Comodidad a toda prueba

Pirelli amplía su gama con las Cinturato Velo, las cubiertas para quienes la comodidad y la ausencia de pinchazos es la prioridad.
Desde Siena (Italia) Sergio Palomar Fotos @Pirelli Velo -
Comodidad a toda prueba
Comodidad a toda prueba

El año pasado Pirelli nos sorprendía a todos al anunciar su retorno al mundo del ciclismo donde ya había sido un referente en los años cincuenta. Lo hicieron con unas gomas puras de  competición como delataba su nombre, P-Zero, heredado directamente de las empleadas en los bólidos de Fórmula 1. Ahora es el momento de seguir expandiendo la gama y nuevamente se recurre a un nombre que también resultará familiar a los amantes del motor. Quienes conozcan las Cinturato de coche sabrán que se trata de unos neumáticos en los que se busca una gran duración y un alto nivel de confort sin que las prestaciones se vean mermadas en exceso respecto a opciones más deportivas.

En la versión Velo que la firma italiana presentó la semana pasada a la prensa mundial en las cercanías de Siena se trasladan esas mismas cualidades en unas cubiertas en las que comodidad y máxima resistencia a los pinchazos son la prioridad pero manteniendo un alto nivel de agarre gracias al compuesto SmartNET Silica con un alto porcentaje de silicio para asegurar la adherencia en condiciones húmedas y una disposición de las moléculas del compuesto a modo de red que maximizan las propiedades de la goma.

Estas características hacen que las Cinturato sean aptas para un amplio rango de usos y ciclistas, desde aquellos que buscan una cubierta resistente para sus desplazamientos urbanos hasta para quien requiere una cubierta de entrenamiento de altas prestaciones para utilizar en carreteras donde el firme no es todo lo bueno que sería deseable.

Indestructibles

Colocar una capa de kevlar o aramida entre la banda de rodadura y la carcasa suele ser la solución implementada por la mayoría de fabricantes para reducir las posibilidades de que un pincho atraviese la cubierta y alcance la cámara. Pirelli va un paso más allá con su construcción Armour Tech en la que además de la banda de aramida se introducen fibras dispersas de este material en el compuesto de la goma para dificultar aún más que un pincho lo atraviese y se refuerza la carcasa con una estructura de nylon de flanco a flanco.

Si esto fuera poco, Pirelli ha incorporado la cada vez más habitual tecnología tubeless para poder emplear las Cinturato en llantas sin cámara. A colación de esto, señalar que los ingenieros de la marca han trabajado para que la huella del neumático y sus características de flexión y apoyo se mantengan prácticamente en los mismos parámetros tanto si las usamos con cámara como sin ella de forma que el comportamiento, salvo por la menor resistencia a la rodadura que supone el prescindir de la cámara, sea prácticamente idéntico.

Toma de contacto

Las carreteras de la Toscana, con algunos de los sectores de tierra que se afrontan en la Strade Bianche constituyeron el terreno perfecto para poner a prueba estas nuevas gomas del fabricante italiano. Ni que decir que, a pesar de que todos los periodistas presentes llevábamos cámaras en nuestras ruedas no hubo ningún pinchazo, qué menos en unas cubiertas que alardean precisamente de eso. Respecto al rendimiento, mencionar que empleamos la versión de 28 mm infladas a 5 bar de presión.

Pese a bajar tanto la presión el rodar no se resentía excesivamente en los tramos de asfalto ni cuando nos poníamos de pie, prueba del buen soporte que ofrece su carcasa en el plano vertical, mientras que se agradeció sobremanera al atravesar los sectores de sterrato, especialmente el primero de ellos, bastante rápido. Nos quedamos de este primer test con una revirada bajada por asfalto que encaramos en plan persecución. Típico descenso toscano con multitud de curvas de radio medio enlazadas izquierda, derecha todo el rato. Nos asustamos un poco al ver que estábamos tomándolas a casi 60 km/h, prueba de la gran confianza que nos aportaron las Cinturato desde el primer momento. Por citar un punto criticable es que los cambios de dirección de un flanco al otro resultan un poco lentos, algo achacable al balón y a la escasa presión que utilizamos para nuestro peso actual.

Versiones y precios

Podremos encontrar las Cinturato en nada menos que cuatro opciones de tamaño que van desde los 26 mm hasta los 35 mm pasando por 28 y 32. El peso comprobado de la unidad en 28 mm que nos trajimos de Italia es de 325 g. En cuanto a los precios, oscilará entre los 49,90 € de las dos de menor tamaño a los 52,90 € de las mayores. Podéis ampliar información y encontrar toda la oferta de Pirelli para bicicleta en su web velo.pirelli.com 

Te recomendamos

Si quieres estrenar coche nuevo, ésta es tu oportunidad: participa en Best Cars 2019,...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...