Cafe Roubaix, un embarazoso conflicto para Specialized

Las redes sociales se vuelven en contra de Specialized por tratar de defender sus derechos sobre la marca "Roubaix" ante el propietario de una pequeña tienda de ruedas y componentes canadiense.
Ciclismoafondo.es -
Cafe Roubaix, un embarazoso conflicto para Specialized
Cafe Roubaix, un embarazoso conflicto para Specialized

En pocas horas, Dan Richter pasó de ser el anónimo propietario de una pequeña tienda de bicicletas en Alberta, Canada, a estar en las páginas de un periódico canadiense,  “The Calgary Herald”, que le lanzó a ser noticia en todas las publicaciones ciclistas del mundo debido a la difusión que adquirió posteriormente en las redes sociales su enfrentamiento con uno de los fabricantes de bicicletas más importantes del mundo, Specialized.

Ritcher vendía juegos de ruedas personalizados además de componentes bajo el nombre de “Café Roubaix”, nombre de la tienda, hasta que este verano recibió una carta de Specialized exigiéndole que cambiara la denominación de la tienda y cesara en su actividad pues estaba comercializando material ciclista bajo la marca “Roubaix” de la cual Specialized tiene los derechos exclusivos en Canada y EEUU para el ámbito ciclista. ASI (advanced Sports International), socio de la marca de bicicletas Fuji (que lleva fabricando bicicletas con la denominación "Roubaix" desde 1992) y propietaria mundial de los derechos sobre la marca “Roubaix”, tiene un acuerdo con Specialized para que está explote la marca en estos territorios.

Lo que debería haber sido una simple disputa legal, se ha complicado terriblemente para la marca californiana pues la carta en la que demanda sus derechos sobre la marca “Roubaix” a la pequeña tienda de Dan Richter ha sido filtrada y publicada en las redes sociales generando gran indignación en la opinión pública desde el pasado fin de semana. El incidente se ha convertido en todo un símbolo de los aspectos negativos de la cultura corporativa y su afición a emplear a sus abogados contra pequeños propietarios de comercios indefensos. La situación ha generado el doble de indignación pues muchos aficionados se preguntan como un fabricante puede apropiarse de una palabra con un sentido tan especial para la comunidad ciclista como “Roubaix”.

La compañía en principio solo ha defendido su marca y su derecho a protegerla tal y como argumentaba Larry Koury, Director General de Specialized en Canada. Por su parte, Richter afirmaba que él no sabía que una palabra como “Roubaix”, que hace referencia a una ciudad francesa, pudiera ser registrada como marca por no hablar del uso generalizado en el mundo ciclista del término. “Pensé que podía utilizar libremente Roubaix” se defiende Dan Richter.

El derecho sobre una determinada marca se basa en evitar la probabilidad de confusión, algo en lo que un aficionado al mundo de las dos ruedas podría caer, pues podría pensar que unas ruedas Roubaix pueden proceder del mismo que elabora los cuadros Roubaix. Sin embargo, como afirman varios abogados, la marca es débil, puesto que muchas otras empresas han fabricado un montón de productos de diversa índole bajo esta misma denominación. No es como si hubiera comercializado bajo la marca Adidas o Nike, que son marcas fuertes, porque solo existe una.

El apoyo casi unánime de las redes sociales, donde la noticia se ha convertido en un fenómeno viral, a Dan Ritcher, un veterano de la guerra de Afganistan con un trastorno por estrés postraumático por lo vivido en la batalla que no contaba con fondos para hacer frente al caso, a buen seguro que ha influido en la decisión de permitir a Ritcher continuar con su actividad. El propio propietario de Café Roubaix confirmaba que tuvo una agradable conversación con Mike Sinyard, fundador y presidente de Specialized) donde le comunicó la buena nueva. "Tuve una gran conversación con Mike Sinyard hoy, y estoy feliz de que todos sepan que las cosas van a seguir yendo bien para nuestra tienda", dijo Richter.

Patrick Cunnane, director general de ASI que además añadió que se encuentran en el proceso de notificar que “Specialized no tiene la autoridad, como parte del acuerdo para la concesión de la licencia de uso de la marca, para detener a Dan Richter en el uso del nombre Roubaix en sus productos. ASI, que es quien tiene la autoridad para oponerse a la utilización por el Sr. Richter del nombre, comprende la importancia de proteger el nombre de nuestros modelos, pero aun así creemos que el Sr. Richter no tenía la intención de que los consumidores confundan sus productos con nuestra bicicleta de carretera Roubaix.”

Independientemente del resultado final del conflicto, resulta reseñable como las redes sociales y su capacidad para difundir noticias a gran velocidad e influir en la opinión pública han cambiado las reglas de juego, pues ahora mismo, Specialized puede haber dañado en cierta parte su imagen de marca cuando, precisamente, trataba de defenderla frente a un pequeño individuo que tenía todas las perder.

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...