Bomba Cannondale Airport Carry-on

Una bomba de pie convencional, pero con Sistema de plegado que la hacen más fácil de transportar cuando viajamos. Diseño compacto, con manómetro y efectividad a la hora de inflar.
Jose V. Gisbert / Sergio Palomar / Joaquín Calderón - Fotografía: wwww.ojodepezfotografos.com -
Bomba Cannondale Airport Carry-on
Pruebas de material

Cuando viajamos con nuestra bici, a menudo algo tan simple como llevar una buena bomba que permita dejar los neumáticos en orden de marcha se convierte en un problema por el volumen que requieren las de taller; sobre todo, si el trayecto implica desplazarse en avión.

Por ello son varias las marcas que ofrecen modelos con la capacidad de una bomba de pie convencional, pero con sistemas de plegado que las hacen más fáciles de ubicar entre un equipaje habitualmente apretado. Nos ha llamado la atención esta Carry-on que nos trae la firma estadounidense por el buen equilibrio logrado entre diseño compacto y efectividad a la hora de inflar. Construida en aluminio, cuenta con un apoyo para el pie en la base que va unido a un pequeño manómetro. Ambas piezas rotan en diagonal para quedar alineadas con el cuerpo de la bomba reduciendo al mínimo el espacio ocupado.

En la parte superior la empuñadura también se pliega sobre el émbolo con la misma finalidad. Dejarla lista para funcionar es cuestión de segundos. La boquilla es doble, apta para válvulas schrader o presta. Su sistema de sujeción a la válvula es simple, sólo girando la tuerca que fija la boquilla. No tan rápido como la típica palanca, pero suficiente y funcional. A la hora de utilizarla, su base con sujeción para sólo un pie es más inestable de lo que estamos acostumbrados en otras bombas de taller, pero la efectividad de funcionamiento hace que no suponga ningún problema. Hemos necesitado apenas 37 bombeos para llevar una cubierta de 700x23 hasta los 8 bar de presión y 43 para alcanzar la misma cifra en un neumático de 25 mm. Si necesitamos más presión la bomba sigue teniendo capacidad, hemos alcanzado los 9 bar sin llegar a su límite y hemos parado ahí. Ya nos daba miedo sobrepasar el máximo marcado por las ruedas y cubiertas empleadas para la prueba, pero no dudamos que alcanzará perfectamente los 11 bar que declara.

Ninguna pega a un funcionamiento impecable en el que hay que destacar el manómetro de verdad, precisamente un elemento que suele ser el punto débil de este tipo de bombas de viaje. El único aspecto a pulir es la presencia de algunas piezas de plástico que afean un conjunto tan bien construido, como la rosca que fija la empuñadura en la posición de inflado. Un detalle que no afecta al funcionamiento, pero puestos a mejorar... También, tratándose de una bomba de viaje, sería útil contar con una funda de transporte que nos permitiera echarla en el maletero del coche sin temor a que se golpee. Por lo demás, es un modelo plenamente funcional que, por su buena capacidad, puede incluso sustituir al inflador de taller si en casa no andáis sobrados de espacio como para tener por medio más trastos de la bici.

CANNONDALE AIRPORT CARRY_ON

Precio: 59,90 €

Peso: 819 g

Dimensiones: Longitud 71,5 cm, diámetro máximo 4,8 cm

Distribuidor: espana@cyclingsportsgroup.com

Página Web de Cannondale

Te recomendamos

El 80% de la información que recibimos nos llega a través de los ojos... ¡Así que no ...

SKS organiza sus nuevas bolsas para bici en tres familias, y entre ellas, la de MTB e...

MMR estrena garantía de por vida: todos los cuadros y horquillas de sus modelos de ca...

La incorporación de los frenos de disco a las bicis más rápida del pelotón sigue impa...

Porque Mojácar tiene que estar en esa lista de Grandes Fondos que recorrer antes de m...

La nueva Quartz Aero Disc de BH es una auténtica bici todoterreno para afrontar rutas...