Prueba: Pastillas de freno Kool-Stop Aero-Kool

Kool-Stop presenta su pastilla alternativa para frenos de disco con un conjunto de salientes de aluminio que actúan a modo de disipador de calor.
Sergio Palomar - José Vicente Gisbert -
Prueba: Pastillas de freno Kool-Stop Aero-Kool
Prueba: Pastillas de freno Kool-Stop Aero-Kool

Las bicis de carretera con frenos de disco poco a poco van llegando a las carreteras y tratándose de frenos ya nos parecía raro que una marca de referencia como Kool-Stop no presentara su alternativa en lo que a material de frenado se refiere. En nuestro caso, hemos aprovechado la Felt Z4 Disc que podéis leer en la Gran Prueba, para usarla también como conejillo de indias para estas pastillas de freno Aero-Kool.

De entrada llama la atención por el soporte que se extiende hacia el exterior de la pinza sobre el que se ubica un conjunto de salientes de aluminio que actúan a modo de disipador de calor. Por todos es conocido que el calentamiento de los frenos con el accionamiento continuo es un factor a tener en cuenta al menguar de forma importante la capacidad de detención. En el caso concreto de la bici de carretera, esto cobra especial importancia respecto a la BTT cuando nos adentramos en grandes puertos de montaña y sus largos descensos. Así que no nos ha quedado más remedio que irnos a buscar puertos para comprobar la efectividad del compuesto orgánico que Kool-Stop emplea en estas pastillas.

De entrada nos ha gustado el escaso periodo de rodaje que requieren para alcanzar plena potencia. Apenas cuatro o cinco sprints finalizados en apurada de frenada son suficientes para lograr que alcancen todo su mordiente. Ya metidos en faena mencionar que la potencia bruta que muestran es muy similar a la ofrecida por las originales de SRAM. En los descensos que hemos realizado, dada la época del año en que nos encontramos, no hemos sufrido ningún problema de calentamiento, aun manteniendo ligeramente apretada la maneta para forzar que el roce continuo aumente la temperatura. Lo que si hemos podido comprobar es la efectividad en condiciones duras de frío intenso, agua e incluso nieve al igual que mencionábamos en el test que habéis leído en la página anterior. Seguimos contando con pleno tacto y potencia en todo momento. Al retirarlas tras la prueba no hemos visto ningún desgaste anómalo por haberlas usado en estas condicione lo que augura una larga duración.

En lo que refiere al montaje, señalar que incluyen el muelle que actúa como separador de las pastillas y que requieren un poco de maña para introducir el pequeño clip metálico que fija el pasador que sujeta las pastillas a la pinza debido al escaso espacio entre el disipador y ésta. Destacar el perfecto dimensionamiento de la placa que evita que la pastilla baile en la pinza, un detalle muy de agradecer por ser estos movimientos una de las causas habituales de chirridos a la hora de frenar, que en nuestro caso no hemos sufrido, ni siquiera en las condiciones mencionadas.

Por supuesto, sus principales destinatarios serán quienes más suelan rodar por terreno montañoso además de aquellos más precavidos o con menos confianza sobre la bici que suelan abusar de la frenada durante todo el descenso y  que podrán estar bastante seguros de mantener toda la potencia de frenado hasta el final de la bajada.

Kool-Stop Aero-Kool

Precio: 32.50 €

Distribuidor: Hans Bloem, 952 200 868

Página Web de Kool Stop

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...