Prueba: Pedales Look Kéo Power

El sistema de medición de potencia de Polar integrado en los pedales es una de las mejores herramientas para analizar el entrenamiento que contempla el mercado actualmente. Fácil de instalar y preciso.
Jose V. Gisbert / Sergio Palomar -
Prueba: Pedales Look Kéo Power
Prueba: Pedales Look Kéo Power

La obsesión de muchos ciclistas por cuantificar todos los parámetros que sean posibles y por tener las últimas herramientas para sacar partido a todos los minutos de nuestras salidas han contribuido a una proliferación de sistemas de medición de potencia que ha tenido como consecuencia una democratización de los precios. Eso sí, en el caso de los medidores en las bielas o los pedales, no debemos olvidar que algunas de estas opciones, como los hermanos pequeños de los Kéo Power, los Essential, sólo miden la fuerza ejercida sobre las bielas o los pedales por una pierna y, después, multiplican este valor por dos. Por eso, aunque son opciones tentadoras por su precio más asequible, su precisión no puede compararse a los sistemas que miden las dos piernas, como es el caso del escalón más alto de la gama de potenciómetros de Polar que os presentamos.

A mediados de 2011, cuando la oferta se reducía a sistemas de medición en las bielas o en las ruedas y dos marcas copaban prácticamente el mercado, Polar anunció el lanzamiento de un potenciómetro integrado en sus pedales Look Kéo, una novedad que nació avalada por su capacidad de ofrecer un dato difícil de cuantificar -sólo estaba disponible en modelos \'científicos\'- en aquel momento: la medición independiente de la fuerza aplicada en cada uno de los pedales. Hace unos meses vio la luz la evolución de este sistema de pedales, donde incorporan el protocolo de comunicación Bluetooth Smart, con el que Polar abre la posibilidad de comunicarse con otros ciclocomputadores con la misma tecnología.

El gran impulso al sistema Kéo Power llegó a finales del año pasado con la presentación del V650 y Polar ha redoblado esfuerzos esta temporada con la aparición del M450, dos modelos con los que la marca finlandesa ha construido una gama de ciclocomputadores específicos para ciclismo que, ahora sí, están al nivel tecnológico de los pedales. Con el V650, el ciclocomputador que hemos utilizado para nuestra prueba, puedes establecer una pantalla con hasta ocho datos, lo que aprovechamos para crear una a medida con datos específicos sobre potencia. Aquí echamos en falta la posibilidad de visualizar los datos de potencia normalizada y el de estrés generado por el entrenamiento, dos valores que, aunque durante el ejercicio no tienen excesiva importancia, los estudiosos del rendimiento agradecerán que Polar añada en actualizaciones posteriores del software.

 INTERCAMBIO FÁCIL ENTRE BICICLETAS

\"Tres años de desarrollo; cinco minutos de ajuste\". El eslogan de Polar promete un montaje sencillo, algo que se cumple una vez superada la fase de aprendizaje durante la instalación de los pedales por primera vez. Los Kéo Power se montan de forma similar que unos pedales normales, aunque el apriete final se realiza desde la tuerca próxima al cuerpo, manteniendo sujeta la biela con la llave específica para fijar la posición correcta en la que, posteriormente, colocaremos los transmisores. La sujeción de estos con una brida a las bielas, uno de los escasos puntos mejorables del sistema, es el paso final. La primera vez, siguiendo las instrucciones al detalle y teniendo cuidado con los aprietes, el proceso requiere algo más de cinco minutos; en las siguientes ocasiones seremos capaces de hacerlo incluso en menos tiempo. Es uno de los principales valores de los pedales, que, a diferencia de otros potenciómetros, pueden utilizarse en diferentes bicicletas sin invertir demasiado tiempo en cambiarlos.

Cada pedal tiene en el interior de su eje dos circuitos de medición con cuatro galgas extensiométricas cada uno y un relé que mide la cadencia al calcular el tiempo que transcurre cada vez que el imán incorporado en los pedales da una vuelta completa. Cuando pedaleamos, nos explican desde Polar, la fuerza que aplicamos en los pedales dobla los ejes y hace que las galgas, ocho en total, se alarguen o acorten variando su resistencia. Así se puede calcular, además de la fuerza aplicada, la potencia generada en cada pedal de manera independiente y el balance entre las piernas, un dato interesante que, aunque normalmente no debería variar en más de un 2%, puede ayudarnos a detectar una posición incorrecta de pedaleo.

Una vez instalados, sólo tenemos que vincularlos con nuestro dispositivo e indicar la medida de nuestra biela para comenzar a recibir sus mediciones. Para complementar las pruebas realizadas, en las que no experimentamos datos extraños, como grandes saltos en las gráficas, ni pérdidas de comunicación entre los pedales y el V650, hicimos tres tests para comparar las mediciones en paralelo con una rueda montada con buje PowerTap G3. Los datos de las salidas, de las que puedes ver un ejemplo en la gráfica que adjuntamos junto a este texo, son casi idénticos, aunque las medias de potencia obtenidas con los pedales fueron ligeramente superiores. Como ejemplo, 6 W más en una salida de 55 minutos a una potencia normalizada de 266 W, una diferencia mínima que demuestra el alto nivel de fiabilidad de los sistemas actuales. Eso sí, por el momento, los Kéo Power son la mejor opción para aquellos que utilizan varias bicicletas, por su sencillo intercambio, y, sobre todo, para los que busquen la opción más ligera dentro de los medidores que ofrecen datos de las dos piernas, ya que sólo añaden 210 gramos respecto a los Kéo Blade 2 Ti, los pedales más livianos fabricados por Look.

LOOK KÉO POWER

Peso: 404 gramos (346 g pedales; 58 g transmisores)

Precio: 1.700 € (1.300 € versión Essential)

Incluye: Pedales, calas, llave allen de 8 mm, herramienta específica para sujetar el pedal durante el apriete y llave fija estrecha de 18.

Distribuidor: Polar Ibérica, 902 159 951.

Página Web de Polar 

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...