Alaphilippe regresa a 'sus montañas'

El francés encabeza la alineación de Deceuninck-QuickStep para el Dauphiné, donde el año pasado acabó como el mejor escalador.

CaF/Deceuninck-QuickStep Team Media Relations. Foto: Deceuninck-QuickStep

Deceuninck QuickStep en Critérium du Dauphiné
Deceuninck QuickStep en Critérium du Dauphiné

La carrera francesa, que tendrá lugar entre el 12 y el 16 de agosto, no incluye etapa contrarreloj, sino que contará con una serie de exigentes etapas de montaña, lo que la convierte en una preparación perfecta para el Tour de Francia. Partiendo de Clermont-Ferrand, la capital del departamento de Puy-de-Dôme, con una etapa ondulada hasta Saint-Christo-en-Jerez, donde ya se espera un final selectivo, la carrera se dirigirá a las montañas desde el segundo día, cuando los corredores afrontarán la primera meta en alto, en el Col de Porte (17,5km, 6,2%), el jueves 13. Saint-Martin-de-Belleville (14,8 km, 6%), el viernes 14, y Megève (sábado y domingo), donde la lucha entre los hombres de la general tendrá que resolverse.

Uno de los grandes protagonistas de la edición del año pasado, cuando su combatividad le ayudó a ganar una etapa y llevarse a casa el maillot de lunares, Julian Alaphilippe, liderará las aspiraciones del 'Wolfpack' en el 71º Critérium du Dauphiné. Subcampeón en Milán-San Remo, donde su ataque en el Poggio provocó el movimiento clave de la carrera y le trajo un quinto podio en un monumento, Alaphilippe se unirá en la salida a Kasper Asgreen, Rémi Cavagna, Tim Declercq, Bob Jungels, James Knox y el neo-profesional Mauri Vansevenant, que debutará en una carrera del WorldTour.

El director deportivo del equipo, Tom Steels: “Dauphiné será una carrera muy dura, quizás una de las más duras de esta temporada: cinco etapas, cinco finales cuesta arriba, y con cuatro de estas etapas bastante cortas, significa que se correrá rápido desde el principio. El fin de semana será particularmente duro, cada uno de los dos días con 4.000 metros de desnivel, lo que podría dar lugar a grandes diferencias en la clasificación. Tenemos un equipo fuerte y esperamos ganar una etapa, pero también que los ciclistas salgan de la carrera con buenas condiciones y sensaciones”.

Esta decisión de llevar a Julian Alaphilippe al Dauphiné, abre la puerta definitivamente a la presencia de Remco Evenepoel como líder del equipo en Il Lombardia, el próximo sábado 15 de agosto, coincidiendo con la penúltima etapa de la carrera francesa.

 

Alaphilippe: "No me imagino un Tour de Francia sin público"

Relacionado

Alaphilippe: "No me imagino un Tour de Francia sin público"