Prueba: Zapatillas Merida Road ATOP Carbon

Equipada con suela de carbono, cierre ATOP e hilo de kevlar para un gran ajuste, el modelo tope de gama de Merida ofrece un precio más razonable que el de muchas de sus principales competidoras.
Joaquín Calderón / Fotografía portada: www.cesarlloreda.com -
Prueba: Zapatillas Merida Road ATOP Carbon
Pruebas de material

La competencia obliga a mejorar y, en un mercado con tantas opciones como el de las zapatillas de ciclismo, siempre es positivo encontrar modelos con innovadoras soluciones. Merida, el mayor fabricante de bicicletas del mundo, presenta su nueva colección de zapatillas con las Road ATOP Carbon como tope de gama, por encima de una versión con el mismo diseño pero con una suela fabricada nylon y reforzada con fibra de vidrio.

Como indica su nombre, Merida ha confiado la sujeción principal en su zapatilla a un cierre micrométrico ATOP situado en la parte alta del empeine que se complementa con un cierre de velcro en la inferior, con el que se mejora el apriete en la zona próxima a los dedos. Pese a que se trata de una horma media/ancha, en comparación a otras que han pasado por estas páginas, el cierre ATOP cumple con creces y el hilo de Kevlar puede ajustarse tanto como queramos para no perder la sensación de transmitir toda la potencia a nuestros pedales. Para la fabricación de sus nuevos modelos, Merida ha elegido un material sintético bautizado como Clarino, complementamente microperforado y que, además de conseguir una estética exclusiva, garantiza la ventilación de la parte superior del pie. Dos pequeñas aberturas en la suela, una a la altura de los dedos y otra en el talón, aseguran la entrada de aire en la zona inferior de la zapatilla, aunque quizás resulten un poco escasas para los que están acostumbrados a modelos con grandes rejillas -que, como contrapartida, las hacen improductivas en invierno-.

La sujeción en la parte posterior del pie es uno de los puntos fuertes de este nuevo modelo, en el que se ha utilizado un material antideslizante que garantiza que ni el tobillo ni el talón se muevan al pedalear. A algunos usuarios puede resultarles un poco incómodo nada más calzárselas porque el generoso acolchado aumenta ligeramente en el talón, aunque, después de comprobar su sensación de solidez, el breve proceso de adaptación -apenas un par de salidas- merece la pena con creces.

El gigante taiwanés no se ha olvidado de la seguridad y sus nuevas zapatillas incluyen en el talón su logo como elemento reflectante, una ayuda para ser visibles en condiciones de baja luminosidad. El razonable precio de la versión con suela de carbono, muy inferior al de otras zapatillas de gama alta, las sitúan como una buena opción para aquellos que buscan unas prestaciones de gama alta sin comprometer su economía. Sólo hemos encontrado un aspecto a mejorar: la suela, compatible con calas Look, Shimano y Speedplay -para las últimas es necesario el adaptador incluido al comprar los pedales-, no tiene grabadas las habituales guías que sirven como referencia para colocar las calas, lo que nos obligará a ser más cuidadosos e invertir un poco más de tiempo para instalarlas en la posición correcta.  

MERIDA ATOP

ROAD CARBON

Precio: 175 €

(109,99 € con suela de nylon)

Peso: 509 gramos (par)

Colores: Negro y blanco/negro.

Tallas: 40 a 47

Página Web de Merida  

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...