nueve modos de funcionamiento de sus cuatro ledes principales: tres fijos, con una potencia de 40, 20 y 6 lúmenes; cuatro patrones diferentes de luces intermitentes; y, los más importantes para nosotros en la carretera, dos modos diferentes de luz diurna intermitente, que anuncian 250 y 125 lúmenes.

Luz Lezyne Laser Drive

Un pasillo de seguridad marcado por luz láser

En la carretera

La hemos utilizado principalmente en el modo más potente de luz diurna, comprobando que está al nivel de los modelos de referencia en el mercado en cuanto a la distancia a la que nos hace visible, gracias al brillante parpadeo de los tres ledes de mayor tamaño y al ángulo de 180º; incluso es suficiente en el modo menos potente, con el que hemos completado salidas de más de 5 horas y aún indicaba más del 30% de batería disponible.

Los pequeños láser inferiores nos han sido muy útiles en nuestras salidas nocturnas en circuitos urbanos cerrados al tráfico porque, por ejemplo, sirven como guías cuando vamos en grupo para otros compañeros, pero no tienen potencia suficiente cuando pedaleamos de día y sería mejor si las guías del suelo quedasen a mayor distancia de la bici -se sitúan aproximadamente a unos 50 cm de ella-.

Nos ha gustado mucho su sencillo sistema de sujeción, basado en una goma con una especie de celdas ajustables y en la propia carcasa de goma del equipo, que se adapta a la forma de la tija. La hemos probado en modelos redondos de diferentes medidas y en bicis aero con perfiles rectangulares y en todas se ha mantenido centrada en la posición elegida. También nos ha gustado la posición del cargador MicroUSB, que queda completamente tapado por una pieza de goma al colocar la luz en la tija, lo que asegura que es un punto por el que no entrará el agua, aunque el botón de encendido y apagado es un poco complicado de manipular en marcha, sobre todo con los guantes largos.

En varias salidas hemos pedaleado con lluvia fina -incluso en una ocasión la luz quedó prácticamente cubierta de barro y salpicaduras de la carretera- y en ningún momento ha dado indicios de mal funcionamiento, una muestra de fiabilidad que, junto a la gran potencia de sus modos diurnos y a la función exclusiva de las guías en el suelo, la convierten en una apuesta segura.

LEZYNE LASER DRIVE

Precio: 70€
Peso: 72 g
Incluye: Cable de carga micro USB
Distribuidor: MyrcoSport, 93 411 94 58
Web: www.lezyne.com
Te recomendamos

SKS organiza sus nuevas bolsas para bici en tres familias, y entre ellas, la de MTB e...

Si eres de los que acostumbra celebrar el 14 de febrero con tu “media naranja”, sea c...

MMR estrena garantía de por vida: todos los cuadros y horquillas de sus modelos de ca...

La incorporación de los frenos de disco a las bicis más rápida del pelotón sigue impa...

Porque Mojácar tiene que estar en esa lista de Grandes Fondos que recorrer antes de m...

La nueva Quartz Aero Disc de BH es una auténtica bici todoterreno para afrontar rutas...