Zapatillas Mavic Comete Ultimate, máxima exclusividad (prueba)

Ponemos a prueba las exclusivas Comete Ultimate de Mavic, formadas por una carcasa externa de carbono con una rigidez espectacular y un botín interno, que han dado mucho que hablar antes de llegar a las tiendas por su obsceno precio: 1.000 €.
Sergio Palomar / Fotos: Rafa Gómez -
Zapatillas Mavic Comete Ultimate, máxima exclusividad (prueba)
Zapatillas Mavic Comete Ultimate, máxima exclusividad (prueba)

Aunque no sean pocos los productos de ciclismo con un precio desproporcionado, que unas zapatillas alcancen el obsceno y exclusivo precio de 1.000 €, argumentado por parte de la marca en el largo desarrollo que han requerido, en su peculiar construcción y en las ventajas de rendimiento que añaden, ha puesto en el candelero a estas Mavic Comete Ultimate que han dado mucho que hablar, incluso antes de que llegaran a las tiendas.

Ahora nos corresponde a nosotros decidir si valen lo que cuestan. De entrada, la elaboración es, como no podría ser de otra forma, de primerísimo nivel. Una carcasa de carbono, de un espesor finísimo pero a su vez de una rigidez como pocas veces hemos visto en las zapatillas que pasan por aquí sirve de alojamiento a un botín en el que se introduce el pie. Una estructura similar a la que presentan las botas de esquí y en donde Mavic puede aprovechar los conocimientos de Salomon, empresa también del grupo Amer Sports. La misma carcasa se utiliza para dos tallas, variando el ajuste según el botín y las dos plantillas de diferente espesor que incluyen de serie.

Para asegurar que nuestros pies se adaptan a las zapatillas y que la talla es la adecuada, Mavic ha creado un programa de test Riding is Believing con el que poder asegurarnos antes de realizar una compra tan importante. Nosotros aprovechamos la jornada de presentación de estas zapatillas celebrada en la tienda Mammoth de la localidad madrileña de las Rozas para probar cual era nuestra talla idónea antes de que nos enviaran la unidad de test. Lo primero que nos llama la atención al calzarla es el buen ajuste alrededor del pie. La carcasa de carbono es amplia de horma pero al ir el pie introducido en el botín que funciona como si fuera un guante no tenemos la sensación de que quede suelto. Aparte, la propia estructura envolvente de la carcasa de carbono junto a la rigidez de la misma mantiene el pie abrazado. La prueba es sencilla, podemos pedalear con los cierres completamente sueltos que el pie se mantiene en su sitio.

El apriete se lleva a cabo con un par de Ergo Dial II de cable elaborados por Mavic y que ya conocíamos de otros modelos. Su funcionamiento es sencillo con sólo apriete y liberación micrométrica en los que destaca la suavidad de accionamiento y la pestaña que permite desenganchar completamente el cable para facilitar el calzado. De todas formas, gracias al propio diseño de la estructura, no tenemos la necesidad de apretarlos con fuerza, tan sólo hasta notar una ligera presión, que por otra parte favorece la comodidad.

En marcha la sensación es como de estar pedaleando sobre una tabla, un aspecto que nos preocupaba ya que una rigidez excesiva, especialmente en la mitad trasera de la zapatilla puede ser fuente de sobrecargas y molestias en las plantas. Sin embargo, la libertad que el sistema carcasa/botín permite al pie las otorga un altísimo nivel de comodidad, y eso que nosotros somos, por contar con los pies bastante planos, bastante delicados en este aspecto.

No vamos a entrar a valorar las mejoras de rendimiento que afirma la marca que aportan, pero si es innegable que el acercar tanto el pie al pedal -tuvimos que bajar varios milímetros la altura del sillín para compensarlo- y la rigidez de primer nivel que ofrecen ponen este modelo, por lo menos, al nivel de otras tope de gama. La ventilación es un poco limitada al ser tan ceñido el botín aunque no supone un problema, al menos en las calurosas jornadas de 40 ºC en la Meseta. La presentación está al mismo nivel que el resto de las zapatillas incluyéndose una útil bolsa de transporte, unos calcetines de la marca y unos cubrezapatillas para los días de lluvia.

No cabe duda de que se trata de unas zapatillas excepcionales y muy bien fabricadas, pero pensando con el bolsillo ¿hacen algo que no hagan unas Specialized, unas Sidi o Bont por citar algunos de los objetos de deseo de los ciclistas? Entre sus pros respecto a estas están, como decimos, la adaptabilidad a un gran número de pies que garantizan casi de entrada la comodidad. En el punto negativo hay que citar la fragilidad de su estructura. No es que no resistan el uso diario, que lo hacen, pero tener que caminar con ellas cuando paramos a mitad de ruta es algo que duele en el alma. De hecho, nosotros decidimos forrar nuestra unidad de prueba con vinilo para evitar dañarlas. Realmente, nos han encantado por lo que decimos, no muchas se adaptan tan bien a nuestros pies y, de hecho, se han convertido en una de nuestras preferidas, pero si las tuviéramos que comprar… su precio las convierte en una pieza exclusiva sólo al alcance de aquellas economías muy saneadas.

Mavic Comete Ultimate

Precio: 1.000 €

Peso: 227 g (talla 44)

Tallas: 40 a 47

Incluye: Bolsa de transporte, plantillas en dos grosores, cubrezapatillas, calcetines.

Distribuidor: Mavic, +34 917909974

Página web de Mavic

Te recomendamos

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Si quieres estrenar coche nuevo, ésta es tu oportunidad: participa en Best Cars 2019,...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...