Prueba: Prologó Nago Evo Nack

Corte deportivo, peso ligero y ergonomía inmejorable
admin -
Prueba: Prologó Nago Evo Nack
Prueba: Prologó Nago Evo Nack

No es casual que el fabricante italiano Prologó se este abriendo un hueco importante entre los ciclistas más importantes del pelotón internacional: la gran labor de investigación, desarrollo y puesta en el mercado de los sillines más innovadores les ha facilitado su salto a la fama y la fantástica puesta en escena de sus productos, de la mano de celebridades del estilo de Fabian Cancellara o los hermanos Schleck no ha hecho sino mejorar su imagen de marca.

Con la denominación de Nago se ha bautizado a la gama de competición de los sillines Prologó, disponiendo de modelos para triatlón, contrarreloj o ruta bajo este epígrafe. En el caso del sillín que nos ocupa, el Evo Nack, se trata de uno de los modelos más específicos para las pruebas en línea de larga distancia ya que, sin renunciar a sus cualidades deportivas, aporta un grado de comodidad muy elevado.

 


En ruta

La estructura de la carcasa está elaborada con composite, recibiendo la inserción de los raíles de carbono (con Kevlar) en sendos alojamientos desprovistos de cualquier tipo de sistema de amortiguación. Con esta solución se evita que haya distorsión en la aplicación de fuerzas de transferencia durante el pedaleo intenso. Podríais llegar a pensar que va en detrimento de la comodidad pero, aplicando tecnología propia (Active Density), se ha dotado de un relleno de triple densidad al almohadillado interior, que permite una presión de los isquiones muy lineal en toda la superficie del sillín, tapizada con piel sintética, confeccionada con microfibra de alta resistencia al desgaste, de excelente tacto.

Sobre la bicicleta, las primeras pedaladas nos descubren un sillín que puede parecer incómodo pero, a medida que pasan los kilómetros, la adaptación es cada vez mejor. No es el sillín que recomendaríamos a un cicloturista pacífico, sin embargo, para ciclodeportitas o ciclistas que gusten de entrenamientos intensivos, es un compañero excelente de asfalto.

Un detalle de gran utilidad, es el aleteado rugoso con el que se remata la porción delantera, con el que se impide que el culote se resbale hacia delante cuando pedaleamos con cadencias altas y posición adelantada sobre la bicicleta.

 

Los datos

El Nago Evo Nack, sin batir ningún récord de ligereza, sólo pesa 163 gramos (verificado por nosotros, aunque en el catálogo reza 155) y sus medidas son generosas, no como otros sillines ligeros que son la mínima expresión de un asiento. La regulación longitudinal permite hasta 35 milímetros de avance o retroceso.

Para adaptarlo a cualquier tipo de estética, está disponible en blanco o negro.

El precio aproximado es de 169 euros.

 

Galería relacionada

Prueba: Prologó Nago Evo Nack

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Universitaria, soltero, familias, viajeros, ejecutiva… Sea cual sea tu perfil de vida...

Sabemos que no decís "no" a un reto y más si os puede llevar hasta la Garmin Titan De...

Proporcionar una posición cómoda sobre la bici y una gran absorción de las irregulari...

Mejoras en la aerodinámica, rendimiento y diseño a un nuevo nivel...

El sillín mítico, SLR evoluciona con una versión ultra ligera que se mantiene como la...

La Ronde Van Vlaanderen vivirá otro momento legendario durante los primeros días de s...